Ir a portada
CHILE

Chile y el estallido popular

Todo comenzó cuando un grupo de estudiantes manifestando su disconformidad ante el aumento de boleto subieron maxivamente al Metro y no lo pagaron. El poco tacto del gobierno que apeló a la represión militar conmocionó a todo Chile y a  América Latina. Instaló medidas de excepción, toque de queda, estado de sitio. Esa fue la respuesta hacia un pueblo que lucha contra el hambre. Mientras el gobierno apelaba a la violenta represión con el Ejército y los tristemente célebres Carabineros los estudiantes convocaron al movimiento popular chileno a ocupar los lugares públicos, las ciudades de todo el país. La población respondió. Ell problema estudiantil ahora se transformó e incluyendo a la población cuestionó al gobierno, a la política económica neoliberal, a la miseria de los salarios, a la situación de hambre de los pobres, a las privatizaciones (salud, vivienda, agua, etc.) a que un 14% de ricos y las multinacionales se apoderaran de la riqueza llevando al pueblo a la indigencia (incluidas, las comunidades indígenas). Todo se difundió por las redes. Chile despertó porque resistía, porque denunció permanentemente la represión militar y el despojo del neoliberalismo. Se demostró un gran acierto del movimiento inicial y la rebeldía ganó las calles. No se quedó en la reivindicación, levantó la denuncia política enseñando a toda America latina las consecuencias nefastas de las políticas neoliberales.. Así pues, la claridad del movimiento social chileno le permitió no quedarse en lo puntual y abrió la lucha a toda la población otorgando profundidad a su lucha. Vimos en los videos a las amas de casa explicando los sacrificios para comer todos los días, como viven, la super explotación del trabajo, quedarse sin salud, con viviendas precarias. La claridad en el cuestionamiento al gobierno como el orquestador de la política económica neoliberal. No hubo solo crítica sino que construyeron sus propias organizaciones de asambleas, de discusion abierta, cara a cara, de una gran y fantástica actividad cultural conjunta con la población tomando las calles. Los pobres, los "sumergidos" tenemos nuestra propia cultura. Los pueblos en el mundo han tenido muchas derrotas y de ellas se sale aprendiendo de los errores, autocriticándonos, resolviendo entre todos, desconfiando de las élites: las económicas y las políticas al servicio del capitalismo. No olvidar el camino trazado por los primeros libertadores en América Latina: LOS PUEBLOS DEBEN SER LIBRES. Chile despertó es vuestra consigna abriendo camino. América Latina y el pueblo oprimido del mundo, tarde o temprano, la hará suya. Gracias pueblo chileno por esta magnífica enseñanza.

Marxito
Montevideo
27 de octubre de 2019

Alternativas ha publicado este artículo con el permiso del autor

     n° 516

31/10/2019

Frida Khalo