Semanario ALTERNATIVAS

Ir a portada

La Farándula Política.




La Farándula Política. Escribo estas líneas mientras estoy sin agua, como la gran parte de la ciudad (o aun con problemas en el suministro). ¿Es posible, así, sobre el pucho, imaginar como se sienten los uruguayos que no tienen este suministro día tras día tras día debido a la desigualdad social, a la pobreza, a la indigencia? (A mi me sirve para pensar y repensar en cosas como esas…)

Mientras tanto, sigue sin llover, continúa la sequía, hay un sol que raja la tierra… y pocas perspectivas de que esto cambie. El dengue cierne su sombra en nuestra propia ciudad.

Y, al mismo tiempo, La Farándula Política -como bien define la tercera acepción del diccionario de la Real Academia Española: f. despect. Arg., Cuba, El Salv., Ur. y Ven. Mundillo de la vida nocturna formado x figuras de los negocios, el deporte, la política y el espectáculo.-, sigue su errático curso.

Chacho Álvarez, ex vicepresidente argentino, se engancha con Solita Silveira (te digo, el mejor puesto que consiguió, incluso mejor que el del Mercosur...); ya Sarkozy, el actual presidente francés se había enganchado a la modelo y cantante Laura Bruni, con lo cual no es mucha la novedad.

La novedad la puso el ex Obispo del Paraguay, el ex Monseñor Fernando Lugo, hoy en ejercicio de la presidencia del Paraguay, que imagináte que presidencia que hará. Hasta ahora van tres hijos que le salen para ser reconocidos de su época de eclesiástico… ¡¡La verdad, que se ataje todo el Paraguay que este hombre ya no tiene votos de castidad que cumplir!! (Vergonzoso, realmente.) (Y una buena reflexión: las denuncias que caen ahora que es presidente demuestran claramente como el dogma de la Iglesia católica es más fuerte que los dogmas políticos.)

En estos últimos días chismes de la reunión del G20: El diario 'Libération', transcribe los apuntes anotados textualmente en un cuaderno x uno de los 24 parlamentarios invitados a una reunión. Sintetizando: Nicolas Sarkozy no considera a José Luis Rodríguez Zapatero un tipo inteligente. Se lo dijo en tono confidencial a los parlamentarios de la izquierda y de la derecha que recibió en el Elíseo. Estaban convocados para tener noticias de primera mano sobre la cumbre del G20 y sobre los pormenores de la crisis, pero hubo lugar a otros suculentos particulares. Cuando el jefe del Estado y los comensales se empleaban con los postres, Sarkozy sacó pecho para celebrar ante los presentes que Zapatero le había copiado el proyecto de reformar la televisión pública (miren en que temas andan estos nenes).

-"El Gobierno español acaba de anunciar la supresión de la publicidad de las cadenas públicas. ¿Saben a quién han puesto de ejemplo?", se pregunta Sarkozy delante de los 12 senadores y los 12 diputados que asistían al almuerzo.
-"Pueden decirse muchas cosas de Zapatero", responde el socialista Henri Emmanuelli con solidario entusiasmo.
-"Puede que no sea muy inteligente", objeta Sarkozy. "Pero yo conozco a personas que eran muy inteligentes y que no han llegado a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales".
(Naturalmente, el anfitrión se refiere a Jospin, adelantado x Le Pen en los comicios de 2002, aunque el mayor interés del párrafo entrecomillado concierne al modo en que el presidente francés cuestiona las luces del jefe del Gobierno español.)

De hecho, Sarkozy se sincera: elogia durante los postres a Silvio Berlusconi xque el jefe del Estado francés le atribuye el mérito de haber obtenido un claro entusiasmo plebiscitario: “X mi parte, en mi carrera política me he cruzado con personajes que se creían más inteligentes y tenían más estudios que yo… Lo importante de una democracia es ser reelegido. Miren a Berlusconi. Lo ha logrado tres veces". (Eso es lo que realmente interesa.)

De Barack Obama, Sarko tiene una opinión suavemente positiva: "Es un espíritu sutil, muy inteligente y muy carismático. Pero sólo lleva dos meses elegidos y nunca ha gestionado un ministerio. Hay distintas cuestiones sobre las que todavía no ha expresado una opinión".

De la canciller germana Angela Merkel opinó: "En cuanto se ha dado cuenta del estado de los bancos y de la industria del automóvil no ha tenido otra posibilidad que seguir mi posición" (que no es otra que la de meterles guita a costilla de la gente, como se hace siempre).

(Sarkozy me hace acordar al Peter Sellers de “Dese el Jardín”, del genial escritor polaco Jerzy Kosinski. En este sentido, Libération, atinadamente, tituló esta nota como “EL Maestro del Mundo”.)

Siguiendo esta línea farandulística, dos o tres noches atrás me veo a Lilita Carrió x el cable que, sosteniendo como siempre su critica a Menem, Duhalde, los Kirchner y el Peronismo en general, el neoliberalismo y todos los males que han arrasado a su República (casi los mismos que a nosotros); se muestra sentada al lado -mientras insistía en mantener este discurso critico-, de su candidato a las legislativas adelantadas x el kirchnerismo: nada más ni nada menos que un nene de mamá, Alfonsito Prat Gay, de derechas el niño, compañero generacional del muchachito aquel que fue Ministro de Economía de Cristina Kirchner (Martín Lousteau), compañero de él, incluso, en la consultora APL (de Pedro Lacoste y el propio Prat Gay); y, lo más importante, ex ejecutivo de JP Morgan y ex Presidente del Banco Central en la era Duhalde… ¿Qué tal? ¿Hacia donde va Lilita ahora? (Ya podemos imaginar adonde, pero causa gracia escuchar a Alfonsito definirse de centro izquierda…)

Para terminar, recién me entero -según tengo entendido-, que el cierre de la recolección de firmas para anular la Ley de Caducidad incluiría un discurso del Pepe Mujica, quien, desde que asumió Vázquez se sumó a la línea oficialista de no rever la ley, compromiso que tomó como propio al decir que todo iba a terminar cuando se murieran todos… y ahora resulta que sería él, el encargado de decir unas palabras y apoyar la entrega de firmas… (La verdad es que creo que gana más Mujica-candidato que los derechos humanos con esta decisión, naturalmente electoralista.)

En fin… nuestra intención no será otra que la de hacer aparecer en la práctica una línea divisoria entre los que quieren más de lo que existe y los que ya no quieren más.

Como dijo el poeta maldito Francois Villon, “quien quiera ser feliz, que lo sea; del mañana no hay certezas”.

DanielFigares

 

Fuente: MontevideoPortal