Portada
CHILE

Bafona en inédita gira benéfica por Canadá: ¿Un beneficio para quiénes?

Por : Gaston A. Ancelovici 

portada-bafonacanada

El Ballet Folclórico Nacional está en medio de una gira por Canadá y el dinero que recaude será destinado a reparar una escuela rural de Marchigüe dañada por el terremoto. El autor de esta columna de opinión entrega datos que indican que no está claro cómo se cumplirá el objetivo benéfico del tour y estima que el diseño de la gira, en sociedad con empresas canadienses que operan en Chile, resultaría más provechoso para esas firmas y algunas entidades de beneficencia canadienses que para la reconstrucción.

Trascurrido más de 19 meses desde el terremoto del 27/F, se anunció a mediados de septiembre una gira cultural-benéfica del Ballet Folclórico Nacional de Chile (Bafona) por siete ciudades canadienses. El tour comenzó el 28 de septiembre y está en pleno desarrollo, pues culmina el 21 de octubre.

El escenario escogido por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) para despedir al Bafona en su viaje a Canadá fue el Museo Histórico Militar. La ceremonia -presidida por el ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, y con la presencia de la embajadora de Canadá en Chile, Sarah Fountain Smith, y autoridades militares- estuvo animada por la presentación de extractos de las obras que serían parte del programa de la gira. El ministro señaló que: “Bafona no sólo dará a conocer lo mejor de nuestros bailes y tradiciones musicales (…) las ganancias de sus presentaciones en Canadá financiarán la reparación de la escuela Nóbeles de Chile, de la comuna de Marchigüe, que resultó seriamente dañada, y cerca de 200 niños podrán volver a tener condiciones dignas”.

El tour cuenta con el patrocinio del CNCA, del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Fundación Imagen de Chile y de la embajada y los consulados chilenos en Canadá. Fue organizado por “Together for Chile”, organismo sin fines de lucro constituido por canadienses de origen chileno de Calgary que apoya a damnificados por el terremoto. Esta entidad trabaja con dos importantes entidades de beneficencia canadiense: la Calgary Foundation, que recauda fondos y otorga “Recibos de Créditos de Impuestos” a los donantes para que descuenten tributos, y la Habitat for Humanity-Canada, un ministerio cristiano que desarrolla programas sociales habitacionales. Como patrocinadores se sumaron empresas canadienses con fuerte presencia en Chile, tales como: AIR CANADA, las compañías mineras GOLDCORP, TECK, QUADRAFNX MINING LTD y ERCO WORLDWIDE, junto a SNC-LAVALIN, SCOTIABANK y RIM (Blackberry).

Dicho en pocas palabras, estamos frente a un inédito proyecto de “joint-venture” entre el gobierno de Chile, el mundo empresarial, fundaciones de beneficencia y otras entidades sin fines de lucro, todas con sede en la Provincia de Alberta (Canadá).

La iniciativa fue acogida por siete salas de espectáculos y eventos culturales de gran renombre en cada una de las ciudades donde se anunció al Bafona (Northern Alberta Jubilee Auditórium, de Edmonton; EPCOR Centre for the Performing Arts, de Calgary; Queen Elizabeth Theatre, de Vancouver; Palais Montcalm, de Québec; Place des Arts, de Montreal; Centrepointe Theatre, de Ottawa, y SONY Centre for the Performing Arts, de Toronto).

Las expectativas son considerables. El CNCA y “Together for Chile” estimaron un público total cercano a los 15 mil espectadores. Eso permitiría recaudar entre US$200 mil y US$300 mil por concepto de boletos, cuyo precio unitario fluctúa entre US$40 y US$70. Los dineros recaudados serán administrados por la filial chilena de “Habitat para la Humanidad”, que supervisará las reparaciones de la escuela municipal “Nóbeles de Chile”.

Con todos estos antecedentes, sumados a aquellos que se pueden encontrar en el sitio webBafonatour.com (solo en inglés), salta a la vista que esta gira fue concebida y tiene las características de una operación de relaciones públicas (imagen-país) de carácter filantrópica y cultural, contando con medios económicos, promoción y publicidad, como nunca se había visto para un evento artístico-cultural proveniente de Chile que visita Canadá. Muy diferentes fueron las presentaciones que hace unos años realizó en algunas ciudades canadienses el Ballet Folclórico de Chile (Bafochi), marcadas por una concepción de “embajada cultural”.

A pocos días de la llegada del Bafona a Canadá, se supo a través de importantes medios canadiense que la empresa ATCO Structures & Logistics (Calgary) concertadamente con Together for Chile, invitaron a dos de los 33 mineros rescatados en 2010 -Franklin Lobos y Omar Reygadas-, para promocionar la gira del ballet. Ambos recorrieron a fines de septiembre las ciudades donde se presentaría el Bafona, dando conferencias de prensa y entrevistas. A través de sus testimonios ambos mineros implícitamente promocionaron a la empresa chilena Tecno Fast ATCO S.A., asociada con ATCO, que donó 33 unidades modulares que sirvieron para efectuar las evaluaciones médicas y albergar a los familiares de los mineros después de su rescate.

La manera como fue concebida esta gira, esencialmente un “joint-venture” entre entidades gubernamentales chilenas, el sector privado y organismos de beneficencia canadiense, pone en evidencia que fue articulada de manera tal que las comunidades chilenas en las siete ciudades donde el Bafona hace sus presentaciones fuesen sujetos pasivos, considerándolos sólo como potenciales espectadores.

La gira-benéfica del Bafona, compuesta por 38 miembros, debe tener importantes costos de producción, tales como transporte aéreo Chile-Canadá-Chile y entre las siete ciudades canadienses, hospedaje, alimentación y traslados terrestres. Un cálculo estimativo indica un costo total superior a US$160 mil (más de la mitad de lo que esperan recaudar los organizadores), muy probablemente cubierto por las donaciones de las empresas patrocinadoras canadienses, las que podrían haber obtenido un “Recibo de Crédito de Impuestos” otorgado por la Calgary Foundation.

De la escuela rural “Nobeles de Chile”, poco o nada se explica en la publicidad de la gira-benéfica. Solo se menciona que las ganancias financiarán su reparación. A través de un intercambio de correos electrónicos con Luis Alejandro Fuenzalida, el director de esta escuela desde hace 20 años, descubrimos que Nobeles de Chile es un establecimiento municipal con enseñanza parvularia y básica, situado en Rinconada de Alcones, comuna de Marchigüe. La escuela resultó dañada por el terremoto, que dejó algunas de sus salas inutilizables y otras con filtraciones. Cuenta con 12 profesores y no más de 200 alumnos. En 2006 se destacó al obtener sobre 300 puntos en la prueba Simce, pasando a ser la mejor escuela municipal evaluada del país.

En la medida que uno va comprendiendo el sentido que ha querido dársele a esta gira-benéfica, surgen muchas interrogantes y vacíos de información sobre sus objetivos: reunir dineros para reparar solo una escuela que fue dañada por un terremoto que ocurrió hace 19 meses. Se perfila una pregunta de fondo: ¿A quiénes beneficia realmente una gira de estas características?

1. No se encontró ninguna información que precise los aportes de las empresas canadienses patrocinadoras del evento. Estas corporaciones que operan en Chile podrían perfectamente haber hecho alguna contribución directa para la reconstrucción de una o más escuelas. Un ejemplo implementado por la empresa minera Anglo American, que en 2010 hizo una contribución de cinco mil millones de pesos (unos US$ 10 millones) para la construcción de seis escuelas modulares para 200 alumnos cada una de diseño canadiense, fabricadas por TecnoFast-ATCO S.A. a un costo unitario de 90 millones de pesos (cerca de US$180 mil).

2. ¿Por qué recaudar fondos para la reparación o reconstrucción de solo una escuela rural municipal dañada por el terremoto? ¿Quiénes asesoraron a Together for Chile para determinar qué región y comuna requería de apoyo en el área de infraestructura educacional? ¿Cómo se procedió y con qué criterios se escogió una escuela municipal en la Región de O’Higgins y por qué en Marchigüe? ¿Qué factores se consideraron para que Habitat para la Hunmanidad-Chile fuese la entidad que supervise las reparaciones?

3.- Existe mucha documentación sobre la magnitud del desastre provocado por el terremoto en el sector Educación, que significó que más de seis mil escuelas quedaran con su infraestructura seriamente dañada. En la Región de O’Higgins el Ministerio de Educación identificó 108 escuelas municipales con daños severos.

4. Por documentos gubernamentales y artículos de prensa, supimos que en octubre de 2010 el Ministerio de Educación y la Secretaria Regional Ministerial de Educación firmaron convenios de reparación de escuelas con alcaldes de 16 comunas de la Región de O’Higgins, los que ascienden a $1.300 millones, con 34 proyectos adjudicados a escuelas municipales a reparar. Cuatro de ellas corresponden a la Comuna de Marchigüe: el Liceo Instituto Cardenal Caro (con $1.822.836) y las escuelas Pailimo (con $ 2.508.989), América (con $ 2.233.385) y Nóbeles de Chile (con $4.876.606, equivalentes a unos US$10 mil). Esta información oficial confirma que las reparaciones de la escuela Nóbeles de Chile fueron financiadas, existiendo aún en la Región de O’Higgins más de 50 escuelas municipalizadas no reparadas.

5. Con todos estos antecedentes, creemos necesaria una aclaración y explicación de los criterios que consideraron los gestores y patrocinadores de esta gira-benéfica para escoger la escuela Nóbeles de Chile. En consecuencia, es urgente que los organizadores precisen que destino tendrán aquellos US$200 mil a US$300 mil que aspiran recaudar.

6. Dentro de este contexto, no se cuestiona al Ballet Folclórico Nacional, elenco con una trayectoria de 46 años que ha contribuido al rescate, difusión, conservación y valoración, de la cultura tradicional y popular chilena. Estas observaciones no apuntan a desacreditar esta gira, sino a hacer públicos, responsablemente, los antecedentes recopilados, apuntando a que eventos culturales como esta gira-benéfica sean ejemplares y transparentes, pues así lo han practicado siempre las diferentes comunidades chilenas en Canadá, que jugaron un importante rol al sensibilizar a la opinión pública canadiense sobre la magnitud de la catástrofe del 27/F. Aquel apoyo solidario permitió recolectar muchos miles de dólares, siendo informado a qué se destinaron esos fondos y cómo fueron administrados por organismos tales como la Cruz Roja canadiense, Un Techo Para Chile y otros.

 

Fuente: http://ciperchile.cl

   
N°190---21/10/2011
/body>