Portada
POESIA

 - Casi tú

Rueda el tiempo. Ya casi no te espero.
Aunque sigue surgiendo tu figura
de entre las sombras, sobre la frescura
del agua azul, o al pie del limonero. 

Formas hay que se van por el sendero
de un silencio maldito que fractura
la urdimbre de nuestra íntima armadura,
y a veces nos visitan de ligero. 

Tu forma, no sé ya si me frecuenta
en las horas oscuras, o se asienta
sedosa en las esquinas de mi vida.

Sin tú saberlo, le hablo, la retengo,
va donde voy, y viene donde vengo,
es casi tú, curándome la herida.

Los Angeles, 30 de mayo de 2011

 

Francisco Alvarez Hidalgo

 


 

los errores me salvan (a paco urondo)

("Poética en griego quiere decir acción, 
y en este sentido no creo que haya demasiadas 
diferencias entre la poesía y la política")
Fue apuñalado por una rosa
-y como en Federico 
o Roque Dalton-
en lugar de sangre
broto de su pecho
un derrame de letras
y de palabras
vocales y
consonantes
como fuego ardiendo
como Comuna revolucionaria
como patria fusilada
un 22 de agosto
("Los gatos
por la noche aúllan como tambores
derrotados, 
viejos, fúnebres, inmensamente buenos;
la muerte los asiste, la eternidad vela por ellos,
la memoria nunca abandona; los errores me salvan")
Un vino de color rojo intenso
para el olvido del borracho
un sol sonriente
de los Andes
los picos nevados resistiendo
al viento y la soledad
(“Del otro lado de la reja está la realidad, de
este lado de la reja también está
la realidad; la única irreal
es la reja”).
Una mujer sangrando
huye y observa;
unos hombres oscuros
de rostros tallados
por una mano de hierro
buscan en el asfalto 
el rastro del enemigo
-siniestros burócratas de la muerte-
dan el tiro de gracia 
(“Si ustedes lo permiten,
prefiero seguir viviendo”).

 

Publicado por ateo

 

   
N°185---16/09/2011