Portada
ECUADOR

CRÍMENES CONTRA LA NATURALEZA Y COMPLICIDAD DEL ESTADO: EL CASO DE UNA EMPRESA CEMENTERA EN ECUADOR

                                     

PERVERSOS VERSOS DE LA MINERÍA

CRÍMENES CONTRA LA NATURALEZA Y COMPLICIDAD DEL ESTADO: El caso de una empresa cementera en Ecuador

Carlos Zorrilla

El año pasado, la empresa multinacional francesa Lafarge[1], con su planta de procesamiento de cemento en Otavalo, elaboró y vendió aproximadamente 20 millones de sacos de cemento (cerca de un millón de toneladas). Eso le generó millones de dólares ingresos en ventas y, por cierto, cuantiosas utilidades. El costo ambiental para generar dicha riqueza, sin embargo, ha sido -y sigue siendo- inaceptablemente alto, según reportes oficiales y testimonios de los pobladores lugareños. Esto contrasta con las declaraciones del gerente general de Lafarge, Charles Law, quien afirma que la seguridad social y ambiental son prioridades para la empresa.[2] Y por supuesto es evidente la poca o ninguna preocupación gubernamental sobre estos problemas. 

Los datos de la auditoría ambiental llevada a cabo a fines del 2010 de las operaciones de la mina de caliza de Lafarge ubicada en la Zona de Intag, provincia de Imbabura hablan por sí solos. Explota más de 900.000 toneladas de caliza anualmente. 

La auditoría señaló la existencia de varios pasivos ambientales que afectan a la biodiversidad, al agua y al paisaje. Recordemos que la caliza es la principal materia prima para producir cemento. El trasiego de la piedra caliza (botadura de la caliza por la ladera hacia el río El Quinde), la ubicación de su escombrera de estériles, la cual se ubica demasiado cerca a una quebrada, representan un alto riesgo de deslave. 

El pasivo ambiental más nocivo es la destrozada ladera que se ha utilizado durante décadas para lanzar las piedras cuesta abajo con la finalidad de ahorrarse dinero. Esto presenta un alto riesgo para la seguridad personal, según la auditoría, pero se sigue realizando. La acción para corregir la situación sugerida por los autores de la auditoría ambiental le costará cerca de 10 millones de dólares a la empresa, y consiste en construir un túnel vertical, o chimenea, para dejar de utilizar la ladera. La construcción de la chimenea debió iniciarse en enero a marzo del 2011. 

El tercer pasivo ambiental detectado fue la presencia de maquinaria abandonada al lado del río Quinde, que ha sido, y sigue siendo, una fuente de contaminación. Igualmente se encontró preocupantes niveles de contaminación de fenol río aguas abajo de las operaciones provenientes de combustibles y/o grasas y aceites. El fenol proviene de hidrocarburos y aceites, y es un tóxico muy peligroso para la salud. Además de la gravísima contaminación, los auditores encontraron que la empresa incumple varias leyes al no contar con una bitácora conteniendo la generación de sustancias peligrosas, ni que ha cumplido con la declaratoria anual de sus residuos tóxicos peligrosos.[3] 

Aparte de esta preocupante contaminación, la auditoría encontró contaminación del río derivados de la presencia de bloques de caliza, problema agudizado en épocas de lluvia por la escorrentía de este material hacia los ríos y quebradas. La auditoría dispone que la empresa sustraiga los bloques de caliza del río lo antes posible. 

El constante tráfico del acarreo del material de la mina en Selva Alegre hacia la planta de producción en Perugachi por las 90 volquetas que la transporta, contamina el aire que respiran los niños de las escuelas de Quinde-Km 12, y de los habitantes de la comunidad. La inhalación permanente de polvo, puede producir silicosis y otras enfermedades de las vías respiratorias, de modo especial en la población juvenil. Las medidas que debería ejecutar la empresa incluyen reemplazar las ventanas con ventanas dobles, puertas herméticas, así como pavimentar los tramos en frente de la comunidad y escuela. Según los auditores, se debió completar estas acciones hasta junio del 2011. 

Por igual la auditoría encontró contaminación de partículas sedimentadas que afecta o que pudiera afectar la salud de los niños de la escuela Quinde-Km 12 y la comunidad debido al paso vehicular, y de manera especial de los 90 volquetes que diariamente hacen el viaje de ida y vuelta para transportar la caliza a la planta de producción en Perugachi. Los auditores ambientales recomendaron que la empresa reemplace las puertas y ventanas de la escuelita para evitar el ingreso del polvo a la escuela y los impactos a la salud de los estudiantes y docentes que dicha contaminación conlleva. Una nota curiosa al respecto- la empresa tomó muestras de contaminación del aire en noviembre, época de lluvias cuando sabía que existiría menos posibilidad de detectar contaminación de polvo. La empresa debió hacerlo en agosto, según la auditoría, cuando el polvo sí es un problema. 

La auditoría también encontró inadmisible contaminación sonora en la escuela Quinde-Km 12 por el transporte del material a la planta de cemento, por lo que sugirió cambiar las ventanas de la escuela para disminuir la contaminación, y construir barreras vivas en frente de éstos sitios. 

La auditoría ambiental también detectó que la Lafarge utiliza libremente el recurso agua para sus operaciones en Intag sin contar con el permiso de la Secretaría Nacional del Agua. Lo que implica irrespeto a las leyes nacionales, y que no ha pagado al Estado ecuatoriano durante más de tres décadas de operaciones por el recurso. 

La empresa dice contar con un ambicioso programa de reforestación. La realidad es un poco diferente: Los auditores encontraron el vivero de la empresa abandonado, que no existía lombrices en la cama de lombrices, y que ni siquiera se podía constatar cuantos árboles se habían sembrados, ya que no existía récord de ello. 

Uno de los impactos más severo ha sido la devastación de parte del patrimonio arqueológico del país por las operaciones mineras. El arqueólogo encargado de este estudio, por parte del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, reporta que la destrucción en la mina de Intag ha sido total. Ya no se puede encontrar vestigio arqueológico alguno. En una zona en donde con seguridad debió existir un importante patrimonio arqueológico. En los escombros de la mina de arcilla, ubicada en el sector de Pastaví (cerca de Otavalo), para ratificar lo anterior, el arqueólogo encontró vestigios de lo que se presume fue una cultura pre hispana, pero que debido a la destrucción del sitio, no se puede establecer características culturales del sitio. Recomienda que se respete la ley que protege a la riqueza cultural del país. Citamos de la obra: “Por el caso de la concesión de arcilla de Pastaví, se determinó la presencia de un sitio arqueológico que fue destruido en el proceso de explotación minera…”En resumen, la mina de caliza de Lafarge ha significado: Existencia de pasivos ambientales, deforestación, contaminación de ríos con sustancias peligrosas, afectaciones a la biodiversidad, contaminación del aire, impactos severos paisajísticos, riesgo a la salud personal, destrucción de sitios arqueológicos, riesgos de deslaves, utilización del recurso agua durante décadas sin autorización, etc. 

La principal organización que ha denunciado la contaminación e impactos ambientales ha sido la Junta de Propietarios de Perugachi, la cual durante años ha denunciado incansablemente a las autoridades todo tipo de irregularidades, impactos a la salud de propietarios que moran cerca de la planta, e impactos ambientales. La organización de propietarios ha protagonizado varias acciones para hacerse escuchar, incluyendo la toma de instalaciones de la empresa.[4] 

Es clave señalar que la irresponsabilidad estatal no termina con Lafarge. Similares impactos e irregularidades se han detectado- y oficialmente comprobados- en la mina de mármol denominada CECAL, ubicada en la comunidad de Barcelona, Parroquia Selva Alegre, donde por décadas se ha extraído mármol de una forma ilegal e irresponsable. Los comuneros de Barcelona han sido los más afectados y los que más le han llamado la atención a las autoridades gubernamentales desde hace más de un año. Paradójicamente, las denuncias han tenido el efecto de que el estado proteja a la ilegal operación minera, en vez de proteger a los derechos violados de los seres humanos de la comunidad, y los derechos de la naturaleza. 

Por último, sorprende que la WWF[5] quiera ayudar a Lafarge para lavar su imagen, creando una falsa imagen de empresa social y ambientalmente responsable. Para eso sirve el convenio suscrito por WWF con Lafarge, una empresa que contamina el agua y aire, y destruye la naturaleza, no respeta leyes ni normas nacionales y peor, internacionales, a la vez que afecta la salud de moradores en Intag y Perugachi. 

Hasta el momento, sin embargo, no se ha podido obtener copia de la Auditoría Ambiental de la planta de cemento en las afueras de Otavalo, donde se presume se han detectado iguales o peores impactos. La caliza es el principal material utilizado en la elaboración del cemento. 

Otras fuentes consultadas:

-      Ing. William Clavijo. AUDITORIA AMBIENTAL. PLAN DE ACCIÓN. WCR Consultoría Ambiental. Septiembre 2010.

-      Ing. William Clavijo. Plan de Manejo Ambiental Actualizado. Concesión Minera Selva Alegre, Código 122 Fase Exploración de Calizas. Septiembre 2010.

-      Fernando Tamayo. Informe Final. PROSPECCIÓN ARQUEOLÓGICA DE LAS CONCESIONES MINERAS PASTAVÍ Y SELVA ALEGRE, PROVINCIA DE IMBABURA. Lafarge Cementos. Instituto Nacional de Patrimonio Cultural. 20/12/2010

-      Para mayor información visite nuestra página web: www.decoin.org y

www.lafargeotavalo.com (página en construcción) 

Coordinación de la serie Perversos versos de la minería: Carlos Zorrilla, William Sacher, Alberto Acosta

 

[1] La empresa Lafarge (francesa) adquirió la empresa Selva Alegre en diciembre del 2004. Es la empresa de cementos más grande del mundo. 70% de sus ingresos provienen del exterior. En el 2010 Lafarge generó $21.000.000.000 de ingresos brutos a nivel mundial.

[2] http://wn.com/LAFARGE_CEMENTOS

[3] Está involucrada en contaminación de mercurio en otra planta de cementos en los EE.UU.http://en.wikipedia.org/wiki/Lafarge

[4]http://www.elnorte.ec/otavalo/cronica-urbana/1052-el-tema-ambiental-es-innegociable.html

[5] Lafarge mantiene un convenio con la WWF en cinco áreas: cambio climático, agua, biodiversidad, contaminantes constantes, y construcción sostenible. La WWF es una de las organizaciones conservacionistas más importante del mundo.  http://wn.com/LAFARGE_CEMENTOS

 

 

El salario básico en el Ecuador es de $264

Asambleístas recibirán incremento salarial

QUITO

Los legisladores ecuatorianos pasarán a ganar $5.700 mensuales como remuneración mensual unificada, cuando antes de esta medida el salario estaba fijado en $5.280, sin descuentos.

Según una resolución del Ministerio de Relaciones Laborales suscrita por el ministro, Richard Espinosa, la remuneración mensual unificada de las y los asambleístas será de $5.700. En el último artículo de la resolución se aclara que entrará a regir de manera retroactiva desde el 1 de enero del 2011.

A este rubro de $5.700 se debe sumar $792 que reciben los asambleístas, que viven fuera de Pichincha, como compensación de vivienda y un subsidio terrestre a favor de quienes no usan pasaje aéreo, cuyo monto oscila entre $300 y $590 mensuales, dependiendo de la distancia en que reside el legislador. Con ello, los rubros de un asambleísta que vive fuera de Pichincha superarán los $6.000 por mes.

 

Tiempo de la decencia

Kenni Bolaños para ABP Ecuador


Los ignorantes son atrevidos, los oportunistas son pícaros pero los cínicos son perversos. Y no hay peor gente que aquella en cuya esencia se haya combinado, mezclado, clonado estas seis propiedades para producir un nuevo ser o una nueva clase de seres: ignorantes, atrevidos, cínicos, perversos, oportunistas y pícaros.


En la metamorfosis dichas cualidades quedan tan intrínsecamente amalgamadas que no se puede distinguir dónde comienza una característica y dónde termina la otra, ni cuál va primero y otra después, porque es un todo íntegro sin límites ni posiciones.


Eso sí, las mezclas han sido perfectas. Encontramos hoy varios Ciros Cruz Zepeda a la vez que varios Guillermos Gallegos, al mismo tiempo que varios Rodolfos Parker, igual que varios Antonios Saca, idénticos que varios Alfredos Cristiani en una sola persona, por ejemplo en un solo Medardo González o en una sola Norma Guevara, que igualmente podría ser cualquiera de la cúpula del fmln, como nuevo vástago nacido del injerto de las cualidades más destacables de cada uno de aquellos personajes.


Es este un nuevo mestizaje, y no solo un simple mestizaje, sino un mestizaje perfecto cuyo personaje bien pudo haber sido concebido, descrito y narrado en un libro por Franz Kafka, el gran escritor Checo, quien era capaz de ventilar con tanta certeza estos asuntos de las metamorfosis: el paso de hombres a cucarachas.


Son especies resistentes a la vergüenza, a las palabras, a los rechazos, a los repudios, por eso son perfectas, como especies transgénicas. Eso son: especies transgénicas, mestizajes transgénicos.


Constituyen amenazas contra la fertilidad de la tierra, con una peculiar propiedad de potenciales destructivos del medio que los rodea y de toda especie que se halle en su entorno para posicionarse como especies dominantes.


Provienen de un nuevo linaje constituyéndose en nueva estirpe que guarda unión por consanguinidad. Tampoco es que despertaran de la noche a la mañana, como lo hace ver Kafka en su obra La metamorfosis, como otra especie. Incluso, Kafka a lo largo de su narración deja observar que se ha tratado de un proceso, pero que al mismo tiempo parece que todo ha sido obra de un hecho incidental y accidental.
Lo que en realidad ocurre es que casi siempre la metamorfosis solo puede evidenciarse y distinguirse cuando la transformación ya ha concluido. Por lo general, se logra apreciar cuando ha aparecido la nueva especie, pero porque han pasado inadvertidos la sucesión de varios eventos concatenados en un proceso donde esta nueva naturaleza no terminaba de aparecer por completo.


Cuando un hecho como el decreto 743 descubre la metamorfosis nos parece que todo ha sido obra de una coincidencia, de una casualidad confusa, de un cambio espontáneo y súbito, a la vez que inaudito, imposible e improbable. Ilógico.



Pero no lo es. El asesinato de Facundo Cabral no es una coincidencia, no es un hecho fortuito, porque está arraigado en la esencia de un modelo de sociedad, de gobierno y de sistema que ha sido erigido y se alimenta del cinismo, la corrupción y la impunidad.


De manera que el asesinato de Cabral es el producto de un proceso de descomposición social. El vil crimen es la peor cara desvelada hoy ante el mundo de un Estado que ha sido secuestrado y mancillado por aquellas especies de la misma estirpe que las de aquí que durante muchas décadas, por no decir desde siempre, han cultivado la pudrición.


Guatemala, México y El Salvador tienen en común Estados, gobiernos y sociedades forjadas en la impunidad, la corrupción e injusticia estructural. Estos tres factores constituyen los pilares fundamentales sobre los que se han erigido las crisis de los tres países.


Las estructuras politiqueras, o sea las dirigencias de los partidos en connivencias históricas con las oligarquías, los estamentos militares y las mafias del crimen organizado han compartido el poder político y han crecido bajo la sombra de la iniquidad.


En México, las condiciones de crisis no sólo institucional sino también de los asuntos económicos, sociales, ideológicos y políticos se expresan en su forma más macabra a través del narcotráfico y el
crimen organizado internacional que es el que en realidad ejerce el control sobre todas las actividades del gobierno, sus instituciones, sus leyes, sus actividades productivas y su Estado en general, que lo ha ubicado de forma definitiva dentro de la categoría de los Estados fallidos.


Pero tales circunstancias no han aparecido de forma súbita, son el resultado de los 70 años en que fue gobernado de forma unilateral por el Partido Revolucionario Institucional, PRI, que se apropió y usurpó a su propia semejanza los ideales humanistas, populares y de justicia estructural perseguidos por La Revolución Mexicana.


A pesar de haber sido reemplazado el PRI de la propiedad del poder político absoluto sobre el Estado hace una década, la estructura de corrupción, impunidad, desigualdades sociales e injusticia estructural había sido arraigado de manera tan profunda e indestructible que ahora el crimen campea de forma inalterable por sus ciudades a pleno día y sin la menor esperanza de que pueda ser superado ni siquiera en el mediano plazo.


Sus gánster y sicarios se pasean en plenas ciudades con sus fusilerías sin el menor temor ni pudor. Pero estas mafias, estas redes asesinas que ahora han adquirido carácter internacional con tentáculos por varios países, entre estos Guatemala y El Salvador, fueron engendradas durante ocho décadas.


La vitalicidad del PRI en el poder y sus prácticas corruptas procuró la aniquilación de todo el sistema inmunológico del Estado y la sociedad de tal manera que hoy se encuentran indefensas ante la
enfermedad terminal del narcotráfico.


Este país, sociedad y pueblo pagan deudas impagables provocadas por un partido que con sus sucesivos gobiernos edificó un Estado sobre la base de la perversidad, pues sus fundadores para llegar y mantenerse en el poder tuvieron que asesinar a los grandes líderes de la revolución: Pancho Villa y Emiliano Zapata, y luego se apropiaron a su favor de los ideales que llevó al pueblo a la gran gesta de la de 1910.


Por su parte, Guatemala es una réplica idéntica de México. En este país centroamericano fueron concebidos y paridos los escuadrones de la muerte desde finales de la década de 1960, para aniquilar a la  organización popular y a uno de los primeros movimientos revolucionarios armados del continente americano que surgió luego del derrocamiento del presidente Jacobo Arbenz, también primer gobierno progresista, democrático, popular e izquierdista de América.


Financiados, auspiciados y entrenados por Israel los consecutivos gobiernos, Fuerza Armada y ejército guatemalteco asumieron en 1975 la creación bajo entrenamiento israelí de una brigada élite denominada Kaibil, que aún es una fuerza institucional a pesar de su larga trayectoria y registro de graves violaciones a los derechos humanos.


Hoy Kaibiles y exKaibiles, igual que los Zetas que fueron entrenados por el ejército mexicano para combatir a los Zapatistas, forman parte de los ejércitos del narcotráfico internacional.


Desde la década de 1980, el movimiento popular y organizaciones sociales, como los sindicatos, y el movimiento armado guatemaltecos mostraban niveles alarmantes de corrupción similares a los sustentados por sus gobiernos militares y oligárquicos. Los se habían extraviado en sus compromisos con el proceso de transformación original.


Hoy, Guatemala junto a México son Estados y sociedades fallidas gracias a las tres características señaladas: corrupción, impunidad e injusticia estructural, cuyos gobiernos y entramados políticos constituyen el caldo de cultivo donde se reproducen y multiplican modelos y sistemas terriblemente abominables.

De manera que el asesinato de Facundo Cabral el pasado sábado 9 de julio solo puede ser explicado en ese contexto, donde luchan contra los intereses del pueblo y la sociedad, los intereses corrompidos de las estructuras politiqueras, la oligarquía, el militarismo superviviente y el narcotráfico por el control del país, y ha terminado por convertirse en el centro de distribución de la droga en Centroamérica.


Pero El Salvador para allá va. Si Guatemala es la capital de distribución de la droga, El Salvador es la capital del lavado del narcotráfico. Nuestro país ocupa el privilegiado lugar de centro financiero donde la droga se convierte en dinero limpio. El asesinato de los diputados salvadoreños en Guatemala cuya investigación quedó en el olvido y donde el crimen organizado guatemalteco hizo alarde de su poderío y control institucional con desfachatez pública e internacional, demuestra una conexión intrínseca en el fenómeno.


Por eso resulta interesante observar cuidadosamente lo aparentemente inexplicable. Ignorantes, atrevidos, cínicos, perversos, oportunistas y pícaros reproducen los antivalores y contraprincipios en que más tarde la sociedad tendrá que sucumbir de forma definitiva.


El Salvador se encuentra en medio de la evolución hacia la altura de Guatemala y México. Todavía nos falta un paso, pero ya el crimen se alimenta cada día a razón de los 14 asesinatos en promedio que nos ubican dentro de los primeros lugares de los países más violentos del continente, y donde sus instituciones ya están permeadas e infiltradas por las redes nacionales e internacionales del crimen organizado.


El papel que desempeñan el cinismo, la corrupción, la impunidad y la resistencia a la lucha contra la injusticia estructural son las causas profundas y arraigadas que pronto nos tendrán absorbidos en el pantano donde se hunden y revuelcan los Estados y sociedades fallidas.


Por estas razones, son peligrosas las alianzas y pactos con partidos como el pcn y pdc, que han demostrado con anterioridad que han servido de guarida de narcotraficantes. ¿Ejemplos? Los diputados William Eliú Martínez, Roberto Silva, además de Mario Osorto, como el caso más reciente del ?Cartel de Texis?.


De igual manera es imprescindible recordar la afirmación de Funes en Guatemala, en su reciente visita a ese país, de que la Fuerza Armada y Policía Nacional Civil salvadoreñas están infiltradas por el crimen organizado del narcotráfico internacional.


Sin embargo, Funes ocultó señalar que el primer eslabón de penetración de las instituciones por donde el narcotráfico comienza su escalamiento es por medio de la corrupción que distingue hoy su gobierno, comenzando por su propia presidencia.


Las instituciones desprotegidas de sistemas inmunológicos se encuentran a merced del control de la enfermedad de sociedad llamada narcotráfico y crimen organizado porque carecen de eficiencia,
dignidad, honestidad, transparencia, capacidad e idoneidad de sus funcionarios, humildad, sinceridad y compromiso social fundamentales para luchar contra la impunidad de la corrupción y la injusticia estructural.


De allí que también consideremos absolutamente inaceptable el hecho de que la cúpula del fmln se haya dedicado a proteger al pcn, pdc y gana.

A los primeros dos, entre otra multitud de cosas ya conocidas, por sus vínculos e indicios de participación con el narcotráfico. Y con gana por su comprometida responsabilidad en el gobierno corrupto de Saca.


Mientras, por otro lado, la dirigencia y Funes atacan y combaten todo aquello que asome con pruebas de honestidad, decencia y compromiso social ya sea a través de la institucionalidad del país, como lo han comprobado hasta hoy los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional, o por la exigencia social de instaurar los cambios.


La metamorfosis ya está completada, el mestizaje ha sido consumado en una nueva especie. Es tiempo de la decencia porque los ignorantes son atrevidos, los oportunistas son pícaros y los cínicos son perversos.

 

 

 

En el Ecuador el gobierno se ensaña con los empleados públicos

 

                                                     Marco Villarruel Acosta - comunicador ecuatoriano

  

Como en los años de los gobiernos neoliberales,  la tenaza sobre los empleados públicos se cierra ahora de manera inexorable. Los gobernantes de aquellos tiempos hablaban de  “modernización” o incluso de “desburocratización” con lo cual enviaron a la calle a miles de trabajadores. 

Los planes elaborados en el Banco Mundial contemplaban la compra anticipada de las renuncias, especialmente a los trabajadores del Estado que estaban a tiempo de jubilarse, y la entrega de “incentivos” a los renunciantes con el objeto de aprovechar las partidas económicas vacantes para jóvenes que buscan ansiosamente un trabajo. 

De esta manera se deshicieron de miles de empleados estatales. Las “barridas” se hacían con la cooperación internacional y la contratación de empresas expertas en el manejo de personal, o de “talento humano”, como se llama ahora. En el 2005 la meta era despedir cinco mil empleados del Estado. 

Casi desmantelaron el Estado, tal y como era el propósito de los neoliberales de aquel entonces, así también intentaron subastar los organismos y los servicios públicos. La consigna era llegar al  Estado “mínimo” y para ello se valieron de préstamos que incrementaron la deuda externa (incluso se sabe que hubo donaciones),  Cartas de Intención secretas, o sencillas instrucciones de asesoría a los gobiernos. 

Con el gobierno de la llamada Revolución Ciudadana las cosas han sido peores porque al estilo de caza de brujas han procedido a despedir a miles de empleados públicos con la novedad de aplicar  “pruebas de eficiencia” a empleados que han estado lustros en los puestos públicos. 

Las cosas toman un cariz tecnocrático cuando las instrucciones vienen de una especie de think thank  del gobierno que es la llamada Secretaría Nacional de Planificación, Senplades, desde donde salen las directrices para la supresión de miles de empleos, incluso del magisterio. 

En el marco de un ejercicio gubernamental represivo han salido centenares de empleados de la Corporación Nacional de Telecomunicaciones, CNT. (Anteriores gobiernos han hecho lo mismo con esta entidad, pero luego la vuelven a inflar siempre con amigos del régimen). Casi los mismos días han debido salir decenas de funcionarios del Ministerio de Economía. 

En Petroecuador las redadas son habituales.  No hay presidente que no se haya propuesto “moralizar” al ente petrolero del Estado y para ello las estructuraciones y reestructuraciones no han cesado. Ahora Correa sacó a 550 empleados aduciendo conflicto de intereses. 

Lo más escandaloso es el decreto presidencial 813 con el cual Rafael Correa obliga al Estado a comprar las renuncias, con lo cual se las hace obligatorias. A decir de la asambleísta Nivea Vélez se trata de una clara violación constitucional tal como ya intentó hacerlo días antes del famoso 30 de septiembre. 

Siempre con el pretexto de conseguir “eficiencia”, Correa se ha cebado con el magisterio de donde salen centenares de maestras y maestros cada año en condiciones de apremio. Públicamente se ha dicho que con una partida presupuestaria que ocupaba un docente de largos años de ejercicio podrá el gobierno contratar a casi dos  nuevos profesores jóvenes, bajo el entendido además que el futuro incremento de las remuneraciones no se hará sino cuando el interesado pase por diferentes pruebas y requisitos difíciles de cumplir. 

Los empleados de setenta o más años que tuvieron que salir de la Universidad Central han denunciado que el gobierno no les ha pagado ni un solo centavo, ni siquiera en bonos como lo prometió y aunque el gobierno dice que están presupuestados estos egresos, es vox populi que no tienen dinero para cumplir los compromisos. 

Ya viene la publicitada reforma a la función judicial. Aquí se espera miles de despidos, pero como el aparato de justicia no puede paralizarse, sus dirigentes han denunciado que las vacantes se llenarán de nuevo pero con familiares o personas afines al gobierno.

 

Marco Villarruel A.

 

 

   
N°178---29/07/2011