Ir a Portada

          

GRAL. PEDRO BARNEIX, EL LOBO QUE CUIDABA OVEJAS

 

COMCOSUR AL DÍA – En el día de hoy el semanario Brecha publica una nota del colega Samuel Blixen titulada “Documentos de la justicia militar involucran a general en la muerte de detenido”. En el avance que aparece en la página web del semanario, Blixen advierte que “la situación judicial del general (r) Pedro Barneix está sumamente comprometida: un expediente de la justicia militar lo involucra directamente en la muerte de Aldo Perrini, detenido en febrero de 1974 en el cuartel de Colonia; y la autopsia correspondiente no deja lugar a dudas: murió como consecuencia de las torturas.”

¿Y quién es el general Pedro Barneix? Pues además de uno de los asesinos de Aldo Perrini, fue uno de los dos militares a los que el presidente Tabaré Vázquez encargó en 2005 investigar lo sucedido con los detenidos desaparecidos, obteniendo los vergonzosos y lamentables resultados por todos conocidos. Es de esperar que en los próximos días se hable mucho del general Barneix, por el momento, brindamos a nuestros lectores unos ilustrativos “Ayudamemoria” acerca de este hipócrita terrorista de Estado. El último es un artículo que el semanario “El Eco” de Colonia publicó el pasado 20 de diciembre, en el que ya quedaba clara la responsabilidad de Barneix en ese crimen. Vea y lea:

AYUDAMEMORIA I
COMISIÓN DÍAZ-BARNEIX ESTANCADA:

MONTEVIDEO/URUGUAY/14.06.05/COMCOSUR AL DÍA – De acuerdo a las fuentes gubernamentales del diario LA REPÚBLICA, el secretario de la Presidencia, Gonzalo Fernández se reunirá hoy con los generales Carlos Díaz y Pedro Barneix para evaluar el avance de su investigación interna sobre lo sucedido con los ciudadanos detenidos, desaparecidos y asesinados por sus colegas durante la dictadura. Es que el optimismo inicial que había despertado la creación de esta comisión, se ha venido diluyendo rápidamente debido a la falta de colaboración de los implicados.

Bajo el título “La ley del silencio militar está trabando investigación interna de las FFAA”, el matutino explica que la investigación de Díaz y Barneix “viene encontrando escollos y está estancada”. Entre los motivos para que no se halla avanzado lo esperado, se detalla la muerte de algunos de los principales responsables de los crímenes, la negativa de varios de los sobrevivientes a dar datos útiles, e incluso “la multiplicidad de pistas falsas” que siembran otros represores.

Según una alta fuente militar de la publicación, los elementos obtenidos hasta el momento “no alteran demasiado” el informe final de la Comisión para la Paz formada para este mismo fin por el presidente Jorge Batlle en 2000, la que descartó la posibilidad de ubicar los restos de los desaparecidos al aceptar la versión militar de que hacia fines de 1984, todos ellos fueron exhumados y cremados para luego esparcir sus cenizas en el Río de la Plata en una zona al oeste del departamento de Montevideo.

AYUDAMEMORIA II
MARÍA CLAUDIA NO ESTABA AHÍ

MONTEVIDEO/URUGUAY/13.09.05/COMCOSUR AL DÍA - Los coroneles José Gavazzo y Jorge Silveira (por ejemplo) le dijeron a los generales Carlos Díaz y Pedro Barneix que María Claudia estaba enterrada “ahí”. Los generales Díaz y Barneix les creyeron, y le dijeron al comandante Angel Bertolotti que María Claudia estaba enterrada “ahí”. El comandante Bertolotti les creyó y le dijo al secretario de la presidencia, el doctor Gonzalo Fernández, que María Claudia estaba enterrada “ahí”. Fernández le creyó y le dijo al presidente Tabaré Vázquez que María Claudia estaba enterrada “ahí”. Vázquez le creyó y le dijo a todo el mundo que María Claudia estaba enterrada “ahí”. Todo el mundo le creyó, y comenzaron las excavaciones. A un mes de iniciados los trabajos, ahora resulta que María Claudia no está “ahí”.

¿Donde estuvo la falla? La falla estuvo en que nadie cotejó la información brindada por los terroristas de Estado. Con una ingenuidad inconcebible, todos y cada uno de los que intervinieron en esta cadena, dieron por sentado que quienes guardaron silencio, ocultaron información, y mintieron descaradamente durante 20 años, ahora estaban diciendo la verdad. ¡Caramba! ¿Por qué habrían de decir la verdad? ¿Porque sí? No, los terroristas de Estado nunca hablarían para “contribuir a construir la paz entre los uruguayos”, sino para evitarse “males mayores” a ellos mismos. Su mezquindad y su cobardía les impiden cualquier acto de nobleza.

AYUDAMEMORIA III
EL COMANDANTE DÍAZ DESTITUÍDO: ¡YA ERA HORA!

MONTEVIDEO/URUGUAY/21.10.06/COMCOSUR AL DÍA - El lector habitual de Comcosur al Día ya sabe que quien esto escribe estaba pidiendo la remoción del comandante en Jefe del Ejército Carlos Díaz desde hace meses. El motivo principal de esa demanda era que el informe sobre los desaparecidos elaborado el año pasado por él y por el general Pedro Barneix resultó una cruel sarta de mentiras e inexactitudes. Fue él quien hizo al presidente Vázquez decir que se había encontrado la tumba de María Claudia García de Gelman "con más de un 99.9% de certeza", y quien hizo que el entonces comandante Bertolotti llevara a Macarena Gelman hasta ese lugar.

El tiempo pasó, y no sólo no estaba allí María Claudia, sino que ningún desaparecido estaba donde Díaz y Barneix habían dicho. Los equipos de antropólogos y arqueólogos estuvieron un año entero escarbando en los lugares equivocados y terminaron su trabajo con las manos vacías. Peor aún, los restos que sí se encontraron (los de Miranda) estaban donde el informe decía que no había nada. Así pues, pedía yo el relevo del comandante Díaz, por inútil o por cómplice. Ahora ha sido destituído por reunirse con el ex presidente Julio María Sanguinetti, su ex ministro de Defensa, Yamandú Fau, y los generales Miguel Dalmao y Pedro Aguerre sin pedir la correspondiente y obligatoria autorización a su superior, la ministra de Defensa Nacional, Azucena Berrutti. Fue la gota que colmó el vaso

AYUDAMEMORIA IV
BARNEIX Y PERDOMO NO FUERON A DECLARAR
(Semanario El Eco – 20.12.11)

Los jerarcas retirados del Ejército Pedro Barneix y Washington Perdomo no concurrieron ayer a declarar ante la jueza Mariana Motta por el asesinato en el cuartel de Colonia de Aldo “Chiquito” Perrini en marzo de 1974. Su abogado defensor presentó un escrito aduciendo la prescriptibilidad en el tiempo del delito que se les imputa. La situación de los jerarcas militares Barneix y Perdomo se complicó luego de que apareciera un documento interno del ejército de la época, donde se señala que ambos estaban presentes en el interrogatorio realizado a Perrini en el Batallón 4 de Colonia, donde, según afirma el documento, Perrini “se desvaneció”.

El capitán Bonjour era el jefe al mando del cuartel de Colonia cuando Chiquito Perrini fue llevado a la sala de torturas. Allí estaban el segundo Jefe Washington Perdomo y otros tres oficiales: José Pedro Barneix, José Boudean y el oficial Puijvert. Barneix y Perdomo no concurrieron ayer a declarar ante la Jueza Mota y la fiscal Tellechea. El escrito presentado por su abogado defensor señala que el delito que se les imputa ya prescribió. Un documento interno del ejército que apareció en la causa señala la presencia de estos militares. La autopsia realizada a Perrini señala claramente los golpes que presentaba su cuerpo, aunque luego la causa de su muerte se señala como “edema agudo de pulmón, originado por estrés”.

Fuente: COMCOSUR AL DÍA

 

   
N°201---20/01/12