Compartir esta página
 

 

 

 

       

 

 

  

Ir a Portada
Crònicas de Luna

 

El  21 de marzo, Ni olvido ni perdón

Justicia y verdad ¡

 

                                       

 

“Incluso cuando palabras como “crimen contra la humanidad” circulan ahora en el lenguaje corriente. Este acontecimiento mismo fue producido y autorizado por una comunidad internacional en una fecha y según una figura determinadas de su historia. Ésta se entrelaza, pero no se confunde, con la historia de una reafirmación de los derechos del hombre, de una nueva Declaración de los derechos del hombre. Esta especie de mutación ha estructurado el espacio teatral en el que se juega -sinceramente o no- el gran perdón, la gran escena de arrepentimiento que nos ocupa.

 A menudo tiene los rasgos, en su teatralidad misma, de una gran convulsión -nos atreveríamos a decir ¿de una compulsión frenética?-. No: responde también, felizmente, a un “buen” movimiento. Pero el simulacro, el ritual automático, la hipocresía, el cálculo o la caricatura a menudo son de la partida, y se invitan como parásitos a esta ceremonia de la culpabilidad.”  (Jacques Derrida)

El 21 de marzo  próximo,  se pretende sellar con un acto formal por parte del estado uruguayo el tema de impunidad en nuestro país, en relación al terrorismo de estado de la  última dictadura cívico-militar.

Reiteramos e insistimos porque  toda la clase política reitera e insiste en dar vuelta  la página de la historia, que tanto molesta a quienes hasta ahora cumplieron a raja tabla  con un pacto de silencio y de tolerancia frente a crímenes cometidos en tiempos de dictadura.

Señores  gobernantes; la gente nos es tonta, todos sabemos que ahora y solo ahora es que se deciden a realizar este acto de “responsabilidad” o de “perdón” porque si no lo hacen el Uruguay será condenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

 

La deuda de Verdad y  Justicia que se tiene ante el pueblo es una deuda histórica que los condena a todos; inclusive a quienes se contentarán de formalidades, pretendidamente razonables o humanitarias.  ¡Pura hipocresía ¡

Hace rato se ha instrumentalizado en Uruguay la cultura de la Impunidad y así estamos  

Pero también deberán cargar de por vida con los fantasmas de los desaparecidos que ahora más que nunca debemos recordar como personas que lucharon por ideas, muy otras de las que imperan hoy en nuestra sociedad. 

El rescate de la memoria histórica nos parece fundamental, la recuperación de lo político también porque justamente son dos de los aspectos que se han propuesto borrar de las mentes y las conciencias

Seguramente que no hay métodos ni más ni menos válidos o justos; lo casi certero es que este tema deberá  atravesar a toda la sociedad y perdurar por siempre. 

A todos los que participen de esta puesta en escena, les decimos que  en algún grado también serán  coautores, abanderados de una conciliación y un perdón imposibles e inaceptables para nuestra dignidad. 

El pueblo ya condenó  la impunidad, somos casi un millón de voluntades 

Y las calles seguirán recibiendo los pasos de miles  que seguirán marchando por Verdad y Justicia.

 

 Luna

07 03 2012

 

   
N°208---09/03/2012