Compartir esta página
 

 

 

 

       

 

 

  

Ir a Portada

Casavalle y Punta Rieles registran peores niveles de vida de la ciudad

Estudio del BID y la IMM midió a la ciudad y la categorizó

  • © El Observador

Mirada en su extensión territorial, Montevideo es una ciudad que presenta buenas evaluaciones en lo que refiere a su nivel de vida. Sin embargo, al hacer foco en determinados barrios la situación varía. Un estudio elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en coordinación con la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM), determinó que la cuenca del Pantanoso, Casavalle y Punta Rieles son las zonas de la capital que requieren actualmente una atención prioritaria en sostenibilidad, medioambiente, desarrollo urbano y uso eficiente de los fondos públicos.

La información es resultado de una encuesta realizada en Montevideo entre junio y diciembre de 2011 en el marco de la iniciativa Ciudades Emergentes y Sostenibles que impulsa el BID. Este programa que estudia y compara los niveles de vida en ciudades emergentes, realiza sus consideraciones en base a 136 indicadores. Entre los más destacados se cuentan el acceso a servicios de salud, la educación, la seguridad, el agua potable, saneamiento, participación ciudadana y acciones de los gobiernos locales.

Los datos de la encuesta en Montevideo, ejecutada en base a las opiniones obtenidas de la ciudadanía, fueron cruzados con los estándares registrados en ciudades similares como Rosario (Argentina), Coaña (Brasil); Ucaranga (Colombia) y Panamá.

Para filtrar los resultados las ciudades estudiadas fueron posteriormente catalogadas con los colores verde, amarillo y rojo. El  verde se utilizó para las que poseen mejores estándares, y el rojo para las que requieren más atención. “En general la ciudad de Montevideo presenta buenos resultados. Sin embargo, al focalizarse en determinados barrios hay valores que no están tan bien. Las zonas que presentan estas incidencias más significativas se encuentran en Cuenca del Pantanoso, Casavalle, Punta Rieles y Chacarita. En estas zonas los valores detectados son bajos”, adelantó a El Observador Américo Rocco, asesor honorario de la intendenta Ana Olivera, para el tema.

Los datos globales del estudio se presentarán el próximo 20 de marzo, en coincidencia con la Reunión Anual de Gobernadores del BID. La información obtenida de la encuesta permitirá que se ejecuten nuevos planes para el desarrollo y mejora en las zonas señaladas como prioritarias.
Rocco agregó que los aportes económicos que se recibirán de este programa del BID se destinarán a convocar consultorías para evaluar los temas vinculados con la limpieza urbana y la eficiencia en el uso del gasto público. 

Una de las acciones más importantes que ya se ejecuta en la zona las lidera el Centro Municipal Salud Cultura y Deporte (Sacude), ubicado en Casavalle. Este espacio de la comuna da asistencia sanitaria y recreativa a más de 7.500 personas. El centro ejecuta sus planes de manera transversal en coordinación con ministerios, organizaciones no gubernamentales, el concejo vecinal y la Intendencia de Montevideo. Álvaro Pedraja, responsable del centro y concejal del municipio D, afirmó a El Observador que “esta es una zona con población muy carenciada y antes de la ejecución de los programas del Sacude existían muchas ONGs trabajando, pero con poca continuidad o sin evaluar los resultados”. 

En el Municipio D (Toledo Chico, Manga, Piedras Blancas, Casavalle, Las Acacias, Pérez Castellanos, Villa Española, Unión, Mercado Modelo y Bolívar, Cerrito, Aires Puros) hay 120 asentamientos. En la zona adyacente al centro se concentran 90

Avanza obra en ribera del Miguelete

 Las diferencias entre los barrios capitalinos que observa el informe del BID se constatan al tomar como ejemplo el arroyo Miguelete que cuenta con un plan estratégico de recuperación a lo largo de toda su extensión. Buena parte del plan correspondiente al Prado ya se ejecutó, y actualmente la ribera del arroyo comprendida entre bulevar Batlle y Ordoñez y Aparicio Saravia (Casavalle) está iniciando nuevas obras.  En las inmediaciones a la urbanización conocida como Almeida Pintos se está trabajando en caminería y saneamiento. Allí está previsto realizar un loteo de predios en donde se ubicarán cooperativas de vivienda. En proyección al futuro el departamento de Planificación Urbana de la IMM está trabajando en un plan ejecutivo de un ambicioso parque en la ribera del Miguelete que se ubicará entre las calles Aparicio Saravia e Instrucciones. Herbert Ichusti, asesor en departamento de planificación urbana, explicó a El Observador que este anteproyecto cuenta con la financiación de la Corporación Andina de Fomento y contempla la colocación de un monte criollo en el margen derecho del Miguelete con parrilleros y camping. En la margen izquierda se prevé colocar plantíos que respeten la ruralidad de la zona.

Fuentes: El Observador / amarelle

 

   
N°208---09/03/2012