Compartir esta página
    


                         



Primera entrevista al Comandante Timoleón Jiménez (FARC-EP), 

realizada por Carlos Lozano, Director del semanario VOZ.

“Hemos estado dispuestos a la búsqueda de la Paz


“El Presidente repite que no piensa cometer los errores del pasado y confiamos en que así sea. Usted sabe que el principal error de todos los procesos anteriores ha sido el de llegar a la mesa a exigir rendiciones”, le dijo el comandante Timoleón Jiménez al Director de VOZ

Timoleón Jiménez, co­mandante en Jefe del Estado Mayor Central de las FARC– EP, es la cabe­za visible del legendario movimien­to guerrillero, hoy comprometido en la búsqueda de la paz democráti­ca, mediante un nuevo diálogo con el Gobierno Nacional. Es la continuidad de una orientación de la guerrilla de las FARC– EP. Se lo había dicho Manuel Marulanda a VOZ, durante los diálo­gos del Caguán: “La paz es una ban­dera de los revolucionarios”.
Esta entrevista se da en un momen­to histórico, ad portas de un nuevo es­fuerzo para lograr la paz en Colombia. Aquí están las respuestas de Timoleón Jiménez, concretas, precisas. Se po­dría decir, sin falso optimismo, que la paz está más cerca que antes, pero to­davía hay mucho recorrido por delan­te. Todo el país espera que no sea una nueva frustración.

Comienza un nuevo proceso de diálogo con un Gobierno de alguna manera heredero de la “seguridad de­mocrática” uribista. ¿Cómo lo abor­dan las FARC?
Los dos Santos y Uribe
– Nosotros siem­pre hemos estado dispuestos a la bús­queda de soluciones distintas a la gue­rra. Con Uribe no fue posible, por su abierto desconoci­miento de nuestra condición política. Santos no es solo heredero de la segu­ridad democrática, sino además uno de sus protagonistas estelares. De hecho, con maquillajes al nombre, ha conti­nuado con ella. Pero como él mismo lo dice, decidió asumir los riesgos de dialogar y dio pasos positivos en ese sentido. Cualquier colombiano diría que el verdadero riesgo es la guerra y no el diálogo, por eso no vacilamos en aceptar las conversaciones para buscar la paz. En cuanto al modo de abordar el nuevo proceso, diría que lo hacemos con grandes expectativas de alcanzar el fin del conflicto. El Presidente re­pite que no piensa cometer los errores del pasado y confiamos en que así sea. Usted sabe que el principal error de to­dos los procesos anteriores ha sido el de llegar a la mesa a exigir rendiciones, sin voluntad real de atender a la solu­ción de las causas que dieron origen y siguen alimentando la confrontación.

La agenda contempla el tema de la “dejación de armas”, que sería el punto de llegada de un acuerdo o pac­to de paz. ¿Qué expectativas tienen las FARC al respecto?
– Carecería de sentido iniciar un pro­ceso encaminado a conseguir la ter­minación definitiva del conflicto, sin contemplar la dejación de armas como punto de llegada. Dejación de armas consiste en la abolición del empleo de la fuerza, de la apelación a cualquier tipo de violencias, para la consecu­ción de fines económicos o políticos. Es un verdadero adiós a las armas. Si lográramos que en Colombia eso fuera una realidad, nuestro país daría un sal­to enorme hacia adelante. Confiamos nuevamente en que la administración Santos, y todos los sectores empeñados en la violencia como método de acción económica y política, coincidan en es­te criterio con nosotros.
 Los “errores del pasado” 
El Presidente Santos ha dicho que su Gobierno requiere que es­te proceso de diálogo “no repita los errores del pasado”; que exista la garantía que va a conducir al fin del conflicto; y que el Gobierno manten­drá los operativos militares y la pre­sión militar sobre las FARC. ¿Cuáles son los presupues­tos de la insurgencia para que el proceso culmine con éxito?
– La oligarquía dominante en Colombia, apoyada só­lidamente por los Gobiernos de los Estados Unidos, lleva ya casi 50 años apostándole al exterminio de las gue­rrillas. Doce Presidentes, uno con man­dato repetido, han prometido invaria­blemente nuestro fin y dado manos li­bres al aparato militar para cumplirlo. Cuando Santos ordena incrementar las operaciones no está dando satisfaccio­nes a los sectores de extrema derecha, lo hace porque cree con ellos, como to­dos los anteriores gobiernos, que de ve­ras podrá rendirnos por obra de la fuer­za. Precisamente es ese el círculo vi­cioso que se necesita romper. Si usted observa el plebiscito general de apro­bación a las conversaciones de paz, se dará cuenta de que la inmensa mayo­ría de los colombianos no comparte la salida militar, entre otras cosas porque con mayor cordura que sus gobernan­tes, sabe que no será posible. Nosotros partimos de la idea de que este proceso será exitoso, en la medida en que esas grandes mayorías que se inclinan por la solución política tengan oportunidad de hablar, de movilizarse, de influir, de decidir al respecto. Y las estamos invi­tando a hacerlo.

En varios sectores que apoyan el diálogo se está planteando la pro­puesta de tregua, cese de fuegos y ce­ses de hostilidades. 
¿Qué opinan las FARC– EP?
– Estamos completamente de acuer­do. Siempre ha sido uno de nuestros primeros planteamientos al producir­se aproximaciones con los distintos gobiernos. Desafortunadamente, la oligarquía colombiana se ha inclina­do porque los diálo­gos se produzcan en medio de la confron­tación. Si el despe­je del proceso pasado hubiera estado acom­pañado de un meca­nismo de esa natura­leza, otra hubiera sido la suerte del mismo.
– En Colombia, las cla­ses dominantes, su clase política y sus medios de comunicación sufren la ma­nía de mirar solo a uno de los lados. Informar de la matanza de 30 guerrilleros en un bombardeo aéreo despier­ta sus aplausos, mientras que las bajas oficiales en combate se repudian como asesinatos. Con dicha manipulación se busca además presionarnos grosera­mente en las mesas de diálogos.

El papel del diario VOZ


Carlos Lozano Guillén, director de VOZ y autor de ésta
entrevista al Jefe del Estado Mayor Central de FARC-EP

– Ustedes, como medio alternativo de heroica perdurabilidad, son quizás quienes de manera más honrada han in­formado al país, desde décadas atrás, de la infame persecución criminal prac­ticada en Colombia contra ese tipo de organizaciones. De los archivos de VOZ podría elaborarse la más fidedig­na historia de los crímenes de Estado en contra del pueblo de este país. El núme­ro de víctimas en Colombia se equipa­ra al espantoso holocausto judío en la Europa ocupada por los nazis. Entonces adquiere singular im­portancia el papel de los distintos movi­mientos sociales, sin­dicales, agrarios, po­pulares, que el Estado colombiano pretende ignorar al abordar con migajas de manera in­dividual uno que otro caso emblemáti­co. Esa Colombia ignorada y victimizada es la que tiene que ponerse de pie ahora para reclamar por sus muertos y desaparecidos, para exigir el fin defini­tivo de la guerra, para impedir que se consagre la impunidad, para exigir la satisfacción de los viejos clamores por los que fue violentada de modo tan ge­neralizado y atroz.

¿Qué opina de los 6 a 8 meses que presupuesta el Presidente Santos?

– Se trata de una expectativa que él está generando por su cuenta, en contravía de lo pactado en la letra y el es­píritu del Encuentro Exploratorio. Allí se concertó no poner fechas fatales, ni siquiera la palabra meses, así que lo expresado por el Presidente nos indi­ca lo difícil que va a ser este camino que emprendemos. De paso, evidencia de manera clara la estrategia que van a implementar: cuando no logren algo en la mesa intentarán imponerlo en los medios. Para llegar a La Habana y rea­lizar el Encuentro Exploratorio dura­mos dos años, cuando inicialmente se creyó que sería cuestión de semanas. Y no fue precisamente por causa de la insurgencia, tema del cual no quiero dar pormenores por respeto el compromi­so de mantener por el momento en re­serva los detalles al respecto, aunque por las crónicas que han salido en los medios, la contraparte parece haberse olvidado de ello.

Un asunto de los colombianos


¿Qué propuesta política le hacen las FARC– EP a los colombianos al comenzar el diálogo?


Una imagen de una sociedad neoliberal
clasista desde el centro banquero de Bogotá

– Movilizarse en torno a la termina­ción definitiva del conflicto. La gue­rra o la paz son asuntos que nos con­ciernen a todos los colombianos y es­tamos obligados a pronunciarnos. El Gobierno pretende que los diálogos se realicen exclusivamente entre sus vo­ceros y los nuestros, de modo discretí­simo, sin bochinches, como repite in­sistentemente. Como cuando Laureano Gómez y Lleras Camargo firmaron en Europa los acuerdos de Sitges y Benidorm. Además, pretende que las FARC demos allá el espaldarazo a sus planes de gobierno, como lo más con­veniente para el país.
– Es decir, que se des­conozca otra vez a la población colombiana, que se pacte a sus es­paldas lo que en verdad solo interesa y convie­ne a las transnaciona­les, banqueros, empresarios y terrate­nientes. Eso no puede suceder más en este país. Las grandes mayorías deben ser escuchadas y atendidas. Nuestra propuesta apunta a eso.

¿Por qué se decidieron las FARC a asumir este nuevo intento de paz? ¿Debilidad? ¿Estrategia? ¿Realismo?


– Quienes afirman que la presión mi­litar ha sido definitiva para movernos a una negociación política, olvidan que esta década de guerra se desató cuando Pastrana puso fin de manera unilateral al proceso de paz que se celebraba en el Caguán. Es el Estado quien regresa a la Mesa de Diálogos con las FARC, para lo cual habrá hecho sus valora­ciones internas. Una de ellas, así no la haga pública, tiene que ser el reco­nocimiento de que el enorme esfuer­zo realizado para vencernos ha resul­tado inútil. Las FARC seguimos ahí, combatiendo, resistiendo, avanzando. Ahora volvemos al escenario natural de la política, los diálogos civilizados. Es absurdo afirmar que nos han obliga­do a sentarnos a la Mesa, cuando fue el Estado quien se levantó furioso de ella. Dialogamos, porque la solución políti­ca ha sido siempre una bandera nuestra y del movimiento popular.

Guerrilleras y guerrilleros de las FARC-EP

Serios golpes


¿Pero entonces no han recibido las FARC golpes severos durante es­tos diez últimos años?

No puede negarse que hemos recibido serios golpes. Y sumamente dolorosos. Las muertes de cuatro miembros del Secretariado Nacional no pueden ser minimizadas. Son muy duras también las muertes de combatientes bajo el fuego de los bombardeos. Sin embargo, hemos asimilado con coraje todos esos casos. Ninguno de los actuales miembros del Secretariado cuenta con menos de treinta y cinco años de experiencia guerrillera, lo cual puede aplicarse también a casi todo el Estado Mayor Central.

Los relevos no se improvisan.

48 años de lucha continua han producido un formida­ble engranaje. Seguimos adelante, con dolor en el alma, pero más avezados y convencidos de nuestras razones. En toda guerra hay muertos. La campaña mediática insiste en presentarnos como una organización derrotada y sin futuro. Igual ha sido siempre. Si se trata­ra de hacer frente a una fuerza vencida, no estarían trabajando en incrementar aún más el pie de fuerza y el ya de por sí enorme arsenal adquirido. Son verdades que el Estado y los medios ocultan deliberadamente.


Entonces, aunque las FARC no ejecuten acciones del calibre de las de catorce años atrás, ¿puede afirmarse que la confrontación continúa siendo de grandes proporciones? El Ministro de Defensa los minimiza a ustedes por completo y alega que la confronta­ción persiste tan solo en el área rural de diez municipios aislados del país...

 

– Las FARC-EP operamos y nos movemos en los mismos territorios que ellos ocupan. El supuesto control ejercido por los comandos conjuntos, fuerzas de tarea, brigadas y batallones, es puesto en ascuas con frecuencia por la actividad de las guerrillas móviles.

El número de bajas de las fuerzas armadas ha venido en alza de tiempo atrás. Claro, también nosotros recibimos golpes, mucho más publicitados por los medios. Es que ese es el conflicto. Una guerra se libra según las circunstancias, no existen modalidades operativas válidas para todas las situaciones.

Es obvio que las condiciones de hoy no son iguales a las de una década atrás, sobre todo por uso masivo de la aviación militar, pero se combate diariamente. En todos los Bloques de las FARC se trabaja en función de variar esa ecuación en cualquier momento.

Sea como sea, la perduración del conflicto implicará mayor muerte y destrucción, más luto y lágrimas, más pobreza y miseria para unos y mayor riqueza para los otros. Imagínese las vidas que se hubieran ahorrado estos diez años. Por eso buscamos los diálogos, la solución incruenta, el entendimiento por vías políticas. Con ese propósito vamos a La Habana. Confiamos en que el Gobierno Nacional también entiende la necesidad de poner fin a tan larga violencia practicada contra el pueblo colombiano. 


-- Publicado por ANNCOL para FARC-EP el 9/18/2012 .

_________________________________________________________



LA OPINIÓN DEL ELN


DESDE LAS CARCELES TAMBIEN SE LUCHA POR LA PAZ

Revista Insurrección
ELN de Colombia


(Primera parte)

Toda sociedad tiene parámetros para medir su estado de salud, la
gravedad de sus enfermedades y medir el tamaño de su felicidad.
Universalmente se conoce el PIB, que permite cuantificar todo lo
producido por una sociedad determinada en un modo de producción;
también se ha comenzado a hablar de la necesidad de un parámetro que
permita medir el PIF o producido interno en felicidad que se realiza
en una sociedad, en lo que sería muy importante seguir avanzando. Este
último correspondería al principio y uno de los objetivos de la
política del Libertador Simón Bolívar que nos decía que la política
debe estar al servicio de construir la mayor suma de felicidad y de
armonía entre la vida de los seres humanos y la madre tierra.




Importante también que podamos medir el estado de una sociedad por la
situación y la política carcelaria que será el objeto de este
artículo, siendo apenas una aproximación que debe profundizarse, en el
marco de construcción de una política de paz autentica, constituida a
partir de proporcionar el máximo de vida digna.

Entre menos población carcelaria exista en un país significa que hay
mayor grado de desarrollo humano. En Colombia las cifras oficiales
señalan que el hacinamiento al interior de las penitenciarías es del
47%, sin embargo, fuentes de congresistas y organizaciones defensoras
de presos, denunciaron la superpoblación carcelaria rebaza en 200 por
ciento. Cárceles que deberían tener una población carcelaria de 100
detenidos albergan 200 y más de ellos. Y centros de reclusión como La
Modelo de Bogotá, la de mujeres El Buen Pastor, Villa Hermosa de Cali
y Bellavista de Medellín tienen niveles de hacinamiento por el mismo
porcentaje.

La más crítica por hacinamiento es la cárcel La Picota en Bogotá, que
tiene una capacidad para 2.000 reclusos pero que en la actualidad
tiene 9.028.

Estas condiciones de hacinamiento viola todos los derechos humanos
referidos a un espacio habitable digno a que tienen derecho los
reclusos según los preceptos jurídicos de la corte suprema de justicia
según que define “imperativo infranqueable según el cual sólo puede
someterse a una persona a reclusión si se le aseguran unas condiciones
dignas”. Este imperativo infranqueable es violado por el Estado
colombiano.

Del hacinamiento se excluye una franja de población carcelaria que
goza de todas las condiciones donde están los usurpadores de dineros
públicos, y uno que otro ex general u oficial de las fuerzas armadas.

Las cifras son alarmantes; uno de cada 400 colombianos está recluido,
en Colombia hay 111.500 personas privadas de la libertad. Según
cálculos, todavía conservadores, cerca de 130 niños viven en las
cárceles junto a sus madres, asunto indignante cruel e inhumano, que
niega a los niños otras condiciones de educación y crecimiento de su
personalidad, pues se sabe que la política de rehabilitación a los
prisioneros es inexistente. Los niños y niñas junto a sus madres deben
estar en otras condiciones.

El abandono a la salud histórico de los presos, se ha agravado en este
periodo, la actual Ministra de Justicia, en intervención que realizó
en la audiencia de control político el pasado 15 de agosto en el
congreso, apuntó que en los actuales momentos, los reclusos ha
interpuesto más de 4 mil derechos de tutela ante la carencia de
atención médica o violación a este derecho fundamental. Se ha vuelto
cotidiano que mueran reclusos porque les niegan la atención médica, o
suministro de medicamentos.

Según denuncias de los reclusos a congresistas, además de la mala
calidad de los alimentas, se les obliga a consumirlos  descompuestos.
El l servicio de agua potable tiene gravísimos racionamientos.

LA POBLACION CARCELARIA ES CONSIDERADA DESECHABLE

La población carcelaria es asimilada como desechable y sobrante porque
no es productiva para el capital mientras que sí produce gastos. Por
ello no hay voluntad de inversión social para su rehabilitación
integral y proyectar su vida en sociedad. Las cárceles son centro de
muerte gota a gota, para consumir la vida de miles de colombianos.
Este razonamiento es corazón y nervio del capitalismo y el estado
colombiano para definir las políticas carcelarias, capitalismo que
todo lo convierte en suma y multiplicación de ganancias y en resta en
lo que se refiere a derechos humanos.

Esta verdad, se confirma en la propuesta que hizo la Ministra de
Justicia en el DEBATE DE CONTROL POLITICO al que fue convocada por
congresistas del polo democrático y el liberalismo. Dijo la ministra
que el Ministerio está estudiando la posibilidad de crear un sistema
nacional de salud penitenciaria para brindarle atención de primer
nivel a la población reclusa.

En ello se concentra la mirada de población que por ser sobrante no
puede gozar de todos los niveles de salud a que tienen derecho todos
los seres humanos, sino a una simple curación si es que hay los
insumos.

Hoy no solo son los prisioneros políticos y sus organizaciones,
quienes luchan y denuncias estas atrocidades, la lucha y
desobediencias ha traspasado los muros de la infamia y se están
convirtiendo en muros de rebeldía y sus voces están llegando al
recinto del congreso, los padres de la injusticia por su incapacidad
de diseñar una política justa para esta población, que es producto de
las injusticias sociales de la sociedad capitalista, que es producto
de la necesidad de rebeldía y de lucha para superar este estado de
cosas inhumanos y de infelicidad.

Hay que construir un nuevo ordenamiento político, social y cultural
para evitar que haya población carcelaria y que este contingente
humano no esté privado de la libertad, sino colocando sus energías
creadoras al servicio de una sociedad igualitaria, en equidad y en
paz.(pendiente la segunda parte)


_______________________________________________________________

Las FARC afirman que son una fuerza cohesionada y unida militar y políticamente
 Notimundo
 
Ante los diferentes rumores sobre posibles fisuras y divisiones en las FARC para encarar los diálogos de paz con el gobierno del presidente Santos, estas aclaran en un comunicado conocido por Notimundo,-el cual está firmado por Cadena Radial Bolivariana -Voz de la Resistencia, que “Lo único que tenemos para decirles, es que todos los que hacemos parte de las FARC-EP seguimos una misma línea político-militar”

A continuación la transcripción del comunicado en su integridad:

 

Diálogos por la Paz con Justicia Social 

La delegación fariana que participó de los encuentros exploratorios, ha dado a conocer a la opinión pública desde La Habana,- 

a través de múltiples medios de comunicación hablados y escritos, el nombre de 9 de los diez integrantes de las FARC-EP que harán parte de la mesa de diálogos por la Paz con Justicia Social.

El décimo sigue siendo incógnito, y lo será hasta que esté en lugar seguro y fuera de Colombia listo para unirse a la delegación insurgente.

Los nuestros están día a día en el campo de batalla, al frente de sus tropas guerrilleras y de todas las tareas para seguir desarrollando nuestra lucha revolucionaria.

Por eso, y porque conocemos suficientemente las características de la guerra que vivimos y del enemigo que confrontamos,-se hace completamente necesario mantener el secreto y las medidas de seguridad, así muchos de los periodistas y generales que realizan sus trabajos-desde cómodas oficinas no puedan entenderlo, y se lancen de forma desesperada a atacar a las FARC (a través de los micrófonos), por las decisiones soberanas que toma como organización insurgente.

Como ya sabemos en la mesa de diálogos cada una de las partes contaría con 10 integrantes, de los cuales 5 son plenipotenciarios. Así las cosas la delegación fariana estaría integrada por: Iván Márquez, Marco León Calarcá, Ricardo Téllez, Andrés París y Simón Trinidad como plenipotenciarios. Los otros cuatro confirmados hasta el momento son: Jesús Santrich, Rubén Zamora, Bernardo Salcedo y Hermes Aguilar.

De parte del gobierno se anunció también los nombres de algunos integrantes de la delegación que los representará. A la cabeza estará el exministro del Interior Humberto de la Calle.

 Lo acompañan el exdirector de la Policía Oscar Naranjo, el excomandante de las Fuerzas Militares Jorge Enrique Mora Rangel,-el presidente de la Asociación Nacional de Industriales de Colombia Luis Carlos Villegas, el asesor de seguridad del gobierno Sergio Jaramillo, y Frank Pearl ex alto consejero de paz del gobierno Uribe.

 Tal como lo dijo el camarada Calarcá desde la Habana, se hace el intento por parte del gobierno de integrar distintos sectores de poder a la mesa de diálogo.

 Si a todo este panorama le sumamos los reiterados llamados de las FARC-EP al pueblo, para que se vincule de forma masiva y se convierta en actor protagónico de los diálogos, tenemos la partida completamente clara y esclarecida.

 Por otra parte, luego de anunciar la organización insurgente sus delegados para la mesa, comenzaron a aparecer las ya muy conocidas hipótesis, argucias y elucubraciones de los medios de comunicación.

 Que si el uno era más militar o político que el otro, que tal otro no estaba con la salida negociada, que ese era del “ala dura”, y etcétera.

 Lo único que tenemos para decirles, es que todos los que hacemos parte de las FARC-EP seguimos una misma línea político-militar, y tenemos una estructura de organización y mando tan fuertemente consolidada que nos ha permitido salir airosos de los más criminales embates militares preparados por la oligarquía y el imperio en contra nuestra desde hace ya 48 años. Palabras sobran.               

 FUENTE: Cadena Radial Bolivariana -Voz de la Resistencia-, transmitiendo desde las trincheras insurgentes  

________________________________________________________


COLOMBIA

Cronología de los últimos combates entre las FARC y el poder oligárquico

La paz con justicia social es posible, luchemos por ella, No 49

 

Por: Juan Leonel Pérez.

 

Hemos sido optimistas, creemos que la paz es lo más deseado por todos los colombianos, sabemos por experiencia que ésta no se dará sino hay un fuerte movimiento de masas que la exija y la imponga, la clase política que gobierna a Colombia desde hace 50 años, no tiene voluntad de paz, lo que quiere es una desmovilización y entrega de armas del movimiento insurgente.

 

Esto no significaría la paz, la historia lo demuestra, en 1953 las guerrillas se entregaron y de inmediato comenzó la persecución contra los comunistas, dando origen al levantamiento campesino en Villarrica (Tolima)

 

En 1957, las guerrillas se dedicaron a labrar la tierra en Marquetali, Río Chito, El Pata y El Guayabero,  hasta allí llegaron en 1964 los aviones y 16 mil soldados con la misión de aniquilarlos. Nacieron las FARC.


Milicianos de las FARC-EP en una concentración militar

 

En 1984, se firmaron los Acuerdos de la Uribe, nació la Unión Patriótica,  esta fue aniquilada,  junto a otros movimientos políticos, A luchar y El Frente Popular. Sin lugar a dudas  el régimen gobernante es el promotor de la violencia, creo los Pajaros, Los Limpio y Las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para asesinar a la oposición,  crearon el moustro de los paramilitares que ha cobrado miles de muertos y desaparecidos. Siempre se ha jugado a eliminar, desaparecer a la oposición para seguir enrriqueciendose y entregando la sobereanía del país. 

Los acuerdos de la Uribe y los acuerdos que se habían logrado en San Vicente del Caguan, fueron terminados violentamente y a traición por los gobiernos de Cesar Gaviria Trujillo y Andrés Pastrana. 

Por esta experiencia el pueblo tiene que exigir la paz, hay que luchar por ella, desde la fábrica, el barrio, la universidad, el campo, los intelectuales, los indígenas, todos los colombianos tenemos que exigir que iniciados los diálogos no se interrumpan como ha susedido en el pasado. 

Es una irrresponsabilidad muy grande la del Presidente Juan Manuel Santos, dialogar sin un cese al fuego, cuantos jóvenes inocentes tienen que morir por su culpa durante el periodo que duren las conversaciones, ¿Por qué no ahorrarle tanto dolor al pueblo colombiano? No es justo y los responsables son la clase gobernante. 

A continuación los resultados de los combates entre la insurgencia y las fuerzas represivas del gobierno, según la prensa nacional del 12 de agosto al 02 de septiembre de 2012.

12/08: Patrulla militar cae en campo minado de las FARC en zona rural de Tumaco, Nariño: 1 soldado muerto y 1 herido.

http://www.caracol.com.co/noticias/regional/muere-militar-al-caer-en-campo-minado-en-narino/20120812/nota/1742972.aspx

 

12/08: Combates entre las FARC y el ELN por un lado, y la Fuerza Pública por el otro, entre Pisba y Mengua, Boyacá: 1 militar herido.

http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/169506-un-soldado-resulto-herido-en-combates-con-las-farc-y-el-eln-en-boyaca

 

12/08: FARC atacan a la vigilancia de Hidroituango, Antioquia: al menos 2 militares muertos, 1 soldado y 1 vigilante heridos.

http://www.caracol.com.co/noticias/judicial/dos-soldados-muertos-y-uno-herido-en-ataque-de-las-farc-en-hidroituango-antioquia/20120812/nota/1743010.aspx

 

14/08: FARC atacan con explosivos al Ejército en zona rural de Arauquita, Arauca: 1 soldado muerto y 1 teniente herido.

http://www.caracol.com.co/noticias/regional/ataque-con-explosivos-la-causa-la-muerte-a-un-soldado-en-arauquita-arauca/20120814/nota/1743829.aspx

 

14/08: FARC sabotean deposito de crudo y torre de energía cerca de Tibú, Norte de Santander.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-367467-farc-sabotean-deposito-de-crudo-y-torre-de-electricidad-norte-de

 

16/08: Otra torre eléctrica derribada por las FARC en Tumaco, Nariño: sigue el apagón.

http://www.caracol.com.co/noticias/judicial/otra-torre-fue-derribada-en-tumaco-se-agudiza-el-problema-de-la-energia/20120816/nota/1745207.aspx

 

16/08: FARC afectan subestación eléctrica cerca de Popayán, Cauca.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/articulo-367910-nuevo-atentado-contra-infraestructura-electrica-el-cauca

 

16/08: FARC incineran 4 vehículos de la Agencia Nacional de Hidrocarburos en Tuluá, Valle del Cauca.

http://www.elpais.com.co/elpais/judicial/noticias/farc-incineraron-cuatro-vehiculos-zona-montanosa-tulua

 

17/08: FARC hostigan base de la Armada y estación de policía en Tumaco, Nariño.

http://www.caracol.com.co/noticias/regional/guerrilleros-hostigaron-base-de-la-armada-en-tumaco-narino/20120817/nota/1746307.aspx

 

17/08: FARC retienen embarcación con cargamento de combustible en el río Atrato, Chocó: siguen fuertes combates entre el Frente 57 y la Infantería de Marina.

http://www.caracol.com.co/noticias/judicial/las-farc-secuestraron-una-embarcacion-en-choco/20120817/nota/1745912.aspx

 

19/08: FARC dinamitan oleoducto Transandino cerca de Tumaco, Nariño.

http://www.abc.es/20120819/internacional/abci-farc-dinamitan-oleoducto-departamento-201208191918.html

 

20/08: FARC dan de baja a 1 policía en El Hobo, Huila.

http://www.eltiempo.com/colombia/otraszonas/farc-asesinan-a-un-policia-en-el-huila_12144587-4

 

21/08: FARC dinamitan torre eléctrica dejando sin luz a 3 municipios de Arauca y el complejo petrolero de Caño Limón.

http://www.caracol.com.co/noticias/judicial/atentado-contra-una-torre-de-energia-provoco-apagon-en-arauca/20120821/nota/1747835.aspx

 

23/08: Frente 33 de las FARC ataca a la Policía en jurisdicción de Sardinata, Norte de Santander: 2 uniformados muertos, entre ellos 1 teniente, y 4 heridos.

http://www.europapress.es/latam/politica/noticia-colombia-dos-muertos-cuatro-heridos-ataque-atribuido-farc-norte-santander-20120823035324.html

 

24/08: FARC dinamitan el oleoducto Transandino cerca de Puerres, Nariño, paralizando el bombeo de crudo.

http://www.eltribuno.info/salta/194554-Las-FARC-sabotearon-un-oleoducto-en-Colombia.note.aspx

 

24/08: FARC tumban torre eléctrica en el municipio de Gómez Plata, Antioquia.

http://www.radiosantafe.com/2012/08/24/las-farc-atacan-torre-de-energia-en-antioquia/

 

25/08: Guerrilla derriba torre eléctrica en Bogotá.

http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/derriban-torre-de-energia-cerca-de-bogota/20120825/nota/1750204.aspx

 

31/08: FARC dinamitan tramo de la vía férrea y tren carbonífero del Cerrejón, en La Guajira.

http://espanol.cri.cn/782/2012/08/31/1s256845.htm

 

31/08: FARC atacan a patrulla de la Policía en Tumaco, Nariño: 1 uniformado muerto y 3 heridos.

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/F/farc_siguen_atacando_entre

_aires_de_paz/farc_siguen_atacando_entre_aires_de_paz.asp

 

31/08: FARC atacan al comando de la Policía y la Armada en Timbiquí, Cauca, con un saldo de varios heridos.

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/F/farc_siguen_atacando_entre

_aires_de_paz/farc_siguen_atacando_entre_aires_de_paz.asp

 

02/09: FARC dinamitan 2 torres de energía en Anorí, Antioquia, provocando la interrupción del fluido eléctrico.

http://www.caracol.com.co/noticias/judicial/dos-soldados-muertos-y-dos-torres-de-energia-destruidas-deja-arremetida-de-las-farc-en-antioquia/20120902/nota/1754387.aspx

 

02/09: FARC emboscan a patrulla militar cerca de San Andrés de Cuerquia, Antioquia: 2 soldados muertos y 1 herido, y vía a Ituango bloqueada.

http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/F/farc_arreciaron_ataques_en

_antioquia_y_cauca/farc_arreciaron_ataques_en_antioquia_y_cauca.asp.

 

Hoy más que nunca es necesaria la solidaridad con los más de 8000  presos y presas políticas que se encuentran en las cárceles de Colombia y de los Estados Unidos de Norteamérica.

 

 _______________________________________________________                           

 

 COLOMBIA

Nuevo escenario de la confrontación política entre el pueblo colombiano y la oligarquía

 

17 Septiembre 2012  | 

Por Partido Comunista de México. | |

 

Concluido el encuentro exploratorio, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP han anunciado el inicio de una Mesa de Conversaciones para buscar una salida política al conflicto social y armado en que se encuentra el pueblo colombiano desde hace cinco décadas. Participarán también los gobiernos de Cuba y Noruega como garantes, y los de Venezuela bolivariana y Chile como acompañantes.

No es la primera vez que ello se intenta, y la insurgencia siempre ha mostrado su voluntad para dialogar con el adversario, que en todas las ocasiones incumplió. Uno de los intentos previos de salida política fue la Unión Patriótica, a la que le asesinaron candidatos presidenciales, parlamentarios concejales y miles de militantes en crímenes ordenados por el Estado, ejecutados por él o por grupos paramilitares. Fue una campaña de exterminio político.

 Los diálogos en San Vicente del Caguán mostraron a los colombianos y al mundo que la guerrilla estaba bien armada de propuestas para dar solución a los problemas sociales. En cada mesa temática, las FARC-EP demostraron no solamente un conocimiento profundo de cada asunto nacional, sino contar con un ejército de cuadros preparados para su resolución, con talla de estadistas. Recordamos, por ejemplo, la propuesta de sustitución de cultivos para combatir el tráfico de drogas, considerándolo un problema social  al que atender desde sus raíces. El gobierno de Pastrana se empecinó en generar pretextos que inviabilizaron esa oportunidad y reinició las operaciones militares.

El imperialismo apostó por la derrota militar de las FARC-EP con el Plan Colombia, en el que se empeñaron las administraciones de Clinton y Bush. 

Durante las dos gestiones de Álvaro Uribe, se vivió como nunca el terror contra la población. La  mezcla de Estado, paramilitarismo y narcotráfico resultó en años dramáticos cuyas terribles heridas se prolongan hasta hoy: tan sólo con el caso de los falsos positivos se cuentan ya miles de asesinados, miles de personas a las que el ejército asesinaba, los vestía con el uniforme fariano y los presentaba a la prensa como bajas de la insurgencia; cinco millones de desplazados en el proceso de despojo de tierras por vía institucional a favor de la oligarquía; empobrecimiento de la población, desvalorización del trabajo, privatizaciones y entrega de la soberanía nacional para favorecer a los monopolios colombianos y de otras nacionalidades. En las cárceles del Estado languidecen actualmente más de 7000 presos políticos. 

Las dimensiones de la guerra, con bases militares norteamericanas y el Comando Sur del ejército de los EEUU en plena acción, dan base para que algunos especialistas e intelectuales expresen que se vive un nuevo Vietnam.

Lo que pasa en Colombia es de importancia continental y mundial y no hay motivo que justifique darle la espalda al tema. Con mayor razón para las fuerzas revolucionarias. Dejando de lado a la jauría de voceros de los monopolios, que han derramado tinta calumniosa para criminalizar la insurgencia y el derecho de rebelión, lo cierto es que hay debates profundos sobre el conflicto social y armado por el que atraviesa ese pueblo hermano. El Comandante Fidel Castro escribió un libro sobre el tema y le dedicó Reflexiones muy polémicas. Otros han optado por un silencio injustificable. Muchos intelectuales han tomado partido abierto por la guerrilla. Desde la izquierda también surgieron voces hablando de la inviabilidad de la lucha armada y casi exigiendo la rendición de las FARC-EP y del ELN. 

Pero los marquetalianos han demostrado con hechos la viabilidad de la rebelión, de la lucha armada, y de la estrategia y táctica enarbolada por Manuel Marulanda y Jacobo Arenas, siguiendo a Lenin: la combinación de todas las formas de lucha. La fuerza de los principios, la justeza de los objetivos de lucha, de las demandas, del programa, han permitido a los camaradas de las FARC resistir. Las operaciones de guerra contra Raúl Reyes, Jorge Briceño y Alfonso Cano, son la prueba, por una parte, del despliegue militar para aniquilar esa lucha y por otro, de la gran voluntad del pueblo para continuar la lucha hasta vencer. 

Las FARC-EP, un partido comunista en armas, no fueron, ni serán, vencidas militarmente; y tampoco abandonarán las armas sin alcanzar los objetivos que los llevaron a la senda guerrillera. El objetivo de las FARC-EP es la conquista del poder y la construcción de una Colombia nueva. 

En un equívoco pensar que los diálogos de Oslo son los de la desmovilización. Serán, eso sí, un nuevo escenario de la confrontación, de los de abajo contra los de arriba, de las clases oprimidas contra los explotadores, de Bolívar contra Santander, de las mayorías oprimidas en duro antagonismo con la minoría que es la clase dominante. Y habrá que esperar un debate de grueso calibre y ráfagas de argumentos que presentará la delegación de las FARC-EP, como ya adelantan las opiniones del comandante Jesús Santrich sobre el tema de la tierra. 

Con gran firmeza lleva la columna fariana dirigida por el comandante Iván Marquez, para ese encuentro con sus adversarios de clase, la bandera de la paz con justicia. Veremos un ejército del pueblo con grandes pertrechos culturales, con dominio de la historia, compromiso con el pueblo trabajador, solidaridad e internacionalismo. Llegan a esa nueva batalla las FARC-EP con gran dignidad y siendo portadores de la esperanza de su pueblo. Y con las FARC-EP van las luchas del continente por emancipación y socialismo. En ese equipo debe integrarse sin dilación el comandante Simón Trinidad, actualmente en una cárcel de los EEUU. 

Un factor contra la burguesía es que en Colombia existen grandes movimientos socioclasistas, antiimperialistas y anticapitalistas, de trabajadores, estudiantes, campesinos, indígenas, mujeres, jóvenes, afrodescendientes, ambientalistas, algunos de ellos expresados en la Marcha Patriótica. En sus alocuciones el Comandante en Jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, expresó su convicción de que el pueblo es el hacedor de la historia y señaló la importancia de que el pueblo se involucre en esta oportunidad para la solución política. 

Las FARC-EP deben ser acompañadas en ésta batalla por los pueblos y sus organizaciones revolucionarias y clasistas. El Partido Comunista de México, sin importar la criminalización en su contra, no ha desistido nunca de la solidaridad con la insurgencia colombiana y hoy estará atento al desenvolvimiento de la situación.

Pensamos que éste es el deber de todos aquéllos que compartan la idea de construir un mundo nuevo, que necesariamente será socialista-comunista.

Fuente: http://www.resumenlatinoamericano.org

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

       

 

 

  

Ir a Portada
COLOMBIA
   
N°235---21/09/2012