Portada
POESIA

 

 

DIÁLOGO SOBRE LA VIOLENCIA

Violencia    Violencia    Violencia
Es tan profunda la violencia en nosotros
Esta violencia humana
Esta violencia estructural
Esta violencia conductual
Esta violencia sexual
Esta violencia oficial y extraoficial
Esta violencia policial
Esta violencia clerical
Esta violencia familiar
Esta violencia económica
Esta violencia global
Esta violencia militar
Esta violencia psicológica
Esta violencia personal
Esta violencia tumultuaria
Y violación
La forma pura de violencia
El nacimiento de la violencia
Es la violencia del nacer
Déjalo ahí   Déjalo ahí
La violencia interna es profunda  tan profunda
No le digas a nadie   no le digas a nadie

Es así de directa   indirecta
Productiva   reproductiva
Amateur   anónima
Insidiosa   política
Encaramada   legítima
Invisible   judicial   colectiva
Imperialista   automática
Ebria   estática   viral
Electora   capitalista   atómica
Clase de violencia de culto
Esa violencia se hundirá en tu alma
Hundirá tu alma

& es violencia y prostitución forzada
Violencia & servicios sexuales
Violencia e hipocresía
& violencia & democracia burguesa
Violencia & tecnología
& violencia & vocabulario
Violencia & privilegio
& violencia & poder

depresión   represión   supresión   opresión
depresión   represión   supresión   opresión
depresión   represión   supresión   opresión

           déjalo ahí   déjalo ahí

Es la víctima & el victimario
La víctima & el victimario
El sacrificio & el que sacrifica
El sacrificio & el que sacrifica
No le digas a nadie
No le digas a nadie

interrogación  interrogación
intolerancia     intolerancia
privación         privación        
complicidad     complicidad
tortura             tortura
dominación     dominación   dominación

Dolor
No dejes huellas
Evita el dolor   no dejes huellas
Dolor pena & miedo & sangre & Dolor
No dejan huella
Es tan profunda la violencia en nosotros   tan profunda
Suéltala si de veras no la quieres
Suéltala si de veras no la quieres

Es violencia & amor
Y violencia e ideología
Y violencia & discriminación
Y violencia & religión
Y violencia & arte & violencia &odio
Y violencia e ignorancia
Y violencia & racismo
Y violencia & monopolio
Y violencia & pobreza
Y violencia & hambre
Y violencia & resentimiento
Y esa vomitiva violencia reaccionaria
Violencia corporativa
Violencia industrial
Violencia urbana   violencia rural
Violencia étnica
Violencia farmacéutica
La violencia del SIDA  drogas & terrorismo
Pónganle un bozal a la violencia
Esa ruda violencia    esa quebradiza violencia
Esa cegada violencia   esa confiada violencia
Esa húmeda violencia      esa fría violencia
Esa oculta violencia         esa divertida violencia
Esa descarada violencia
Esa obsoleta violencia    esa absoluta violencia
Esa provocativa violencia   esa preventiva violencia
Esa madura violencia   esa irrelevante violencia
Esa protectora violencia   esa segura violencia
Esa sucia violencia   esa limpia violencia
Esa desolada violencia   esa vacía violencia
Esa competitiva violencia   Esa moderna violencia
Esa tradicional violencia   esa violencia por la misma violencia
Esa necesaria e innecesaria violencia   deja que se conozca la violencia
Suéltala si de veras no la quieres
Suéltala si de veras no la quieres

Traducción de Adriana González

 

 

 


 

Mujeres en clave de marzo

Es necesario dejar pasar
al frente a las mujeres
por duda o convicción,
amor o resistencia,
por esa terca manía
de acompasar derechos,
deberes y alegrías.

 

Es casi obligatorio clarificar
ciertas tonterías y blasfemias,
de alborotadas confusiones
de extravagante burbuja,
de indeseables situaciones
de pretéritas rebeliones
y de presente continuo.

Sería imprescindible
tomar las agendas olvidadas
y trazar círculos de colores,
en cada hoja suelta que
nos despierte el alma,
que acurruque de sueños
las posibles madrugadas.

Que no se deje para mañana
ninguna arena por pisar,
ningún amor por retener,
ni ninguna montaña por escalar.

 

Que la ternura no confunda
nuestra condición de ser
personas liberadas.
Todo lo que logramos
no nos ha sido regalado,
sino
tramo a tramo alcanzado,
con cada lucha programada
antes y después del 8 de marzo.

 

Angeles Núñez Echenique

 


 

Excepticismo de nostalgias
hechas mordazas
en nudos se sueños truncos
y gastados.
De esmeros de inviernos forzados
de agónicos suspiros atragantados
entre velos de infortunios
entre ocasos de aluminio.
Y el puño en alto marchita
entre soles y escarchas
que se amotinan.
Entre cuerdas de violines
atardeciendo entre matorrales
y jazmines.
Se lamentan los huecos llenos de escombro
a paladas y paladas
 de asombro cotidiano
de pánico solitario
de olla de presión
que busca largar la tapa
y salpicar de ampollas
nítidas e impunes
en las caras pulcras y lisas
de fingidas sonrisas
marchitas y secas

finas de lifting y cremas

 

Publicado por 

 


 

Amenaza

Suelen andar
como
pájaros sin jaula
perros sin collar
caballos sin montura
gentes sin amos
indígenas sin cacique
campesinos sin alambrado
obreros sin patrón
creyentes sin religión
amigos sin interés
mujeres sin golpe
militantes sin partidocracia

Todo muy extraño
gentes raras
difíciles de adaptar
personas complicadas
amigas de hacerse preguntas
y cuestionar el orden establecido
ejemplos
imposible de exterminar
perros
baguales
originarios
jornaleros
trabajadores
pensadores
y por sobre todo
compañeros
y compañeras
siempre en esas cuestiones
de la libertad y la justicia
demasiado diferentes
demasiado iguales
gustan de andar a contramano
y desprecian las zanahorias
que suelen colgar
delante de las narices
los propietarios
de
jaulas
collares
monturas
caciques
alambrados
patrones
burócratas
parlamentarios
fabuladores
ambiciosos
ejércitos de intermediarios,
espejitos de colores
y disfrazados
para el carnaval
de la injusticia
Por eso
si no pasan por el aro
as de bastos duro y parejo
palo y a la bolsa
como siempre ha sido
Que desde arriba
se admiten mendigos,
víctimas resignadas,
arrepentidos
y hasta algún revire ocasional                                  
pero nunca rebeldes
agitadores de otro vivir
sembradores de ideas
y hermandades insumisas
que niegan la resignación
y el sometimiento
Están convencidos
que el cambio social
no depende de los explotadores
ni sus dioses
sino en poner de acuerdo
las propias dignidades
los justos demonios
y lanzarlos unidos
como en el puño cerrado
y en la misma dirección
como en la mano tendida
a la gente compañera.
Sin ninguna duda:
la peor amenaza
de futuros diferentes.

 


 

 

ESPERANDO QUE PUDIERAS

Si pudieras inhalar el humo de mi boca

Si pudieras entender esta distancia

Si miráramos los dos la misma luna…

Si pudieras sacarme del destierro

Si pudieras entender este dolor

Y si mi alma transmutara en otra

Y se hiciera golondrina que viaja

Para hacer nido en tu boca…

Si pudieras hacer todo eso

No entendería que hago acá

Escribiéndole al viento,

Como un narciso,

Esperando que pudieras.

                                                                                                      Camilo Álvarez

 


 

Poesía rebelde

 

Encontrar verdad:

Escuche muchas mentiras. Me las quisieron enseñar. Las creí algún tiempo. Luego tuve que buscar verdad.

Busco entonces porque mi alma aspira, Aspira a encontrar verdad.

Quiero mis ojos bien abiertos, Al mundo, el pasado, a la realidad. Basta de falsedades. Basta de tolerar. Me libero. Grito verdades. Grito que no da más. Despierto, sueño del sueño. Cansado, en la maldad, de la pesadilla, De lo que te obligan, de lo consciente, De la pasividad, pura y vacua pasividad. De dar por cierto por comodidad lo que no es. Solo por ser lo que todos son, o no. Solo por errar, solo por buscar.

No se. No quiero convencer a nadie. Pues es así. Solo invito, a todos los que sienten, A todos los que piensan y buscan. Que busquen, que descubran, que reflexionen sobre Dios, los Dioses, uno y el alma, sobre la vida y la muerte, sobre todo y nada. Los invito, a hacer lo que hago yo. A romper con todo, lo que no es. A ser plenamente, en virtud de ser. A ser uno mismo, por si mismo, para si. Y así Encontrar Verdad.

"Solo la verdad os hará libres"

Arden mis pensamientos

En un fuego imposible, arden mis pensamientos. Ningún Razonamiento! Sueños muchos Sueños! Ideales miles de Ideales! Arden mis pensamientos! En un fuego inerte. Arden fausticamente. Arden y renacen. Mueven y revuelven! Gritan y se desquitan. Son libres, los pensamientos. Soy libre en mi mente. Victoria para lo eterno. Solo yo se mis pensamientos. Sin cadenas! Libertad! Sin ataduras, griten verdad! Revolución en mi mente, caos orgánico. Orden incipiente/ Mis pensamientos tienen autonomía viviente. Se lanzan fuera de mi mente. Hacia una conquista virtual. Arden en un Fuego Virtual. Marchan en hoguera marcial. Nunca nunca se detendrán. Perduran mi deceso mortal. Reencarnaran en mis letras y obras. Para ser de nuevo más. Puedo pensar, que se que pienso. Y que el mundo es del que tiene sueños. Imaginar mil imágenes bellas y mil nefastos sucesos. Todo todo dentro de mi lugar. Se sobre mi, los demás y el mundo. Se muy poco, eso lo se seguro. El camino es largo, la mente fuerte. Poder! Sobre el cuerpo endeble! Poder a las mentes! Poder al pensamiento libre! No más sometimientos.

Voluntad de pensar! O ser ameba mental! Libertad neuronal! O encadenamiento cerebral! Combate idealista! O esclavitud materialista!

Disyuntivas del día a día…….pensar,….pienso…..revuelta…..de los pensamientos…..pensar,….pienso…………Revuelta de los sentimientos……….pensar,…pienso…que arden……mis pensamientos….

 


 

 

 

el amor en tiempos de guerra (económica)

por Marisol Oviaño

Hace un par de meses el hombre que vive al filo vino a verme durante un viaje relámpago, pero no me encontró.
Y mira que tenía yo ganas de cuidarlo un rato.
Me llamó varias veces al móvil, pero lo tenía apagado.
No me tocaba verte. 
Vigiló Proscritos durante varias horas, pero tenía un bolo a seiscientos kilómetros de aquí, y no pudo esperar a que yo llegara: nunca se sabe cuándo volverá a surgir una oportunidad de ganar algún dinero. Cuando se le hizo demasiado tarde, colgó de mi puerta una humilde bolsa verde llena de patatas de la huerta y se marchó.
Te doy lo que tengo, era el mensaje.
Recogí el mensaje y nos los comimos en guisos, en tortilla y como guarnición de filetes empanados.

El amor en tiempo de guerra es así.
Y el nuestro, además, es imposible: cuando nos conocimos, hacía tiempo que los dos habíamos dejado atrás el punto de retorno.

Esta mañana abrí la trinchera proscrita y, antes de que tuviera tiempo de quitarme el abrigo y subir los estores, oí que alguien entraba detrás de mí. Allí estaba él con su loca sonrisa. Y brinqué a sus brazos movida por un resorte que ya no intento comprender. Nuestra partida acabó hace dos años, cuando la guerra nos situó en distintos frentes; ya no esperamos nada, nos limitamos a disfrutar de las bolas extras que nos ofrece la vida.
Como la de hoy.
Apenas si hemos estado juntos una hora y media. Si de pie, abrazados. Si sentados, con las manos entrelazadas; apurando cada segundo.

Antes de irse, ha descargado en mi disco duro sus últimas canciones.
Sólo es música, les falta letra.
Después le he acompañado a la puerta. Y antes de que emprendiera el camino a su trinchera, le he dado un beso.
Quizá el último.
Quién sabe cuántas bolas extras seremos capaces de jugar.

 

 

 


 

 

 

Wislawa Szymborska


Retrato de mujer

 

Debe ser a elección.
Cambiar para que no cambie nada.
Es fácil, imposible, difícil, vale un intento.
Sus ojos son, si cabe, una vez azules, otra vez grises,
negros, alegres, sin causa llenos de lágrimas.
Duerme con él como una cualquiera, única en el mundo.
Le parirá cuatro hijos, ningún hijo, uno.
Ingenua, mas la que mejor aconseja.
Débil, mas podrá con el peso.
No tiene cabeza, pues la tendrá.
Lee a Jaspers, y revistas de mujeres.
No sabe el porqué de este tornillo y construirá un puente.
Joven, como siempre joven, todavía joven.
Sostiene en sus manos un gorrión alirroto,
su propio dinero para un viaje largo y ajeno,
un mazo, una compresa y una copa de vodka.
¿A dónde corre? ¿no está cansada?
Que no, un poco, mucho, no pasa nada.
O le quiere o se empeña.
Por lo bueno, por lo malo y por el amor de Dios.

 

 

Prospecto

 

Soy un tranquilizante.
Funciono en casa,
Soy eficaz en la oficina,
me siento en los exámenes,
Comparezco ante los tribunales,
pego cuidadosamente las tazas rotas:
sólo tienes que tomarme,
¡ disolverme bajo la lengua,
tragarme,
sólo tienes que beber un poco de agua.

Sé qué hacer con la desgracia,
cómo sobrellevar una mala noticia,
disminuir la injusticia,
iluminar la ausencia de Dios,
escoger un sombrero de luto que quede bien con una cara.
A qué esperas,
confía en la piedad química.

Eres todavía un hombre (una mujer) joven,
deberías sentar la cabeza de algún modo.
¿Quién ha dicho
que la vida hay que vivirla arriesgadamente?

Entrégame tu abismo,
lo cubriré de sueño,
me estarás agradecido (agradecida)
por haber caído de pies.

Véndeme tu alma.
No habrá más comprador.

Ya no hay otro demonio.

 

NADA DOS VECES

 

Nada sucede dos veces
ni va a suceder, por eso
sin experiencia nacemos,
sin rutina moriremos.

En esta escuela del mundo
ni siendo malos alumnos
repetiremos un año,
un invierno, un verano.

No es el mismo ningún día,
no hay dos noches parecidas,
igual mirada en los ojos,
dos besos que se repitan.

Ayer mientras que tu nombre
en voz alta pronunciaban
sentí como si una rosa
cayera por la ventana.

Ahora que estamos juntos,
vuelvo la cara hacia el muro.
¿Rosa? ¿Cómo es la rosa?
¿Como una flor o una piedra?

Dime por qué, mala hora,
con miedo inútil te mezclas.
Eres y por eso pasas.
Pasas, por eso eres bella.

Medio abrazados, sonrientes,
buscaremos la cordura,
aun siendo tan diferentes
cual dos gotas de agua pura.

 

Posibilidades

Prefiero el cine.
Prefiero los gatos.
Prefiero los robles a orillas del Warta.
Prefiero Dickens a Dostoievski.
Prefiero que me guste la gente
a amar a la humanidad.
Prefiero tener a la mano hilo y aguja.
Prefiero no afirmar
que la razón es la culpable de todo.
Prefiero las excepciones.
Prefiero salir antes.
Prefiero hablar de otra cosa con los médicos.
Prefiero las viejas ilustraciones a rayas.
Prefiero lo ridículo de escribir poemas
a lo ridículo de no escribirlos.
Prefiero en el amor los aniversarios no exactos
que se celebran todos los días.
Prefiero a los moralistas
que no me prometen nada.
Prefiero la bondad astuta que la demasiado crédula.
Prefiero la tierra vestida de civil.
Prefiero los países conquistados a los conquistadores.
Prefiero tener reservas.
Prefiero el infierno del caos al infierno del orden.
Prefiero los cuentos de Grimm a las primeras planas
del periódico.
Prefiero las hojas sin flores a la flor sin hojas.
Prefiero los perros con la cola sin cortar.
Prefiero los ojos claros porque los tengo oscuros.
Prefiero los cajones.
Prefiero muchas cosas que aquí no he mencionado
a muchas otras tampoco mencionadas.
Prefiero el cero solo
al que hace cola en una cifra.
Prefiero el tiempo insectil al estelar.
Prefiero tocar madera.
Prefiero no preguntar cuánto me queda y cuándo.
Prefiero tomar en cuenta incluso la posibilidad
de que el ser tiene su razón.

 

De "Gente en el puente" 1986

 

Alabanza a mi hermana

 

Mi hermana no escribe poemas
y es improbable que de pronto comience a escribir poemas.
Le viene de su madre, que no escribía poemas
,y de su padre, que tampoco escribía poemas.
Bajo el techo de mi hermana me siento a salvo:
nada impulsaría al marido de mi hermana a escribir poemas.
Y aunque suene como un poema de Adam Macedonski,
ninguno de mis parientes se ocupa de escribir poemas.
En el escritorio de mi hermana no hay poemas viejo
sni nuevos en su bolso.
Y cuando mi hermana me invita a cenar,
sé que no tiene intenciones de leerme poemas.
Hace magníficas sopas sin esfuerzo,
y el café no se derrama sobre sus manuscritos.
En muchas familias nadie escribe poemas,
pero cuando lo hacen, rara vez es sólo una persona.
Algunas veces la poesía fluye en cascadas de generaciones
que ocasionan temibles corrientes en las relaciones familiares.
Mi hermana cultiva una prosa hablada decente,
pero toda su producción literaria está en tarjetas postales veraniegasque prometen la misma cosa cada año:
que cuando vuelva me contará todo,
todo,
todo.

 

Amor a primera vista

 

Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad,
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,

que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.
Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.

 

De "Fin y principio" 1993

Wislawa Szymborska (1923) Nació en Kórnik, Polonia y vive en Cracovia.

   
N°258--15/03/2013