Compartir esta página
OPINIÓN
Non calentarum, largo vivirum

 

Cuando escribí una nota sobre la ley de regularización del cannabis, polemizando con algunas posiciones de sectores de izquierda sobre este tema (PP 1094), tenía la intención y la esperanza de contribuir al debate de ideas, pero no a la disputa personal y a los agravios. La respuesta de Sergio Pereira (PP 1097) es más bien lo segundo.

Como no tengo interés en seguir por ese camino dejaré de lado todo eso. También la lista interminable de facturas por cosas que pasaron en tal o cual movimiento, organización o reunión, sin duda no ha de ser a causa de Moyano el mosquito que las cosas han tenido los resultados que han tenido.

Hablaré solamente de la parte argumental.

Dice Sergio:

La ley de regulación del cannabis, no solo hace una despenalización parcial del cultivo doméstico de cannabis para consumo propio (cosa que para Moyano es el centro y, sin embargo, según parece para otros no). Sino que, y es eso lo que realmente preocupa, legaliza un negocio que, no importa si es estatal, privado, asociado, mixto, local o multinacional, tanto da, manejará millones de dólares produciendo, fraccionando y distribuyendo marihuana, como lo hace el capital con otras drogas que se legalizaron o que nunca fueron ilegales. Que el “tema principal” para Moyano sea la despenalización del cultivo, no lo hace el “tema principal” para todos, quizás sea eso lo que le molesta, al grado de nublarle el razonamiento...”.

Suficiente, paro ahí.

Nublado o no, mi razonamiento me dice que lo que hay aquí es una diferencia de opinión sobre cuál es el tema principal de la disputa en torno a la regulación del cannabis. Una diferencia de opinión es cosa simple y normal, non calentarun largo vivirum cuando hay una. En vez de eso, argumentar. Mi argumentación al respecto abarcó la tercera parte de mi nota de mil cien palabras.

Cualquiera que viva en este país sabe que el cultivo para consumo propio es hoy una práctica corriente, sobre todo en sectores amplios de nuestra juventud. Y todos conocemos la represión contra el circuito de aprovisionamiento de marihuana.

"La represión por posesión o “tráfico” es excusa oportunista para la represión sistemática de la juventud, lo que a su vez es estrictamente necesario para “domar” generación tras generación y mantener el disciplinamiento social... “(y sigue unos párrafos más en el mismo sentido).

Repito: En mi opinión hay aquí dos dimensiones diferentes del problema.

Una dimensión cultural y social del problema de la droga en la cual COINCIDO con lo que dice al respecto la declaración de la Juventud Guevarista, la drogadicción es una forma de alienación, intenta una evasión de la realidad penosa de la injusticia capitalista, y es además base para el negocio capitalista que aumenta la explotación a partir de la miseria humana.

La otra es la dimensión política que tiene que ver con el uso represivo del supuesto “combate a la droga” para desarrollar y endurecer el carácter represivo general de nuestra sociedad; y en particular la represión contra la juventud.

La Juventud Guevarista no está de acuerdo con la represión, me consta, lo dicen (aunque a mi modo de ver muy al pasar) y yo nunca afirmé que estuviesen a favor de la represión. Pero su declaración termina así:

Los jóvenes militantes revolucionarios, conscientes del papel socio-político de las Drogas, no podemos hacer apología del consumo, no podemos defender la legalización, no podemos alentar la evasión de la cruel realidad de explotación de las mayorías populares, los jóvenes más lúcidos que nunca para la Revolución y el Socialismo”. (Subrayado por mí). (1)

Por mi parte no hago apología del consumo ni quiero alentar la evasión de la realidad, pero DEFIENDO LA LEGALIZACIÓN porque la legalización quita el sustento legal de la represión y en cambio da base a la resistencia anti-represiva y me parece, entonces, que para quién esté contra la represión eso es un acto de coherencia.

Lo importante aquí sería que los compañeros del MRO explicasen por qué no están de acuerdo con la legalización del cultivo doméstico de cannabis, o, si acaso están de acuerdo, por qué no lo dicen. Tal vez sea porque para ellos no es un tema importante. Se trata simplemente de una forma diferente de ver la realidad entre mi cabeza y la de ellos

Pero Sergio hace de eso una verdadera cruzada. Y no da un solo argumento sobre ese tema, sea central o no lo sea. Parece que yo no tengo derecho a manifestar públicamente mis diferencias con las opiniones del MRO, tal vez por ser “francotirador” y otras cosas, o tal vez nadie tenga ese derecho

Sobre la existencia de un movimiento por la regularización del cannabis, al que califico de “social” y “mundial”, y Sergio no lo ve así y no dice por qué  y solamente dice que tengo el razonamiento nublado  otras cosas que no vale la pena.

*  Digo social en el sentido de abarcar y representar a un sector social, y son ellos y no yo los que lo dicen (en Uruguay el “Movimiento por la Liberación del Cannabis”), tener las formas organizativas y de acción típicas de los movimientos sociales (auto-organizaciones, formas de ayuda mutua ante la represión, protestas, marchas, actos, revistas, convocatorias públicas, etc.).

*  Digo mundial por abarcar muchos países y los cinco continentes (Argentina, Brasil, Chile, Bolivia, Colombia, Venezuela, México, Costa Rica, Estados Unidos, España, Francia, Alemania, Sud-África, norte de África, Australia, etc.) (2, hay hasta un mapa mundial).

*   Digo que es de izquierda en un sentido genérico que espero que cualquier lector comprenda, y sobre ese término se puede discutir, por supuesto.

El “problema central del problema central”, según lo entiende mi pobre cabeza y no tengo otra y no puedo hacer más que decir lo que pienso y por qué, y no veo por qué tendría que hacer menos que eso y no me entra en esta cabeza por qué no puedo decir lo que veo de equivocado y mesiánico en el MRO (es Sergio y no yo el que introduce el término pero ya que estamos y digo que en mi opinión su visión es mesiánica aunque diga él que no lo es) es que se niegue la existencia, validez o importancia de un movimiento social porque el mismo no se ajusta a “la cosmovisión o la ideología que se relaciona con una particular interpretación de la historia donde el cambio de un estado del desarrollo de una sociedad ... será originado por la llegada de un "mesías" o héroe, al que corresponde el establecimiento de un nuevo orden”, y que ese papel heroico se lo atribuyen a sí mismos.

Y por lo tanto son ellos los que juzgan si un movimiento social es tal cosa o no lo es, y si alguien puede manifestar opiniones contrarias a las suyas o no puede. Y cuando alguien lo hace no se argumenta, sino que se rechaza y descalifica esa opinión simplemente por ser opinión contraria, usando además el viejo truco de “matar al mensajero”. (El que opina es un francotirador y tutti quanti).

En este caso, y lo que importa: ¿hay o no hay un movimiento social contra la represión al cultivo doméstico y consumo del cannabis? S

i se le niega a ese movimiento la condición de “social” (¡como si eso importase, la “nota” que le ponemos a los movimientos!!!), hay que explicar por qué

Y si ese movimiento existe y reúne las condiciones de los “buenos” movimientos sociales anti-represivos ¿por qué negarle el apoyo político que significa estar a favor de la legalización? ¿Sólo porque son diferentes?

¿Es el mundo el que tiene que adaptarse a nuestra cabeza, o es nuestra cabeza la que tiene que tratar de comprender el mundo?

¿O es porque estamos en contra de este gobierno y esta es una de sus leyes? En un sentido similar podemos señalar también la ley de despenalización del aborto, la del matrimonio homosexual, la del software libre, etc. A eso me refiero con “pequeña guerra”

El fútbol es una forma de evasión de la realidad, y un negocio capitalista. Hoy no está prohibido jugar en la calle o en los campitos, pero si lo dejamos a Pratto bien podría estarlo, y la policía metiendo en cana a los pibes que lo hiciesen (en realidad no se está muy lejos). Y si eso ocurriese, y llegado el caso el parlamento despenalizase jugar al fútbol en esos lugares públicos, estaríamos a favor de la legalización, sin por eso abdicar de nuestra lucha contra la cultura de la evasión ni contra el capitalismo, ni tampoco de la lucha contra el gobierno.

El alcoholismo es una drogadicción y una forma de evadirse de la realidad, y existe también entre los militantes, como también hay militantes que fuman porros en alguna reunión, y en las marchas. Y podríamos citar muchos otros ejemplos

En mi opinión los compañeros de la Juventud Guevarista comenten un error de reduccionismo, y hay un componente mesiánico en negarse a ver la realidad social compleja que incluye movimientos sociales de gente “diferente” a nosotros

Hace mucho tiempo ya que la realidad ha demostrado que ese reduccionismo es un obstáculo. Estamos a tiempo todavía de corregir esos errores. El debate abierto podría ser un instrumento.

Ahora, lo de Sergio, lamentable. Eso sí, yo por mi parte la dejo por acá

 

(1)  Posta Porteña publica en el Nro. 1085 la mayor parte de esa declaración incluyendo ese párrafo final, la declaración completa está en Los Orientales Prensa Digital del 15/12/2014. Allí está el párrafo al que hago referencia en mi nota sobre el “asceta revolucionario” y la conspiración. “Todo lo que sirva para evadirse del conocimiento de la realidad, realidad que hay transformarla, debe ser combatida por los revolucionarios... Un joven revolucionario debe luchar contra todo tipo de alienación, disipación, alcoholismo o drogadicción. Debe organizarse, debe conspirar, debe utilizar todos los medios de lucha para la liberación, ni un segundo puede darse el lujo de evadirse de la realidad. Tiene que disponer de toda su inteligencia, acerar la voluntad, desarrollar una vida austera, sacrificada y de entrega a la revolución. No se puede conspirar drogado, no se puede enfrentar la infiltración y represión de las fuerzas policiales drogado, no se puede planificar y realizar acciones revolucionarios drogado”.

(2) Sobre esas cosas que se imagina equivocadamente mi cabeza, detallo algunas fuentes entre muchas:

http://socialcannabis.blogspot.com/2013/03/marcha-mundial-marihuana-convocatorias.html

http://socialcannabis.blogspot.com/2013/03/chile-legaliza-el-autocultivo-del.html http://www.crhoy.com/movimiento-buscara-referendum-para-aprobar-consumo-de-cannabis-medicinal/

http://www.sonico.com/g/968059777/el-movimiento-cannabis

http://www.cannabis-med.org/index.php?tpl=page&id=21&lng=es

http://www.lr21.com.uy/politica/1152857-imm-denunciara-movimiento-liberacion-cannabis

http://movimientocannabicomanuelbelgrano.blogspot.com/2012/08/bolivia-reabre-el-debate-sobre-la.html

http://liberadamaria.org/2011/01/15/grupos-de-accion-asociaciones-y-clubs-a-favor-de-la-normalizacion-legalizacion-del-cannabis/

http://liberadamaria.org/2011/01/15/grupos-de-accion-asociaciones-y-clubs-a-favor-de-la-normalizacion-legalizacion-del-cannabis/

http://www.eluniversal.com.mx/nacion-mexico/2013/impreso/impulsan-despenalizar-mariguana-en-mexico-209408.html

Reitero la mención al Transnational Institute. En serio compas, miren esto y digan si no es para preocuparse. Hay que explicarle a estos otros compas cual es la realidad de Uruguay, pero no a la manera de Sergio:

http://www.tni.org/es/infographic/la-historica-regulacion-del-cannabis-en-uruguay-en-imagenes

P.D.: el siguiente artículo que acaba de ser publicado  La JIFE contra Uruguay: el arte de la diplomacia Las tensiones internacionales por la decisión de Uruguay de regular el cannabis alcanzaron nuevas cotas cuando Raymond Yans, presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), acusó al Gobierno uruguayo de actitud "de piratas" frente a las convenciones de la ONU....

ver más:

http://www.tni.org/es/article/la-jife-contra-uruguay-el-arte-de-la-diplomacia  

FERNANDO MOYANO -

 

Fuente: postaporteñ@

 
 

 

 

 

       

 

 

  

Ir a Portada
   
N°298--24/01/2014