C ompartir esta página
 
LA REVOLUCIÓN NO NECESITA PERSONAJES ,NECESITA REVOLUCIONARIOS

EZLN - 20 años de acción zapatista

“No habrá casa-museo o placas de metal en donde nací y crecí. Ni habrá quien viva de haber sido el subcomandante Marcos. Ni se heredará su nombre ni su cargo. No habrá viajes todo pagado para dar pláticas al extranjero. No habrá traslado ni atención en hospitales de lujo. No habrá viudas ni herederos. No habrán funerales, ni honores, ni estatuas, ni museos, ni premios, ni nada de lo que el sistema hace para promover el culto al individuo y para menospreciar al colectivo”.

Orsetta Bellani · EL CIUDADANO
 
zapatavive

Con estas palabras anunció su “desaparición” el subcomandante Marcos, legendario vocero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), decisión que tomó a todo el mundo por sorpresa. Lo hizo en la madrugada del 25 de mayo pasado en el Caracol de La Realidad, sede del gobierno autónomo zapatista en la profundidad de la Selva Lacandona. En su reemplazo como portavoz del EZLN fue nombrado el subcomandante Moisés.

“Es nuestra convicción y nuestra práctica que para rebelarse y luchar no son necesarios ni líderes, ni caudillos, ni mesías, ni salvadores”, declaró Marcos desde el escenario levantado en La Realidad, en una atmósfera onírica creada por la lluvia nocturna en la selva. “Para luchar sólo se necesita un poco de vergüenza, un tanto de dignidad y mucha organización”.

Ejemplo de coherencia

El ex vocero del EZLN se definió a sí mismo como una “botarga”, un engaño mediático creado por los pueblos zapatistas. Ellos decidieron construirlo y ahora optaron por desaparecerlo, porque ya no es necesario en una organización que cree en la horizontalidad y en el poder desde abajo, y cuya dirigencia ya no es mestiza sino indígena.

La gente aplaudía, lanzaba consignas, algunos lloraban, quizás más para descargar la intensidad de aquel momento que por tristeza. Al final, la decisión de “desaparecer” a Marcos, una figura que de alguna forma ocultaba la resistencia cotidiana de millares de bases de apoyo zapatistas, fue un gran ejemplo de coherencia para una organización como el EZLN.

“Habríamos tenido que hacer un esfuerzo para que se concentraran menos en la figura de Marcos, durante los primeros años”, admitió el subcomandante en el 2009, durante una entrevista con la periodista mexicana Laura Castellanos. “Sucesivamente tratamos de remediarlo, pero ya no se pudo”.

Pero el 10 de agosto el rostro enmascarado de Marcos  reapareció sorpresivamente en el Caracol de La Realidad durante una rueda de prensa con los medios libres. Allí el ahora subcomandante Galeano —personaje en el que Marcos anunció haberse convertido en homenaje a un zapatista asesinado en mayo pasado por opositores al movimiento insurgente—, criticó a los “medios de paga” y anunció que la organización hablará exclusivamente con los medios independientes. Hay sólo que esperar que el subcomandante Galeano no se vuelva el nuevo mito mediático zapatista.

La desaparición de Marcos ocurrió en un momento de madurez del EZLN, que en sus 20 años de vida alcanzó importantes logros y demostró tener la suficiente humildad para transformarse. Aunque en los últimos años haya sido invisibilizado por los medios, el proyecto político zapatista sigue adelante.

Después de la traición, por parte del gobierno, de los compromisos asumidos con la firma de los Acuerdos de San Andrés sobre el derecho a la autonomía indígena, en el 2003 el EZLN decidió ejercerla unilateralmente a través de la creación de las Juntas de Buen Gobierno, que reforzaron el principio del “mandar obedeciendo”. Pese a enfrentar muchas dificultades, en estos 20 años aumentó en las comunidades autónomas la participación política de las mujeres, se formaron maestros y médicos zapatistas, se crearon escuelas y clínicas, se desarrolló un sistema de justicia al que muchas veces acuden personas que no pertenecen al EZLN, por ser más eficaz que el institucional.

Cambio de actitud

La insurrección armada de 1994 supo también cambiar la actitud de buena parte de la población mestiza mexicana hacia los indígenas. “Antes del levantamiento, los coletos [como se conoce a los habitantes de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas] expresaban de forma explicita su racismo hacia los indígenas”, explica a Noticias Aliadas Juan Blasco, profesor de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH). “Después de la insurrección, los periódicos criticaron mucho a los sancristobalenses por haber maltratado a los indígenas durante siglos, y desde entonces su actitud cambió, por lo menos en el discurso”.

Además, el levantamiento zapatista fue capaz de impulsar un proceso que llevó a algunos pueblos originarios de América a ser actores centrales en la política de sus países. Otro logro del EZLN fue visibilizar la marginación en la que viven los pueblos originarios, poniendo la causa indígena en la agenda política de México. Sin embargo, el gobierno utilizó instrumentalmente las nuevas demandas, para implementar estrategias de contrainsurgencia cuya finalidad es alejar el pueblo de la resistencia. Estas se disfrazan de programas de apoyo a los indígenas, que se pueden concretar en políticas asistencialistas o de inversión en infraestructura.

Según explica a Noticias Aliadas Nancy Zárate Castillo, ex coordinadora estatal para Chiapas de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (DDSER), “la inversión en infraestructura por parte del gobierno empezó después del levantamiento zapatista, ahora cada cabecera municipal tiene su centro de salud. Sin embargo, siguen faltando los recursos humanos, los hospitales están vacíos”.
Orsetta Bellani Noticias Aliadas 

 

Bases de las organizaciones y partidos agrarios de la izquierda burocrática internacional, agrupados en la Vía Campesina lanzan ataques armados y diversas agresiones contra las comunidades zapatistas


Enlace Zapatista ::
23.Ago.14 :: Autonomía comunitaria

Nota de Jaime Yovanovic (Profesor J)


En la década del 90 surgió a nivel mundial el llamado movimiento antiglobalización contra la globalización capitalista y la imposición del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, dinámica que tuvo su mayor expresión en Seattle, donde convergieron miles y miles de activistas y movimiento social, la mayoría de ellos autónomos, pero que consiguieron convocar grupos, partidos, sindicatos e hicieron estremecerse los cimientos del orden planetario regido por el capital financiero. Pero varios partidos de origen marxista-leninista, al ver que después del muro los trabajadores, campesinos y otras capas sociales buscaban caminos propios en tanto otros aprendían a luchar desde la autonomía y desde la comunidad, en especial desde 1994 con la irrupción del EZLN con el sub Marcos como figura que recorrió el mundo inyectando nuevos bríos a quienes iban descubriendo que los partidos ya no sirven, se reunieron en el propio seno de la AGP, la Acción Global de los Pueblos, que articulaba movimientos y grupos que potenciaban las movilizaciones altermundistas, en especial las de Praga y Gotemburgo, además de Seattle, los partidos de origen de la vieja ortodoxia y guerrillas ligadas a estos partidos, para armar el mamotreto político de la Vía Campesina que depende de la relación de esos partidos y sus instrucciones de acumulación de "fuerzas" para la toma del poder, con lo que sus bases servirían para las necesidades electorales (como el Partido Comunista chileno que hace entrar a la ya reducida organización Ranquil) y armadas, con lo que ex guerrilleros comienzan a introducirse nuevamente en el movimiento campesino junto a otros que penetraban el movimiento indígena e intentaban asumir la conducción, como el "Perro" Santillán, líder del Partido Comunista Revolucionario de Argentina, que luego aparece como dirigente indígena.
Evo Morales entra con sus campesinos cocaleros a la AGP y hasta el día de hoy cuenta entre sus asesores con activistas de la Vía Campesina salidos de esa dinámica antiglobalización, que luego junto al PT brasileño y los estalinistas de Le Monde Diplomatique que habían formado ATTAC con dirigentes de poderosos ONGs, como Susan George de Greenpeace, organizan el Forro Social de Porto Alegre donde el papel fundamental se le adjudica al brazo agrario del PT, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra, el MST, actor fundamental del proceso de constitución de la Vía Campesina en tanto en Argentina la CTA, base de sustentación del kirchnerismo argentino lleva miles de activistas a ese primer Forro financiado por la Fundación Ford y apoyada por el magnate Soros junto a algunos ministros socialdemócratas europeos que llegaron a auxiliar a darle forma institucional al Forro. El reformismo estalinista se reagrupaba tras la caida del muro succionando las fuerzas vitales que se habían levantado desde abajo en todas partes, como la superstar Valejos del PC chileno succionó la vitalidad del movimiento estudiantil del 2011 dejándolo postrado y ella allá arriba.

Esa Vía Campesina tiene uno de sus principales teóricos a Emir Sader, el brasileño que hizo experiencia en Chile llegando al comité central del MIR, actualmente miembro del PT y uno de los principales asesores del MST, de la Vía Campesina y enemigo acérrimo de la autonomía comunitaria a nivel internacional, lo que los zapatistas en México, atentos a las dinámicas sociales y políticas en todo el mundo, ya habían percibido, obviamente, por lo que cuando Stédile, el líder del MST y compinche de Sáder, viaja a México para convencer a los zapatistas de ingresar a la Vía Campesina, los indígenas de Chiapas rechazaron educadamente la invitación y el líder de la Vía Campesina hubo de regresar con la cola entre las piernas rechinando los dientes y jurando venganza. A su regreso a Brasil corrió donde Sader y en reunión en Río de Janeiro en el lujoso departamento del asesor de Lula que nada hizo por la reforma agraria, ambos dieron rienda suelta a su odio, enviando instrucciones a sus bases en otros países para iniciar un cerco a los zapatistas, lo que hizo muy bien la representante guatemalteca, por poner un ejemplo, que vino a Chile al Encuentro de Chanabayita organizando contubernios para evitar la declaración de apoyo al zapatismo, entre otras perlas conguiendo alianza con algunos anarquistas que rompieron relaciones con los autónomos. La mayoría de los delegados al encuentro apoyaron la declaración, pero la siembra de odio de la señora de una ONG, miembra activa de la Vía Campesina en Guatemala se orientó a descalificar al zapatismo, cosa que antes en su correspondencia no había hecho, lo que junto a otras actitudes y dichos, demostraron que había campaña y confirman en carne propia las orientaciones provenientes del departamento de Río de Janeiro.

Con estos antecedentes, a nosotros no nos sorprende que las huestes de la Vía Campesina en México se arrojen en la forma de paramilitares tomando tierras de los territorios autónomos zapatistas inmediatamente después del asesinato del profesor Galeano, ya que creen que la situación es propicia, cayendo así en las maniobras del estado, que desarrolla cientos y miles de artilugios para dividir, debilitar y golpear al zapatismo.

Por último, el MST y la Vía Campesina obtienen grandes cantidades de dinero de los gobernantes brasileños del PT para estos viajes y maniobras, sin destinar para la reforma agraria, que fue la bandera que permitió crecer al MST y aumentar enormemente la votación al PT. Hay mucho más paño que cortar, pero usted puede ver en el buscador de esta base de datos poniendo solamente la palabra "Brasil". Pero era necesaria esta introducción para entender lo que realmente está sucediendo y el énfasis de los zapatistas por informar que los atacantes están afiliados a la Vía Campesina. A buen enten dedor, pocas palabras.

La solidez alcanzada por la autonomía, autogestión, educación propia, alimentación, autogobierno, salud propia y otros temas desarrollados en los caracoles de los municipios autónomos mediante sus formas de vida comunitaria, ha demostrado que saben y sabrán defenderse, sin embargo es necesario ampliar la denuncia hacia todo el continente proponiendo acciones y dinámicas de aislamiento y denuncia de todo tipo contra las organizaciones y actividades de la Vía Campesina. Si atacan a las comunidades autónomas, sea quien sea, el estado, los intelectuales o los aparatos partidarios, la tarea es defenderse y quebrarles las patas, siempre reivindicando las formas pacíficas, no sólo para no provocar, sino para ir instalando o recuperando el Buen Vivir y la dignidad

En primer lugar desde aquí pedimos a los miembros de la Vía Campesina y la Cloc, que se retiren de dicha organización, pues están siendo utilizados para legitimar y acrecentar las agresiones y ataques de todo tipo ya no sólo contra el zapatismo, sino contra todos los que creemos y trabajamos por la autonomía comunitaria. Entendemos las alianzas que algunos hacen con ellos, pero les pedimos que entiendan también que es necesario que procuren sus alianzas con las formas de vida comunitaria, los indígenas, comunidades campesinas autónomas, afrodescendientes, garífunas, afectados por represas, comunidades en resistencia contra el extractivismo, pescadores artesanales, brotes de comunidades urbanas, entre otros. Que se distancien de los partidos. Hay que entender que el capital, los gobiernos llamados progresistas y las izquierdas de la toma del poder, hace rato que atacan por todos lados a las comunidades, siendo para todos ellos a estas altura su "enemigo principal". Los zapatistas no están solos, porque todos los de abajo estamos siendo atacados por los de arriba, tengan el color que tengan y eso no es más que señal de que cabalgamos, así que a galopar aún más.

RvsR: El paramilitarismo "campesino y democrático" contra las comunidades zapatistas

Desde la Junta de Buen Gobierno de La Garrucha nos hemos enterado y nos han indignado las distintas agresiones y provocaciones que la llamada Organización Regional de Cafeticultores de Ocosingo (ORCAO), está haciendo en contra de nuestras compañeras y compañeros Bases de Apoyo Zapatistas de los poblados de San Jacinto, El Egipto, El Rosario, Kexil del municipio autónomo San Manuel. Dichas acciones de corte paramilitar se han realizado desde el día 25 de julio de este año, las cuales consisten en el despojo de tierras recuperadas, destrucción de casas, amenazas de muerte y de desalojos, uso de armas de fuego, contaminación de potreros con sustancias químicas, uso de armas blancas para herir y matar al ganado colectivo, tala de árboles y robo de maíz; provocando con esto que las y los compañeroas Bases de Apoyo Zapatistas de San Jacinto fueran desplazados; los cobardes agresores pertenecen al barrio Chiquiinavak, del pueblo Pojkol en el municipio oficial de Chilón.

Lo anterior se da en el marco de la compartición realizada entre el Congreso Nacional Indígena y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, buscando generar un clima de tensión y entorpecer las tareas de este encuentro histórico. Pero fundamentalmente la gravedad del asunto consiste en las amenazas ya mencionadas, en el desplazamiento de familias zapatistas y el peligro latente de una agresión armada homicida. Las mismas autoridades de la Junta de Buen Gobierno de La Garrucha alertan que se evitó una masacre como la de Acteal.

Esta guerra contrainsurgente está teniendo ya una nueva constante, ahora el paramilitarismo tiene el rostro de "organizaciones democráticas y campesinas", son estas las que realizan la vil y mezquina tarea de agredir a mujeres, niñas, niños, ancianos y hombres dignos que por medio de su trabajo colectivo crean mejores condiciones de vida en aras de un mundo sin explotación, despojo, desprecio y represión. Esta tendencia se ha venido agudizando en los últimos meses, porque tampoco es nuevo que organizaciones como la ORCAO (la cual, dicho sea de paso, pertenece a la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas -UNORCA-, integrante a su vez de Vía Campesina) hagan labores de una guerra que no tiene nada de "baja intensidad", ya son varios años que este nuevo tipo de paramilitarismo recibe migajas a cambio de lo que nunca conocieron, ni conocerán: la dignidad.

Antes fue la CIOAC, ahora es la ORCAO, pero siempre es el mal gobierno y el sistema capitalista el que con sus planes de muerte va sembrando agravios, lo que ignoran cada uno de Ellos, es que lo que cosecharán será la rebeldía organizada en comunidad de los pueblos en resistencia.

Desde la Red contra la Represión y por la Solidaridad hacemos responsables, de esta y de cualquier agresión a nuestras compañeras y compañeros zapatistas, a Manuel Velasco Coello y a Enrique Peña Nieto, bufón y virrey de los intereses de los señores de la banca y el dinero, que por medio de la horca, el cuchillo y los medios de comunicación de paga, mantienen este silencio genocida.

Hacemos un llamado a los distintos esfuerzos organizativos que integran a la RvsR, a las y los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, a las y los condiscípulos de la Escuelita Zapatista, y a toda persona honesta que sienta como suya esta agresión, a que levantemos la indignación, a que organicemos nuestro dolor y nuestra rabia y que de acuerdo a nuestros tiempos modos, formas y geografías, realicemos acciones de solidaridad y compañerismo.

A nuestras compañeras y compañeros zapatistas les decimos que no están solas, que no están solos, que si los tocan a ustedes nos tocan atod@s. Nunca más una agresión impune, las y los abrazamos en colectivo, porque el mundo nuevo que florece lleva en sus raíces la dignidad rebelde zapatista.

¡JUSTICIA PARA EL COMPAÑERO GALEANO!

¡L@S ZAPATISTAS NO ESTÁN SOL@S!

¡VIVAN LAS BASES DE APOYO ZAPATISTAS!

¡VIVA LA VIDA! ¡MUERA LA MUERTE!

Contra el despojo y la represión: ¡la Solidaridad!

Red contra la Represión y por la Solidaridad

(RvsR)

 
Ir a Portada
   
N°325--29/08/2014