Herramienta de traducción gratuita de páginas web
by free-website-translation.com
Ir a portada
Así va el Mundo

22/04/2016               

N° 405

Frida Khalo

 

 

El viraje a la derecha de Hillary y Bill Clinton y Paul Krugman para frenar a Bernie Sanders

William K. Black

17/04/2016

¿Se acuerdan cuando hace unas semanas Hillary Clinton se quejaba de que los Demócratas no la consideran "progresista"? La gran victoria de Bernie Sanders en Wisconsin puso fin a esa táctica y desencadenó el viraje a la derecha de Paul Krugman y de Hillary y Bill Clinton, lo cual inadvertidamente le da la razón a Bernie cuando niega que son progresistas en las cuestiones más importantes.

Esta última semana, el discurso de Hillary y sus representantes se ha movido a la derecha y han cambiado de postura respecto los asuntos más relevantes. De hecho, en varios casos la deriva a la derecha va más allá de las políticas que practicaron hace una década - a pesar de que estas políticas demostraron ser un fracaso. Sin darse cuenta también han demostrado cuán terribles fueron las políticas que resultaron del tan alardeado "pragmatismo" de Clinton y de su compromiso con las demandas más extremas de los Republicanos. Este es el caso de la infame "reforma" de la seguridad social de Clinton — una política que ambos Clintons defendieron. Tom Frank detalla en su nuevo libro titulado Listen, Liberal como el "pragmatismo" de los Clintons y su entusiasmo por trabajar con las peores facciones del Partido Republicano llevaron a la "reforma" de la seguridad social. Zach Carter justo acaba de escribir el artículo que yo planeaba escribir sobre esta farsa. Lo ha titulado "Nada de lo que Bill Clinton dijo para defender su Reforma de la Seguridad Social es cierto": les recomiendo leerla.

Como criminólogo (también soy asesor económico de Bernie), voy a dedicar la primera de dos columnas sobre el viraje de Hillary a la derecha al intento de Bill Clinton de defender tanto sus políticas sobre drogas como la acusación de Hillary a los consumidores negros de "super-depredadores". La segunda columna explica como Paul Krugman al hablar de la banca se ha unido a esta deriva derechista con tal de apuntalar el giro de Hillary.

Bill defendió sus políticas que contribuyeron a aumentar el encarcelamiento masivo de negros y Latinos por delitos relacionados con las drogas en el mismo mitin de campaña del pasado 7 de abril que llevó a Zach Carter a ridiculizar su defensa de la reforma del "Bienestar". El discurso de Bill fue muy protestado por los miembros de Black Lives Matter, lo cual llevó a que Bill se saliera del guión atacando vehemente a algunos de los manifestantes y dio pie también saliera en defensa de su proyecto de ley sobre la delincuencia y de que Hillary atacara a los "super-depredadores".

Bill planteó cuatro puntos esenciales en relación a la delincuencia en su intento de defenderse y de atacar a los manifestantes. En primer lugar, reclamó que su proyecto de ley contra la delincuencia hizo reducir mucho el crimen. La realidad es que la delincuencia callejera estaba reduciéndose antes de su proyecto de ley y la tendencia continuó después. (Los crímenes financieros de la élite estaban disparándose gracias a la lucha de Clinton por las tres "des": la desregulación, des-supervisión y de facto des-criminalización de las finanzas — pero los Clintons y los autores y difusores del mito de los negros y latinos "super-depredadores" miraron hacia otro lado).

En segundo lugar, Bill alegó que todo lo malo de su proyecto de ley contra la delincuencia era debido a las demandas de los Republicanos. El libro de Tom Frank muestra como el "pragmatismo de los Clinton y las promesas de trabajar con la derecha más dura le llevó a elaborar un proyecto de ley que produjo la reclusión masiva de americanos. Este problema estaba agravado por la estipulación de las sentencias que castigaba a los consumidores de cocaína en crack cien veces más severamente (por peso) que a los consumidores de cocaína en polvo. Parece probable que los encargados de elaborar el borrador de la ley no sabían que los principales consumidores de cocaína en crack son negros y Latinos y que, en cambio, la cocaína en polvo la consumen mayoritariamente los blancos. Amplios sectores de la población respondieron con lo que los científicos sociales llaman un "pánico moral" respecto al consumo de la cocaína en crack a pesar de tener efectos idénticos a la cocaína en polvo. El proyecto de ley de Bill recibió apoyo de ambos partidos, incluido Bernie.

Lo que Bill no discute, per si que enfatiza el libro de Tom Frank, es que la inmensa desigualdad racial en las penas impuestas — y su falta de fundamento dada la equivalencia química entre ambas sustancias — se puso de manifiesto el primer año de la ley. En 1995, la Comisión de Armonización de Penas de los Estados Unidos había recopilado los datos, había llevado a cabo los análisis y había hecho el esbozo para poner fin a tal disparidad — y Bill y el Congreso Republicano sin demora se pusieron pragmáticamente a trabajar mano a mano para bloquear la derogación de la desigualdad racial en las penas. Después de abandonar el poder, Bill se disculpó repetidamente por su Ley sobre la delincuencia pero hace unos pocos días en Filadelfia volvió a alabar su desastrosa ley. Se está posiciona excepcionalmente a la derecha cuando sigue sus instintos naturales al salirse de guión.

En tercer lugar, Bill se ha desviado tanto a la derecha que ha resucitado una postura racista que Hillary en su día promovió (y de la que después se desdijo). Hillary agredió a los consumidores negros de crack calificándolos como "super-depredadores". Esta expresión fue acuñada con tal de generar pánico moral y así producir el encarcelamiento masivo de negros. La CNN se hizo eco del uso que hizo Hillary del término:

"Suelen ser los tipos de chicos que llamamos 'super-depredadores'" dijo Clinton en un mitin en 1996, cuando la delincuencia era una preocupación pública importante, según las encuestas del momento. "Sin consciencia, sin empatía… podemos hablar de por qué acabaron así pero primero tenemos que hacerlos arrodillar".

Hillary estaba citando a tres autores de la ultraderecha que habían tenido cargos oficiales durante el gobierno de Reagan. Ninguno de ellos era criminólogo pero aun así afirmaban que el crecimiento de los "super-depredadores", mayoritariamente negros, era tan grande que deberíamos estar suficientemente aterrorizados como para apoyar una "guerra" a gran escala contra los consumidores de droga negros y Latinos. No solo acuñaron el término de "super-depredadores" y enfatizaron que eran principalmente negros – sino que les llamaron "asilvestrados". La palabra que se usa para referirse a los animales que una vez fueron domésticos y pasan a vivir en las condiciones de un animal salvaje. Los consumidres de crack negros eran demonizados como subhumanos – animales salvajes cuyos ancestros habían en algun momento sido domésticos (como esclavos) y los cuales, como Hillary reclamó, debían ponerse de rodillas como perros adiestrados. Nada de esto era verdad pero las mentiras racistas permitieron crear el pánico moral que tanto daño creó a nuestra Nación. El libro de Michelle Alexander, The New Jim Crow: Mass Incarceration in the Age of Colorblindness hace un tratamiento excelente de este vergonzoso resultado.

Hillary con el tiempo (en 2016) se retractó de haber empleado la expresión y meme racista "super-depredador". Bill lo ha desenterrado porque se puso nervioso y rabioso con los manifestantes de Black Lives Matter pero en una intervención no planificada deshizo el discurso que habían trazado reflexivamente.

En cuarto lugar, Bill atacó a los manifestantes de Black Lives Matter de forma vergonzante. De hecho, su ataque fue el resultado de su disparatado intento por apoyar el uso de la expresión "super-depredadores" por parte de Hillary meses después de que ella se retractara. Bill invocó los mismos mitos racistas y usó el mismo lenguaje racista que usaron hace una década a pesar de que ha sido completamente desacreditado por los criminólogos. La CNN menciona esto al respecto del mitin de Filadelfia:

Él también defendió que Hillary Clinton usara la expresión 'super-depredadores': "No sé como caracterizaría los líderes de las bandas que hacían que niños de 13 años se colocaran de crack y los mandaban a las calles a asesinar otros niños afroamericanos" dijo el ex-presidente. "Quizás ustedes pensaron que eran buenos ciudadanos — ella no".

(Bill también parece haberse hecho venir bien la escena del interrogatorio de la película LA Confidencial "Estabas colocado, Ray?"). Evidentemente, los activistas de Black Lives Matter nunca han sugerido que los "buenos ciudadanos" "asesinan" "niños". El hecho que Bill lo afirmara muestra que estaba aterrado por la gran victoria de Bernie en Wisconsin. La narración que hace Bill sobre los "líderes de las bandas que hacían que los niños de 13 años se colocaran de crack y los mandaban… a asesinar otros niños afroamericanos" es un mito racista. Incluso los autores de ultraderechas que inventaron el término "super-depredador" y calificaron a los consumidores negros de crack como animales abandonaron la expresión y sus demandas hace unos cinco años. Bill ha ido más allá que la ultraderecha al desenterrar estos mitos racistas asegurando que eran y son acertados y haciendo la absurda afirmación de que los activistas de Black Lives Matter apoyan a los asesinos de los niños negros.

Postscript (added at 4:50 p.m. CDT April 9, 2016)

¿Cuán desastroso fue el discurso sobre la delincuencia de Bill en el mitin de Filadelfia? Justo acabo de encontrar una editorial del Wall Street Journal que han publicado bajo el título de "En defensa de Bill Clinton". La editorial del equipo del WSJ elogia a los Clintons por "decir la verdad" sobre los "super-depredadores", asevera falsamente que la ley de la delincuencia es lo que redujo el crimen y aplaude que haya dicho que los miembros de Black Lives Matter busquen defender aquellos que asesinan los niños negros. Los subordinados de Murdoch también instruyen a los demócratas y a los "agitadores"  (otro meme racista que el WSJ desentierra después de treinta años para este editorial) de Black Lives Matter sobre por qué deberían alabar que Bill exhume la ficción racista de los "líderes de las bandas que hacían que los niños de 13 años se colocaran de crack y los mandaban a las calles a asesinar otros niños afroamericanos"

Los progresistas en ese momento se contentaron con apoyar las política de la Nueva Democracia del Sr. Clinton puesto que una posición de centro-derechas parecía esencial para ganar la Casa Blanca. Pero ahora están tan intimidados por Black Lives Matter como para contar la verdad.….

Los agitadores de Black Lives Matter deberían estar agradecidos al Presidente Clinton en vez de vituperarlo.

Cuando los portavoces de Murdoch se deciden a "contar la verdad" a los negros y progresistas, no queda duda de que mienten.

Los economistas liberales aplaudieron la desregulación de las finanzas de los Nuevos Demócratas

En este segunda columna aporto el contexto esencial para entender el viraje de Krugman a la derecha en lo que respecta a las finanzas. No suele entenderse que las políticas económicas de la administración Clinton eran de ultraderecha. Bill Clinton y Al Gore fueron dos de los líderes más poderosos de los "Nuevos Demócratas" — un grupo del Partido Democráta cuyo objetivo era mover el partido a la derecha en los temas económicos, el presupuesto, la seguridad nacional, la regulación y el crimen. La política de los Nuevos Demócratas estuvo financiada en gran parte por Wall Street pero el soporte ideológico vino de economistas que eran "liberales" en algunas cuestiones sociales. Los Clintons y Gore cumplieron con Wall Street adoptando el programa de las tres "des" — desregulación, des-supervisión y de facto des-criminalización [de las finanzas] que estimuló y permitió que se expandiera rápidamente una doble burbuja. La primera en estallar fue la burbuja "punto com". La burbuja inmobiliaria estalló a finales del 2006 dando inicio de la crisis financiera de 2008 y a la Gran Recesión del año siguiente.

Voy a discutir dos artículos con tal de ilustrar que los economistas "liberales" de la era Clinton eran de ultraderechas al promover las políticas en favor de las empresas defendidas por los Nuevos Demócratas. Ambos artículos fueron publicados en Fortune durante la primavera de 1999— más o menos un año antes del pico de la burbuja punto com. En esa época, la revista se enorgullecía de estar a favor de los plutócratas. El tono del economista que escribió el artículo era complaciente con los prejuicios de los plutócratas.

Es importante entender la intersección del contexto económico y político en la primavera de 1999 en los Estados Unidos. Clinton dio un paso extraordinario en 1996 al nominar Alan Greenspan para continuar al mando de la Fed. Greenspan era un discípulo de Ayn Rand al que Ronald Reagan puso al cargo por primera vez. Greenspan fue un infame defensor de Charles Keating, el mayor defraudador en la debacle de las asociaciones de ahorros y préstamos. Todos los elogios a las operaciones de Keating y las predicciones de éxito de Lincoln S&L demostraron ser absolutamente erróneos. Greenspan había llevado una larga e impía guerra contra la ley Glass-Steagall, trató de despedazarla diseñando docenas de cambios en la ley e interpretaciones que acabaron con sus protecciones. Greenspan también fue hostil a usar la única autoridad reglamentaria que le otorgaba la Ley de Propiedad de la Vivienda y Protección de los Valores de 1994 (HOEPA) para prohibir la especialización en la práctica fraudulenta y predatoria de prestar sin verificar la capacidad de pagar del prestatario (incluso cuando eran llevadas a cabo por esas empresas que ahora Krugman insiste en que estaban en la sombra y, por tanto, no formalmente sujetas a la regulación federal). Greenspan rechazó usar la HOEPA para frenar el crédito predatorio y fraudulento a pesar de que crecía masivamente. El sucesor de Greenspan, Ben Bernanke (otro Republicano nombrado por el Presidente Obama para ponerse al mando de la Fed a pesar del indiscutible fracaso regulatorio), también rechazó usar la HOEPA para proteger al pueblo americano de estos créditos predatorios y fraudulentos. No fue hasta mayo de 2008 que finalmente usó la autoridad de la HOEPA para prever una norma que prohibía estos créditos sin verificar, aproximadamente un año después de que el mercado secundario desapareciese y estos créditos hubiesen prácticamente cesado. Y aun así, todavía retrasó la fecha efectiva de la norma hasta Noviembre de 2009, no fuera que pudiera causar molestias a algún prestamista fraudulento y predatorio todavía en activo.

La administración Clinton ya había mostrado su fuerte hostilidad a la regulación financiera en la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC), trabajando con los Republicanos para bloquear los principales intentos de reforma del presidente de la SEC, Arthur Levitt. Primero en 1998 y después en 1999 la administración bloqueó con éxito los intentos de Brooksley Born para proteger la economía mundial de los problemas que acarreaban los derivados financieros — incluso en 1999 aprobaron una disposición que prohibía proveer esa protección cualquier futuro regulador. La administración Clinton estaba trabajando con los republicanos más conservadores en el Congreso para derogar efectivamente la Ley Glass-Steagall. En 1999, Citigroup y Travelers Insurance acordaron la mayor fusión en la historia financiera — desafiando abiertamente la Ley Glass-Steagall con tal de extorsionar directamente al Congreso para que la derogara. Robert Rubin, antiguo director general de Goldman Sachs, el miembro del gobierno que lideró la destrucción de la Glass-Steagall, anunció que dimitía de su cargo como Secretario del Tesoro de Clinton. De inmediato se unió a Citigroup. En 1999, antes de la derogación efectiva de la Glass-Steagall, esos bancos que fueron los primeros en sacar partido de la aniquilación de la ley negociando títulos financieros ya estaban sufriendo pérdidas severas. 

Los economistas "liberales" ejercieron una defensa esencial para la destrucción de la efectiva regulación financiera durante la administración Clinton. Parte de la historia fue desregulación pero la des-supervisión fue su herramienta más destructiva. He tomado algunos fragmentos de uno de estos economistas para ilustrar cuán a la derecha estaban.

El primer artículo

El autor del primer artículo (26 de abril de 1999) escogió un título deliberadamente provocativo. "Want Growth? Speak English THAT CERTAIN JE NE SAIS QUOI OF LES ANGLOPHONES."  El artículo hacía la triunfal afirmación de que hablar inglés es una de las claves para el crecimiento económico. El economista hacía un repaso de las mayores naciones anglófonas y concluía elogiando sus grandes éxitos. Irlanda se llevaba la mayor calificación.

Ahí está Irlanda, apodada recientemente como el "tigre céltico", creciendo a una impresionante tasa del 8% los últimos cinco años.

Queda claro que el economista tenía ciertas limitaciones en lo que respecta a las burbujas. De hecho, describió la tasa de crecimiento de EEUU (en gran parte, el resultado de la burbuja punto com) con el mismo término que usó para Irlanda ("impresionante"). La burbuja inmobiliaria de Irlanda llegaría a doblar el tamaño (en relación a su PIB) de la burbuja norteamericana. Sin embargo, este economista veía crecimiento económico masivo cuando en realidad lo que observaba (sin identificar) eran burbujas desastrosas.

Los latinoamericanos que pensaron que habían dejado su pasado atrás están viendo con horror como son sacudidos de nuevo por crisis financieras.

El economista no mencionaba que los "Latinoaericanos… pensaban que habían dejado su pasado atrás" porque los economistas norteamericanos les habían asegurado que con la adopción del mantra predicado por los economistas anglófonos, el Consenso de Washington, de duras políticas económicas de derechas sus pasados de bajo crecimiento "quedarían atrás". Sin embargo, la economía de derechas impulsada por los anglófonos en forma de Consenso de Washington produjo una "crisis financiera" tras otra en toda América Latina.Incluso cuando China emergía como líder de crecimiento (y antes de que su crecimiento se hiciera dependiente de burbujas) el economista mantenía que el Inglés era la explicación de las diferencias de crecimiento entre países.

Qué tienen en común los países que siguen siendo prósperos a pesar de que el resto del mundo padece? Bueno, la respuesta salta a la vista. Sí, el denominador común de los países con mejor desempeño en esta época de frustrantes expectativas es que son países en los que se habla en Inglés.

Los héroes del economista: Alan Greenspan, Larry Summers, Margaret Thatcher & M. Friedman.

El economista sólo acababa de empezar su discurso plagado de triunfalismo anglosajón. Él y sus colegas dieron varias explicaciones del supuesto triunfo.

Primero, está la teoría de Alan Greenspan — ¿o es en realidad la teoría de Larry Summers? La política económica en los países anglófonos suele estar dirigida por economistas inteligentes con un pie en la academia que, por lo tanto, toman mejores decisiones que los mandarines doctrinarios que dirigen los ministerios de finanzas. Y en un mundo en el que, de repente, las normas han cambiado, los hombres y mujeres que formados en el MIT son más capaces de adaptarse que los burócratas cuya única pericia yace en politiqueo de oficina.

La teoría de Margaret Thatcher es una pequeña variante de la anterior. En los años ochenta había una corriente ideológica en el mundo anglófono en favor de los mercados y en contra de la intervención gubernamental; quizás el resto del mundo avanzado no lo pilló porque no podía leer el original de Milton Friedman.

Un amigo mío me sugirió que también podía ser que el correo electrónico e Internet generaran una desventaja para aquellos que no usan una escritura alfabética, como los Japoneses.

En 1999, bastante después del estallido de su doble burbuja, Japón era la segunda economía más grande del mundo y China estaba creciendo a un ritmo tan grande y continuado que pronto alcanzaría al segundo puesto. Si usar un lenguaje no alfabético es una restricción crucial para el crecimiento, entonces los chinos y japoneses deben saber mucho más de economía que los anglófonos puesto que han logrado una gran prosperidad a pesar de cargar con una mochila de 20 kilos de plomo no alfabético. Pero al economista se le escapaba el error lógico de la especulación de su amigo.

Es reveladora y cómica a al vez que el economista especule que las naciones anglófonas crecían mucho más rápido gracias a que pusieron al mando de la política económica  a economistas excepcionalmente brillantes como Greenspan, Summers (ambos nombrados por Bill Clinton) y él mismo. Difícilmente puede sorprender que la insuperable arrogancia y el triunfalismo anlosajón fueran de la mano. Del mismo modo, tampoco sorprende que un economista de la élite abogara por la idea de que el singular éxito de las naciones anglosajonas se explica justamente por la especial astucia del autor y de sus colegas.

Mientras los economistas del MIT, Greenspan y Summers son tan brillantes que explican el gran crecimiento norteamericano, los reguladores y oficiales del gobierno son pardillos "cuya única pericia yace en el politiqueo de oficina". Afortunadamente, América pone su política económica en manos de Greenspan, Summers y los economistas del MIT y les quita toda la autoridad a los ineptos burócratas.

Sin embargo, lo más asombroso del auto-denominado economista "liberal" es su oda a Margaret Thatcher y Milton Friedman como explicación factible de la (afirmada) superioridad Anglosajona.

Lo que los economistas nunca consideraron era que las relativamente elevadas tasas de crecimiento de las que estaban hablando en 1999 podían ser el producto de inflar las burbujas puntocom e inmobiliaria.

El segundo Artículo

La segunda columna de este economista se publicó en Fortune el 24 de mayo de 1999 bajo el título "The Ascent of E-Man R.I.P.: THE MAN IN THE GRAY FLANNEL SUIT." Otra vez, una entrada provocativa.

Crecí en una economía planificada. Aquellos que controlaban los altos mandos de la economía, sus principales industrias, eran administradores en lugar de empresarios, conformistas a los que se valoraba más por su lealtad que por su productividad y cuya promoción profesional dependía de sus habilidades políticas. Para los trabajadores ordinarios, el sistema tenía algunos beneficios: era difícil salir adelante, pero una vez que conseguías un buen trabajo, gozabas de una vida asegurada. Sin embargo, la economía padecía a menudo de una ineficiencia espantosa y consistentemente incapaz de responder a las necesidades de los consumidores.

No, no soy un inmigrante de la Europa del Este. Estoy hablando de la economía de EEUU en los años cincuenta y sesenta cuando General Motors era la imagen de una gran empresa moderna. En aquellos días, los intelectuales progresistas como John Kenneth Galbraith tendían a ridiculizar los economistas que todavía creían en lo que aprendieron del libro de texto de Paul Samuelson, es decir, que se podía esperar que el libre mercado ajustara la oferta y la demanda. A fin de cuentas, el sistema de negocios estaba abandonando el mercado para ponerse bajo la lógica de la planificación. En cambio, en los actuales revolucionarios negocios electrónicos (…), la empresa posee—o alquilar— poco más que capacidad intelectual.

El villano de este fragmento es Galbraith porque es un "intelectual progresista". Los directores ejecutivos de las grandes corporaciones son los "hombres vestidos con trajes grises de franela" [THE MAN IN THE GRAY FLANNEL SUIT] — demasiado tediosos para ser malvados o merecer reproche alguno. Los directores ejecutivos de la vieja escuela que construyeron empresas como General Motors son despachados con el clásico insulto de los economistas — "empresarios burócratas". El héroe de la historia es el "empresario" (el autor se pone del lado de Ayn Rand y los economistas más antigubernamentales). El héroe definitivo es el director ejecutivo de una empresa "punto com" con su equipo de genios.

Los "trabajadores ordinarios"

Vean la despersonificación de su relato — los "trabajadores ordinarios". Merecen tan solo dos frases en las que se les niega su función en la economía o en el éxito de la empresa. En su lugar, hay el reconocimiento tenue de que el viejo sistema que Galbraith describió permitió a los "trabajadores ordinarios" que tuvieran una carrera con la que "gozabas de una vida asegurada". Implícitamente, el autor reconoce que esto queda atrás en la nueva economía de la que tanto habla. Insegurizar la vida de centenares de millones de trabajadores ordinarios (y sus familias) no es suficientemente importante para  justificar una discusión expresa sobre la cuestión. El economista trata ese destino como algo inevitable con tal de alcanzar el nuevo mundo mejor.

Las empresas estrella de la Nueva Economía: Enron y Goldman Sachs

El artículo entonces pasa a abordar su real centro de interés y examina la empresa en el pináculo del panteón empresarial del economista y que ejemplifica el nuevo mundo mejor.

Recientemente pude ver con mis propios ojos el paso de los negocios burocráticos a los negocios de mercado al unirme al consejo asesor de Enron — una empresa formada en los ochenta a través de la fusión de dos operadores de ductos. En los viejos tiempos, las empresas de energía trataban de estar tan integradas verticalmente como fuera posible: yposeyendo, de este modo, desde los hidrocarburos del subsuelo hasta los surtidores de gasolina, y todo lo que va en medio. Enron, de hecho, tiene yacimientos de gas, gaseoductos y provee servicios. Sin embargo, no está y no trata de estar integrada verticalmente: compra y vende gas tanto en la boca del pozo como a la destinación, participa en el alquiler de capacidad de tránsito (y transmisión eléctrica) tanto como arrendatario como arrendador, compra y vende electricidad y, en general, actúa más como intermediario y creador de mercado que como una empresa tradicional.

Es una diferencia similar a la que existe entre Goldman Sachs y el banco de tu padre, se dedica a tomar el dinero de sus depositantes regulares y a prestarlo a sus clientes regulares. En efecto, el orgullo y satisfacción de la empresa es una sala llena de centenares de hombres y mujeres vestidos informalmente ante sus pantallas de ordenador y ladrándole al teléfono, donde el metro cuadrado y los megavatios son comercializados y envasados como si fueran derivados financieros (sin embargo, en lugar de la CNBC, las pantallas de televisión de la sala muestran el Canal del Tiempo). La escena completa parece como si hubiera sido construida para mostrarnos el final de la empresa tal y como la conocimos.

La referencia de competencia para el autor es Goldman Sachs. El mayor cumplido que puede hacer a los líderes de Enron es que su empresa es tan superior a sus competidores que es la Goldman Sachs de la energía. Enron le pagó 50.000 dólares anuales para formar parte de lo que después describiría como "un grupo asesor con ninguna función de la que él estuviera al corriente". Claro, ¿quien diría que no a prestar su (auto-definida) reputación de excelencia como economista del MIT para recibir 50.000 dólares de Enron para desarrollar "ninguna función"?

El cambio idelógico que condujo al empuje "liberal" de la desregulación

El economista entonces explicó qué hizo posible este nuevo mundo mejor que él abanderó — la desregulación. Explicó a sus lectores que la desregulación estaba conducida por "un cambio en la ideología" y que "Adam Smith" tenía razón. El problema — la sobredimensionada y burocrática corporación — era el resultado de la interferencia del gobierno en los mercados mediante la regulación. Con la desregulación, Enron estaba liderando el camino y "haciendo posibles los mercados libres".

No obstante, es probable que la mayor fuerza haya sido un cambio en la ideología: el paso a las políticas pro-mercado. No es que el gobierno haya desaparecido del mercado. Sigue siendo una buena conjetura que en un mercado telefónico totalmente desregulado, las empresas a distancia compraran las empresas con acceso local e impedieran a sus clientes el derecho de conectar con sus rivales y que el imperio malvado — o al menos, el capitalismo monopólico — crecería de nuevo. Sin embargo, lo que tenemos en lugar de eso en un creciente número de mercados — hoy, la telefonía, el gas y la electricidad; probablemente, mañana, los sistemas operativos de ordenador y el acceso a internet a gran velocidad — es una combinación entre una desregulación que permite que entren competidores y una regulación del servicio general que evita que los intermediarios usen los favoritismos. Esto hace posible que los mercados de funcionen libremente.

Quién lo habría pensado? la economía del nuevo milenio resulta que se parece más a la visión de Adam Smith — o mejor aún, a la del economista victoriano Alfred Marshall — que al futuro corporativo predicho por generaciones de gurús corporativos. Saca esos libros del desván: son más relevantes que nunca.

El economista que escribió las columnas de abril y mayo de 1999 es, por supuesto, Paul Krugman. Las operaciones de comercialización de energía de Enron con las que tanto se emocionó fueron el centro de los fraudes de Enron, particularmente son las que causaron la crisis de energía de California. Goldman justo acaba de admitir lo que los EEUU declararon como fraude masivo. Enron fue de hecho el Goldman de la industria de la energía como Goldman fue el Enron de las finanzas. El lector puede ahora comprobar las verdaderas opiniones de Krugman cuando le pareció rentable complacer abiertamente a los plutócratas que estafaron al público y defraudaron a los consumidores y trabajadores. El lector puede también ver por qué es tan despectivo con las críticas que se le hacen a Hillary por aceptar enormes sumas de Goldman a cambio de no desarrollar "ninguna función [real]".

La predicción de Krugman de que estábamos viendo la muerte del poder de mercado de las grandes empresas demostró ser tan cierta como sus afirmaciones en cuanto a Enron y Goldman eran los referentes de sus industrias respectivas. Él es uno de los ejemplos que usamos en el libro que estamos escribiendo en el que explicamos que la economía es el único campo en el cual uno puede llevarse el premio Novel por fallar en capacidad predictiva.

William K. Black

autor de La mejor manera de robar un banco es ser dueño de uno y profesor asociado de economía y derecho en la Universidad de Missouri-Kansas City. Pasó años trabajando en la política de regulación y prevención de fraudes como Director Ejecutivo del Instituto para la Prevención del Fraude, Director de Litigios de la Junta Federal de Préstamos del Banco Hipotecario y Director Adjunto de la Comisión Nacional para la Reforma de las Instituciones Financieras, además de otros cargos.

 

Fuente:
http://neweconomicperspectives.org/2016/04/hillary-bill-paul-krugman-race-right-stop-bern.html#more-10232
Traducción: Laura de la Villa

 

 

 

 

 

 

 

  20-04-2016

Arabia Saudita

¿A qué teme la Casa al Saud?

Pablo Jofre Leal
Rebelión
Un estudio del Instituto de Investigación Para la Paz Internacional de Estocolmo –- SIPRI por sus siglas en inglés - reveló que el volumen de transferencia de armamento, que incluye su venta, el traspaso y la donación experimentó un aumento del 15% en el último quinquenio – medido entre los años 2011 al 2015 - con relación al lustro anterior.

Aumento que en el periodo estudiado coincide plenamente con la intensificación de campañas militares encaminadas a tensionar, intervenir, invadir o impulsar las agresiones contra países, especialmente en Asia, Norte de África en sus regiones del Magreb, Sahel y el Mashrek, además de Oriente Medio, que son las zonas del mundo donde se encuentran los países que lideran la importación de armas. Para Aude Fleurant, Directora del Programa de Armas y Gasto Militar del SIPRI "en la medida en que los conflictos y las tensiones regionales siguen aumentando, Estados Unidos sigue siendo el principal exportador y proveedor de armas del mundo". Washington es responsable de la venta del 45% del total mundial y ha vendido o donado armas a 96 países del mundo, creando con ello una dependencia tecnológica y política.

Señala el SIPRIS que 6 de los principales importadores de armas, entre los años 2011-2015 son de Asía y Oceanía – Lugares donde se expresan tensiones entre China y la alianza conformada por Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y Australia. Unido a la crónica inestabilidad entre Washington y sus aliados con Corea del Norte por su programa nuclear y las tensiones por más de medio siglo entre la India y Paquistán. Esos contenciosos se han señalado como las razones más significativas para explicar la carrera armamentista. Esas 6 naciones son por orden de compras: India con el 14% de las importaciones globales de armas, China con un 4,7%, Australia con un 3,6%, Paquistán con un 3,3%, Vietnam con un 2,9% y Corea del Sur con un 2,6%. El caso de la India y su significativa cifra de un 14% de todas las compras que se hacen a nivel mundial expresa el fracaso en la producción propia. En el caso de China se genera un mix entre las capacidades militares con armas importadas y aquellas de fabricación nacional.

Junto al continente asiático y los países mencionados, el SIPRIS ha señalado como la región con mayores compras de armas a la región de Oriente Medio, que tuvo un crecimiento de un 60% en la importación de artefactos bélicos, sean estos blindados, armas ligeras, misiles, aviones, barcos de guerra y una multiplicidad de elementos destinado a mantener en actividad la maquinaria de guerra de países como Arabia Saudita – segundo mayor importador del mundo detrás de India y que en el quinquenio 2011 incremento sus compras en un 275% comparado con la etapa 2006-2010. Las Monarquías de los Emiratos Árabes Unidos y Catar crecieron un 35% y un 279% respectivamente.

Para Pieter Wezeman, Investigador del Programa de Armas y gastos Militares del SIPRI "este aumento se explica por la conformación de una Coalición de Estados que están usando armas avanzadas, principalmente provenientes de Estados Unidos y Europa en Yemen" Esto, a pesar de los bajos precios del petróleo pero que no ha sido impedimento, para que la Monarquía saudí sea el cliente principal de los grandes consorcios de armas, tanto del complejo militar-industrial de Estados Unidos como de Francia, Gran Bretaña y Alemania en forma destacada y que significaron el año 2015 un gasto de 87.186 millones de dólares – el 13,7% de su PIB - y que se proyecta para este año 2016 una cifra de 1o0 mil millones de dólares euros. Esta multimillonaria cifra es superior incluso al presupuesto de la federación Rusa, que el año 2016 destinó 67 mil millones de dólares o Francia y Reino Unido, cada una de los cuales consigna cifras de 55 mil millones de dólares en gastos de defensa.

La descomunal cantidad de dinero que la Monarquía saudí destina a gasto militar permite mantener en activo a un Ejército conformado por 227 mil hombres, de los cuales 100 mil son parte de la Guardia Nacional. Una Monarquía que además de contener en su seno dos de los lugares sagrados del mundo musulmán, tiene en su territorio bases militares y aéreas que la convierten en un portaviones terrestre de las potencias occidentales y con ello la clara provocación a un mundo que sospecha del papel de custodio de estos lugares sagrados. La Casa al Saud se ha dotado de una maquinaria bélica sin parangón en Oriente Medio con 700 tanques pesados – MI Abrams, 800 vehículos blindados ligeros y 1.500 vehículos de transporte blindado, así como helicópteros Apache, Súper Puma, Dauphin, Black Hawks. 350 aviones de combate, donde se incluyen los Northrop F 5, F 15, F 15 E y F15 SE estadounidenses. Los Eurofighter, Tornado y Typhoon de Gran Bretaña. Baterías de misiles antiaéreos Patriot y Hawk de origen estadounidense y las baterías paquistaníes Shahin y Crotale / Shahine.

Todo este gasto, enorme, descomunal e irracional está destinado a tratar de mantener una hegemonía regional que se hunde con la misma rapidez que sus ingresos por la venta del petróleo. Su política regional, destinada a contender contra la República islámica de Irán y su creciente influencia en países como Siria e Irak – donde ha apoyado positivamente a los gobiernos de ambos países a enfrentar la amenaza del terrorismo salafista que es avalado por la Casa Al Saud – Igualmente con El Líbano y Palestina, que a diferencia de la conducta de Arabia saudita que abandonó al pueblo palestino, Teherán ha dado muestras de un apoyo sostenido en el ámbito político y diplomático fundamentalmente pero, con disposición a incrementar ese apoyo en otras áreas, si la necesidad así lo amerita.

Unamos a ello el apoyo a las poblaciones y movimientos chiitas mayoritarios en Yemen y Bahréin, que sufren la represión y agresión de Arabia saudita, empeñada en mantener en el poder a gobiernos corruptos y represores de su población. Parte importante de la compra de armas va encaminada también a sostener a los grupos takfirí como Al Qaeda, Daesh y el Frente al Nusra que ejercen sus acciones de terror tanto en Siria como en Irak pero que también han trasladado sus operaciones a otras latitudes, como es el caso del Magreb y el Sahel africano.

El Despertar islámico asusta a Riad, y el temor suele ser mal consejero. La Casa al Saud teme que las poblaciones de aquellos países como Yemen y Bahréin, no sólo se alcen contra esos gobiernos corruptos, sino que ese alzamiento se extienda más allá de las alambradas, vallas y muros que Arabia Saudita ha construido estérilmente para evitar el influjo del despertar islámico, que seguramente barrerá con una Monarquía absolutista y agresora. Arabia saudita teme al aislamiento, sobre todo en esta época donde su principal riqueza tiende a la baja. La Casa Al Saud teme que se cumplan sus peores pesadillas: que los gobiernos europeos hagan caso a sus sociedades y comience a ejercer presiones para que cesen los crímenes contra la población de Yemen y de Bahréin.

Tal como lo ha exigido el parlamento Europeo que h solicitado un embargo de armas contra Arabia Saudí. Un parlamento que ha solicitado a los gobiernos de Gran Bretaña, Francia y Alemania que cese el suministro de material bélico, que es usado para asesinar a la población civil. La Eurocámara aprobó con 449 votos a favor, 36 en contra y 76 abstenciones el condenar a Riad pues "la intervención liderada por Arabia saudita en Yemen, respaldada por Estados unidos ha conllevado la muerte de un alto número de civiles" y al mismo tiempo condenó el bloqueo naval ejercido contra el país vecino. La agresión saudí iniciada en marzo del año 2015 ha ocasionado la muerte de 8 mil personas y 27 mil heridos, además de la destrucción de la infraestructura básica yemení, signando el hecho - según datos de la ONU - que el 80% de los 25 millones de yemeníes necesitan ayuda humanitaria. Los europarlamentarios instaron al presidente del Parlamento, Martin Schulz, a transmitir esta resolución al Consejo de la UE, a la Comisión Europea, al Servicio Europeo de Acción Exterior, a los Estados comunitarios, al Gobierno del Yemen y a los miembros del Consejo de Cooperación del Golfo y de la Asamblea General de la ONU.

Arabia Saudita no sólo teme que el Despertar Islámico arrase con una familia conformada por 3 mil miembros que ejerce una monarquía absoluta, que aplaste a Príncipes, jeques y un Clan Sudairi que desprecia no sólo a sus vecinos, sino que también a su propia población. Una Monarquía que además de petróleo se ha dedicado a exportar su malsana doctrina wahabita y una ideología de terror y destrucción a través del financiamiento y apoyo de grupos takfirí. Arabia saudita teme que la sociedad del islam se decida a exigir que la custodia de sus lugares sagrados sea ejercida por un país digno. Riad teme que sus aliados no puedan seguir protegiéndole y tenga que asumir una soledad política que termine en un gran Big Crunch. Arabia Saudita teme que sus ingentes gastos militares termine fagocitando su alicaída economía y por ello se ha enfrascado en una profunda reforma fiscal que le traerá enormes tensiones internas.

 

Obama admite que invadir a Libia ha sido su peor error    Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión".  Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión". | Foto: EFE  Publicado 11 abril 2016  Para el presidente Barack Obama su mayor error ha sido no prever las consecuencias de la intervención a Libia en 2011. Alegó que la inacción de Francia y Reino Unido permitió que la nación africana quedara fuera de su control.    El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, reconoció el domingo que su mayor equivocación como jefe de Estado fue la invasión a Libia en 2011, por no prever sus consecuencias, como la inestabilidad política en la que quedó sumida el país y que aún persiste.    "[Mi peor error fue] probablemente no planificar el día después de la intervención en Libia, cosa que creo que había que hacer", reconoció el presidente estadounidense, quien ordenó la intervención en Libia y ocasionó el derrocamiento y asesinato del líder Muammar Gadafi.    >> Lavrov: Terrorismo en Oriente Medio se debe a políticas erróneas de Occidente    Durante una entrevista con la revista The Atlantic, Obama criticó a los líderes de Francia y Reino Unido, sus aliados europeos, por considerar que su inacción permitió que Libia quedara fuera de su control.    La nación árabe se encuentra aún en caos, debido al vacío de poder, la anarquía ocasionada por la disputa del liderazgo político, el posicionamiento de grupos terroristas y el desmoronamiento económico.    >> ¿Qué ha perdido Libia con la intervención de la OTAN?    Por otro lado, el mandatario estadounidense aseguró que su mayor logro tras asumir el Gobierno fue salvar "la economía de la gran depresión" por la recesión de 2008.    >> Obama: Leyes de economía mundial debe dictarlas EE.UU. no China  Tags   Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:   http://www.telesurtv.net/news/Obama-admite-que-invadir-a-Libia-ha-sido-su-peor-error-20160410-0050.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Obama admite que invadir a Libia ha sido su peor error    Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión".  Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión". | Foto: EFE  Publicado 11 abril 2016  Para el presidente Barack Obama su mayor error ha sido no prever las consecuencias de la intervención a Libia en 2011. Alegó que la inacción de Francia y Reino Unido permitió que la nación africana quedara fuera de su control.    El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, reconoció el domingo que su mayor equivocación como jefe de Estado fue la invasión a Libia en 2011, por no prever sus consecuencias, como la inestabilidad política en la que quedó sumida el país y que aún persiste.    "[Mi peor error fue] probablemente no planificar el día después de la intervención en Libia, cosa que creo que había que hacer", reconoció el presidente estadounidense, quien ordenó la intervención en Libia y ocasionó el derrocamiento y asesinato del líder Muammar Gadafi.    >> Lavrov: Terrorismo en Oriente Medio se debe a políticas erróneas de Occidente    Durante una entrevista con la revista The Atlantic, Obama criticó a los líderes de Francia y Reino Unido, sus aliados europeos, por considerar que su inacción permitió que Libia quedara fuera de su control.    La nación árabe se encuentra aún en caos, debido al vacío de poder, la anarquía ocasionada por la disputa del liderazgo político, el posicionamiento de grupos terroristas y el desmoronamiento económico.    >> ¿Qué ha perdido Libia con la intervención de la OTAN?    Por otro lado, el mandatario estadounidense aseguró que su mayor logro tras asumir el Gobierno fue salvar "la economía de la gran depresión" por la recesión de 2008.    >> Obama: Leyes de economía mundial debe dictarlas EE.UU. no China  Tags   Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:   http://www.telesurtv.net/news/Obama-admite-que-invadir-a-Libia-ha-sido-su-peor-error-20160410-0050.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Obama admite que invadir a Libia ha sido su peor error    Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión".  Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión". | Foto: EFE  Publicado 11 abril 2016  Para el presidente Barack Obama su mayor error ha sido no prever las consecuencias de la intervención a Libia en 2011. Alegó que la inacción de Francia y Reino Unido permitió que la nación africana quedara fuera de su control.    El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, reconoció el domingo que su mayor equivocación como jefe de Estado fue la invasión a Libia en 2011, por no prever sus consecuencias, como la inestabilidad política en la que quedó sumida el país y que aún persiste.    "[Mi peor error fue] probablemente no planificar el día después de la intervención en Libia, cosa que creo que había que hacer", reconoció el presidente estadounidense, quien ordenó la intervención en Libia y ocasionó el derrocamiento y asesinato del líder Muammar Gadafi.    >> Lavrov: Terrorismo en Oriente Medio se debe a políticas erróneas de Occidente    Durante una entrevista con la revista The Atlantic, Obama criticó a los líderes de Francia y Reino Unido, sus aliados europeos, por considerar que su inacción permitió que Libia quedara fuera de su control.    La nación árabe se encuentra aún en caos, debido al vacío de poder, la anarquía ocasionada por la disputa del liderazgo político, el posicionamiento de grupos terroristas y el desmoronamiento económico.    >> ¿Qué ha perdido Libia con la intervención de la OTAN?    Por otro lado, el mandatario estadounidense aseguró que su mayor logro tras asumir el Gobierno fue salvar "la economía de la gran depresión" por la recesión de 2008.    >> Obama: Leyes de economía mundial debe dictarlas EE.UU. no China  Tags   Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:   http://www.telesurtv.net/news/Obama-admite-que-invadir-a-Libia-ha-sido-su-peor-error-20160410-0050.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Obama admite que invadir a Libia ha sido su peor error    Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión".  Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión". | Foto: EFE  Publicado 11 abril 2016  Para el presidente Barack Obama su mayor error ha sido no prever las consecuencias de la intervención a Libia en 2011. Alegó que la inacción de Francia y Reino Unido permitió que la nación africana quedara fuera de su control.    El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, reconoció el domingo que su mayor equivocación como jefe de Estado fue la invasión a Libia en 2011, por no prever sus consecuencias, como la inestabilidad política en la que quedó sumida el país y que aún persiste.    "[Mi peor error fue] probablemente no planificar el día después de la intervención en Libia, cosa que creo que había que hacer", reconoció el presidente estadounidense, quien ordenó la intervención en Libia y ocasionó el derrocamiento y asesinato del líder Muammar Gadafi.    >> Lavrov: Terrorismo en Oriente Medio se debe a políticas erróneas de Occidente    Durante una entrevista con la revista The Atlantic, Obama criticó a los líderes de Francia y Reino Unido, sus aliados europeos, por considerar que su inacción permitió que Libia quedara fuera de su control.    La nación árabe se encuentra aún en caos, debido al vacío de poder, la anarquía ocasionada por la disputa del liderazgo político, el posicionamiento de grupos terroristas y el desmoronamiento económico.    >> ¿Qué ha perdido Libia con la intervención de la OTAN?    Por otro lado, el mandatario estadounidense aseguró que su mayor logro tras asumir el Gobierno fue salvar "la economía de la gran depresión" por la recesión de 2008.    >> Obama: Leyes de economía mundial debe dictarlas EE.UU. no China  Tags   Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:   http://www.telesurtv.net/news/Obama-admite-que-invadir-a-Libia-ha-sido-su-peor-error-20160410-0050.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net
Obama admite que invadir a Libia ha sido su peor error    Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión".  Obama también dijo que su mayor logro ha sido salvar a la economía de Estados Unidos de "la gran depresión". | Foto: EFE  Publicado 11 abril 2016  Para el presidente Barack Obama su mayor error ha sido no prever las consecuencias de la intervención a Libia en 2011. Alegó que la inacción de Francia y Reino Unido permitió que la nación africana quedara fuera de su control.    El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, reconoció el domingo que su mayor equivocación como jefe de Estado fue la invasión a Libia en 2011, por no prever sus consecuencias, como la inestabilidad política en la que quedó sumida el país y que aún persiste.    "[Mi peor error fue] probablemente no planificar el día después de la intervención en Libia, cosa que creo que había que hacer", reconoció el presidente estadounidense, quien ordenó la intervención en Libia y ocasionó el derrocamiento y asesinato del líder Muammar Gadafi.    >> Lavrov: Terrorismo en Oriente Medio se debe a políticas erróneas de Occidente    Durante una entrevista con la revista The Atlantic, Obama criticó a los líderes de Francia y Reino Unido, sus aliados europeos, por considerar que su inacción permitió que Libia quedara fuera de su control.    La nación árabe se encuentra aún en caos, debido al vacío de poder, la anarquía ocasionada por la disputa del liderazgo político, el posicionamiento de grupos terroristas y el desmoronamiento económico.    >> ¿Qué ha perdido Libia con la intervención de la OTAN?    Por otro lado, el mandatario estadounidense aseguró que su mayor logro tras asumir el Gobierno fue salvar "la economía de la gran depresión" por la recesión de 2008.    >> Obama: Leyes de economía mundial debe dictarlas EE.UU. no China  Tags

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/Obama-admite-que-invadir-a-Libia-ha-sido-su-peor-error-20160410-0050.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net

Pablo Jofré Leal Pablo Jofré Leal Periodista y escritor chileno. Analista internacional, Master en Relaciones Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid. Especialista en temas principalmente de Latinoamérica, Oriente Medio y el Magreb. Es colaborador de varias cadenas de noticias internacionales. Creador de página WEB de análisis internacional ANÁLISIS GLOCAL www.analisisglocal.cl

 

Ucrania, en manos de oligarcas y financieros

Sectores vinculados con la OTAN y los grandes poderes financieros, relacionados con sectores filonazis, dominan la política en la nueva Ucrania.

poroshenko

En un país de paradojas extremas, los cambios van deprisa. Más allá del símbolo que supone que se derribe una estatua de Lenin en Odessa en el marco de las leyes de "desovietización" para reemplazarla por otra… del héroe de Star Wars, Darth Vader (!), merece la pena sumergirse en el laboratorio de un capitalismo desenfrenadoque nos ofrece Ucrania.

Siguiendo la famosa conversación telefónica pirateada entre Olivia Nuland, subsecretaria de Estado estadounidense para Europa y Eurasia de Obama, y el embajador estadounidense en Ucrania, Geoffrey Pyatt, el nuevo presidente ucraniano Petro Poroshenko, en relación estrecha con George Soros, prosigue su acercamiento a EE UU y sectores empresariales, a expensas del pueblo ucraniano, que se hunde en la miseria bajo políticas de austeridad asesinas.

La estatua de Lenin en Odessa fue reemplazada por una de Darth Vader.

El millonario Poroshenko toma el poder

El 25 de mayo de 2014 tuvieron finalmente lugar las elecciones presidenciales, marcadas por una abstención de más del 40%, que llevaron al poder al millonario y hombre de negocios Petro Poroshenko. Él es uno de los más importantes sponsors y organizadores de la revolución naranja y habría también apoyado financieramente el movimiento EuroMaidán. El nuevo hombre de Estado ha construido su fortuna aprovechándose de la ola de privatizaciones entre 1996 y 1998, durante la cual compró numerosas empresas públicas de pastelería, que fusionó con el grupo Roshen, en referencia a su nombre de familia.

Poroshenko, el nuevo hombre de Estado ha construido su fortuna aprovechándose de la ola de privatizaciones

Exdirector del banco central ucraniano (2007-2012), después ministro de Economía del gobierno Azarov en 2012, Petro Poroshenko aplica una política ultraliberal.

El acuerdo de librecomercio, firmado por Kiev con la UE, debería entrar en vigor en enero de 2016 y otro con Canadá está a punto de cerrarse. En 2014, según la revista Forbes, su fortuna estaba estimada en 1.600 millones de dólares (cerca de 1.500 millones de euros), lo que le coloca entre los hombres más ricos del país. Poroshenko encabeza un imperio que comprende el astillero naval y de armamento Leninska Kuznya, compañías de taxis, empresas constructoras de automóviles, así como medios de comunicación, sobre todo con la cadena de televisión Canal 5 (5 Kanal).

Un nuevo gobierno de oligarcas y financieros

Bajo el gobierno Poroshenko se ha constituido un Ministerio de la Política de Información. El día de su aprobación, el 2 de diciembre de 2014, unos 40 periodistas desplegaron pancartas que decían "Hola, Gran Hermano" delante del Parlamento, haciendo así referencia a la agencia del Ministerio de la Verdad en la novela 1984,de George Orwell. Este ministerio de la propaganda que, para colmo, recuerda también algunos aspectos del antiguo régimen comunista tan criticado por el gobierno ucraniano, está dirigido por Yuriy Stets, el productor del Canal 5, propiedad del presidente Poroshenko.

La creación de este ministerio se produce poco tiempo después de la publicación de informes por parte de numerosos periodistas ucranianos y grupos de defensa de los derechos humanos, sobre eventuales crímenes de guerra cometidos en el este de Ucrania por las milicias nacionalistas fascistas, así como por las fuerzas separatistas apoyadas por Rusia.

El presidente Poroshenko aprobó la ciudadanía ucraniana por decreto a tres personalidades extranjeras inmediatamente convertidas en ministros.

El lituano Aivaras Abromavicius, ministro de Economía ucraniano, asegura no comprender más que el 85% de lo que se dice en el Parlamento

Tras haber trabajado para Hansabank en Estonia, en el fondo de inversión sueco East Capital en 2002, haber sido miembro del Consejo de Administración de OAO Federal Hydrogeneration Company, Aivaras Abromavicius tuvo que abandonar la nacionalidad lituana para ser ministro de Economía y Comercio en Ucrania. Mientras que habla con fluidez ruso, lituano, estonio e inglés, asegura no comprender más que el 85% de lo que se dice en ucraniano en el Parlamento.

Después de haber hecho su carrera en el departamento de Estado de EEUU en Washington, trabajado en la embajada estadounidense en Ucrania de 1992 a 1995, fundado la sociedad de inversión Horizon Capital, Natalie Jaresko se convirtió en ministra de Finanzas de Ucrania. Sin dejar de mantener la nacionalidad estadounidense, recibió la nacionalidad ucraniana el día de su nombramiento, el 2 de diciembre de 2014. El 16 de septiembre de 2015, firmó un acuerdo de préstamo de 500 millones de dólares con el Banco Mundial.

Demostrando que un ministro puede ejercer sucesivamente en varios países, Alexander Kvitashvili fue nombrado nuevo ministro de Sanidad, puesto que ocupó en su país, Georgia, durante dos años (2008-2010).

Pero eso no es todo. Señalado por diferentes procedimientos judiciales, especialmente por abuso de poder y malversación de dinero público (ha sido acusado de haber malversado cerca de cinco millones de dólares del presupuesto), el amigo de George W. Bush (incluso la carretera que conecta el aeropuerto con la capital Tbilisi fue renombrada "George Bush Street" en 2005, tras la visita del presidente estadounidense a Georgia), patrocinador del movimiento EuroMaiden y expresidente de Georgia, Mijeíl Saakashvili, se convirtió en el gobernador de la región de Odessa en mayo de 2015, tras haber rechazado ser viceprimer ministro.

Respondiendo a una petición de Poroshenko de unirse a su equipo en el verano de 2014, Mijeíl Saakashvili vivía entonces en Nueva York, inmune a las diligencias judiciales mientras era objeto de una investigación penal en su país. Para obtener ese cargo, tuvo que abandonar la ciudadanía georgiana para obtener la nacionalidad ucraniana. No se había dado el caso hasta entonces que un expresidente abandone su propio país para ejercer un cargo político en el extranjero. Él mismo declaró estar en Ucrania para hacer la guerra contra Putin: "Detesto a Vladimir Putin. Estoy en Ucrania porque es la guerra, el destino de mi vida se decide aquí".

El nuevo gobierno del oligarca Poroshenko, fuertemente ligado a la extrema derecha y a la OTAN

El puesto clave del ministro de Energía lo ostenta Volodymyr Demchyschyn. Antes de ocupar su puesto de ministro, era director del fondo de inversión Investment Capital Ukraine. Ha ejercido como vicepresidente de ING Bank Ukraine y fue economista jefe de la sociedad Ernst & Young en Kiev (2003-2006). Es el perfil perfecto para llevar a cabo el aumento de tarifas y la privatización del sector energético.

Arsen Avakov, incluido en 2012 en la lista de la Interpol por haber transferido ilegalmente 55 hectáreas de terreno cerca de Pisochyn en la región de Kharkiv, donde ejercía como gobernador (entre 2005 y 2010), sigue a la cabeza del Ministerio del Interior. Dmytro Iaroch, líder nazi del movimiento Sector de Derecha (Pravy Sektor), fue nombrado consejero en el Ministerio de Defensa en abril, encargado sobre todo de facilitar la integración de los batallones de voluntarios del Sector Derecho en el seno del ejército.

El nuevo gobierno del oligarca Poroshenko, fuertemente ligado a la extrema derecha y a la OTAN, no parece querer tomar el camino del apaciguamiento de la región. A la vista de sus nombramientos, la injerencia de los sectores empresariales en las decisiones políticas y económicas parece evidente y el fenómeno de las puertas giratorias entre el mundo financiero y los puestos claves del poder, flagrante.

Jérôme Duval

Traducción del francés: Fátima Fafatale


Comment on Global Research Articles on our Facebook page
Become a Member of Global Research

 

 

 

Miró - Mundo caos