Compartir esta página

¿Por qué el cambio climático supone una amenaza para la salud?

  09/14 - Por Caty Arévalo

Alimento, agua, aire limpio y refugio: las cuatro cosas necesarias para tener buena salud están amenazadas por el cambio climático.

Cierre los ojos y piense en los efectos devastadores del cambio climático. Seguro que le vienen a la mente más imágenes de osos polares pereciendo o de cascadas sin aguas que de enfermos de dengue en España y de niños desnutridos, pero ellas también forman parte del paquete de lo que no queremos que pase.

Alimento, agua, aire limpio y refugio: las cuatro cosas necesarias para tener buena salud están amenazadas por el cambio climático, según el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

El calentamiento global no es sólo una cuestión ambiental, es también, entre otras, “un asunto de salud pública” por eso la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha exigido esta semana ser parte de las negociaciones internacionales para acordar un tratado internacional de reducción de emisiones.

“La OMS lleva años siguiendo el tema, pero la evidencia de que el cambio climático ya está afectando muy negativamente a la salud, y, sobre todo, el informe que nos dice que la contaminación atmosférica causa más de siete millones de muertes año son lo que nos lleva a querer influenciar las decisiones que se tomen sobre el tema”, explica la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, María Neira, en una entrevista con Efe.

Evidencia abrumadora

Neira ha sido esta semana una de las voces principales de la primera conferencia mundial sobre “Cambio Climático y Salud” que ha reunido en la sede de la OMS, en Ginebra, a destacados científicos, médicos, representantes políticos, diplomáticos y empresarios.

“La evidencia de que el cambio climático amenaza la salud humana es abrumadora, pero existen soluciones y necesitamos actuar ya para ponerlas en marcha“, subrayó la directora de la OMS, Margaret Chan en la inauguración. En la misma línea hablaron el resto de altos representantes, desde la secretaria de la Convención de Cambio Climático de Naciones Unidas, Christiana Figueres, al Príncipe Carlos de Inglaterra, por videoconferencia: el acuerdo internacional de cambio climático que se persigue es también “un acuerdo de salud pública“.

Enfermedades infecciosas

Pero ¿Por qué la comunidad científica sostiene que el cambio climático es la mayor amenaza actual para la salud? Entre otras cosas porque las condiciones que traerá alterarán la temporada de cría y la distribución geográfica de mosquitos, garrapatas y caracoles, los mayores distribuidores de enfermedades.

Neira reconoce que a la OMS le preocupa especialmente la expansión de la malaria, que mata a un millón de personas al año, la mayoría niños, y del dengue, como advierte último informe del IPCC, cuyas previsiones hablan de billones de personas infectadas por dengue en 2080 debido al cambio climático.

Un estudio recién publicado por la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, indica que el dengue podría extenderse por el sur de Europa debido al calentamiento y afirma que el sur y litoral mediterráneo español serán la zona de “mayor riesgo”.

Desnutrinición

“Sabemos también que habrá un impacto en la producción agrícola que puede aumentar la desnutrición”, añade Neira.

La aumento de temperatura y la falta de agua elevaría el número de personas desnutridas tan solo en África Subsahariana en un 40 % en 2050, según otro estudio publicado esta semana por la Alianza por una Revolución Verde en África (AGRA).

Contaminación atmosférica

El profesor de Ingeniería Ambiental y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Harvard, Daniel Jacob, sostiene también que la contaminación del aire empeorará debido al cambio climático, especialmente el ozono troposférico, que suele dispararse con las altas temperaturas como ocurrió en 2003 durante la ola de calor que sufrió Europa. El aumento de los incendios empeoraría también la calidad de los casi seis litros de aire que inspiramos y espiramos por minuto; y con ello toda una serie de enfermedades como dermatitis, conjuntivitis, rinitis, y asma. Cáncer, depresión

A la OMS le inquieta también el incremento que se prevé de casos de cáncer de piel, de golpes de calor y de depresión en los supervivientes de desastres naturales, que según las previsiones podrían incrementarse en frecuencia e intensidad.

Por eso, la comunidad de la salud, concluye Neira, quiere que su voz se escuche en la toma de decisiones en cambio climático.

A la hora de combatirlo está en juego salvar millones de vidas al año.

EFE - Verde

Fuente: http://www.ecoportal.net/

 


 

Paisajes de soja


Por SubCoop -

La soja cubre más de 20 millones de hectáreas del territorio argentino. Son 200.000 kilómetros cuadrados sembrados con semillas transgénicas diseñadas para soportar fumigaciones con productos altamente tóxicos que se pulverizan desde avionetas y tractores mosquitos.
Paisajes de soja...
paisajes_de_soja__subcoop_.jpg, image/jpeg, 850x567

foto: 01-04-2010. Ciudad de 09 de julio. La zona era principalmente ganadera antes de la llegada de la soja promediando los años 90. La rentabilidad del poroto de soja desplazó finalmente a la ganadería.

Este modelo de monocultivo, presentado como única solución para vencer al hambre de la población mundial, remplazó en 10 años a la ganadería y modificó radicalmente el panorama del campo argentino. Sin paisanos, sin vacas, sin insectos ni árboles; el poroto parece devorar el paisaje y cubrir con sus hojas verdes toda la superficie a la vista. Los desmontes, para plantar cada vez más soja, extienden la frontera agropecuaria y desplazan a los insectos y animales de su hábitat natural generando un desequilibrio en el ecosistema que provoca problemas ambientales como aludes, inundaciones e incendios.

El debate sobre los peligros de ese nuevo tipo de cultivos quedaron en segundo plano frente a la necesidad urgente de la Argentina de recomponer su economía después de la peor crisis que sufrió el país a principio de siglo. El costo de ser un laboratorio a gran escala se compensa con el precio que pagan los mercados emergente por una planta de la que Argentina es hoy día literalmente dependiente.

fuente (con más fotos) http://www.sub.coop/es/historias/paisajes-de-soja-es

 


paisajes de soja (subcoop)

paisajes de soja (su...
paisajes_de_soja__subcoop_1.jpg, image/jpeg, 850x567

18-09-2013. Malvinas Argentinas. Mechi y su compañero en el primer día del bloqueo de la obras de construcción de la planta de Monsanto. Atrás de ellos quedó estacionado el “hammer”, un Renault 18 llegado desde Alberti con la inscripción “paren de fumigar”.

 


paisajes de soja (subcoop)

paisajes de soja (su...
paisajes_de_soja__subcoop_2.jpg, image/jpeg, 850x567

24-02-2014. Basavilbaso - Entre-Rios. Fabian Tomassi tiene 48 años. Le diagnosticaron discapacidad en 80 % por polineuropatía toxica debido a intoxicación. Trabajaba preparando los herbicidas que usaban los aviones que fumigaban los campos de soja.

 


paisajes de soja (subcoop)

paisajes de soja (su...
paisajes_de_soja__subcoop_3.jpg, image/jpeg, 850x567

06-03-2014. Malvinas Argentinas. Tanque australiano con bidones vacíos de herbicidas y pesticidas. Estos envases de productos químicos altamente tóxicos como el glifosato y el endosulfán se deben destruir después de uso para no filtrar y contaminar las aguas.

 


paisajes de soja (subcoop)

paisajes de soja (su...
paisajes_de_soja__subcoop_4.jpg, image/jpeg, 850x567

06-02-2014. Malvinas Argentinas. Silos en construcción para el proyecto de planta de acondicionamiento de semillas de maíz más grande de Latinoamérica...

 


paisajes de soja (subcoop)

paisajes de soja (su...
paisajes_de_soja__subcoop_5.jpg, image/jpeg, 850x567

24-02-2014. Campos de soja a la vera de un cementerio cerca de Basavilbaso en la provincia de Entre-Rios.

Fuente: http://argentina.indymedia.org/news/2014/09/865875.php

 


 

Voracidad carnívora. Libro 'Atlas de la carne'


Por Silvia Ribeiro*

9 de agosto de 2014 / La producción industrial de carnes y sus derivados se está convirtiendo en un enorme problema de contaminación ambiental y despojo de tierras y agua.

download PDF (4.5 mebibytes)

Es también uno de los mayores factores de cambio climático y el principal destino global de los cultivos transgénicos. Por si fuera poco, la cría industrial confinada de animales se caracteriza por la crueldad y debido al hacinamiento y la gran cantidad de antivirales y antibióticos que se aplican, es un criadero de nuevas enfermedades animales y humanas, como la gripe aviar y la gripe porcina. El origen de ésta última, por ejemplo, se detectó en Perote, Veracruz, en los criaderos de cerdos de Granjas Carroll.

Estos y otros datos que necesitamos conocer sobre esta industria, porque afectan nuestra vida, la naturaleza y el ambiente de muchas maneras, forman parte del Atlas de la Carne, una nueva publicación de la Fundación Heinrich Böll, elaborada en colaboración con otras organizaciones e investigadores.

El caso de Granjas Carroll en México es un ejemplo paradigmático de muchos de los impactos y modos de operación que caracterizan a esta industria.

La empresa fue comprada parcialmente en 1994, por Smithfield Company, trasnacional estadunidense que era la mayor productora mundial de carne de cerdo y que al llegar a México intensificó y aumentó su producción aún más. Smithfield se trasladó a México huyendo de varias demandas millonarias por la grave contaminación provocada por sus instalaciones en Estados Unidos. Llegó aquí aprovechando la falta de regulación y fiscalización que México ofreció, de facto, como ventaja comparativa en el TLCAN, a las industrias contaminantes de Norteamérica. La contaminación y las protestas de los habitante de pueblos vecinos, afectados por el envenenamiento de sus suelos, aguas subterráneas y aire no tuvieron aquí consecuencias para Smithfield. Los gobiernos de Puebla y Veracruz se encargaron de criminalizar y perseguir a las víctimas que protestaron por la contaminación.

En 2013, la mayor procesadora de carne de China, Shuanghui, compró Smithfield, en una operación típica de la actual tendencia global de esta industria: megaempresas procesadoras de alimentos de Brasil, India y China han ido comprando empresas de producción, faena y procesamiento de carnes, lácteos y huevos en todo el mundo.

Actualmente, JBS SA, de matriz brasileña, es la mayor productora global de carne vacuna y luego de la adquisición en 2013 de Seara Brasil, también la mayor productora global de aves. JBS está entre los 10 procesadores de alimentos más grandes del planeta y es líder en capacidad de faenado. Supera en ingresos anuales a tradicionales gigantes de la industria alimentaria, como Unilever, Cargill y Danone.

JBS tiene capacidad para faenar diariamente 85 mil cabezas de ganado bovino, 70 mil cerdos y 12 millones de aves, que distribuye en 150 países. Le siguen en volumen Tyson Foods y Cargill. Esta última tiene un cuarto del mercado cárnico de Estados Unidos y es la mayor exportadora de carne en Argentina. En cuarto lugar está Brasil Foods (BRF), producto de la fusión de las megaempresas Sadia y Perdigão en 2012. Antes de la compra por parte de Shuanghui, Smithfield ocupaba el séptimo lugar entre los procesadores de alimentos a escala mundial.

México, con condiciones como las que otorgó a Granjas Carroll, ha pasado a estar entre los 10 países con mayor producción de carne vacuna, porcina y avícola a escala global. Empresas trasnacionales dominan la industria, desplazando en las pasadas dos décadas a muchos productores nacionales chicos y medianos.

La industria de la carne no se ha detenido y sigue buscando escalas cada vez mayores. La concentración se da en dos niveles: a través de fusiones y adquisiciones –creando empresas cada vez más grandes– e intensificando la producción: aceleran el crecimiento artificialmente, agrandan los centros de cría, aumentan la cantidad de animales por superficie y el ritmo de procesamiento.

Este tipo de cría confinada se basa exclusivamente en forrajes industriales. Han sustituido los diversos cultivos que se usaban antes, por soya y maíz transgénicos. Actualmente el 98 por ciento de la producción global de estos dos granos transgénicos va para forrajes y unos pocos usos industriales más. México no es la excepción: mientras que la producción nacional de maíz no transgénico es excedentaria para consumo humano y para varias otras actividades, las empresas de todas maneras importan maíz transgénico para forrajes de cría industrial animal, una necesidad creada por ellas mismas, que además de alimentar a esta devastadora industria, coloca en riesgo de contaminación al maíz, en su centro de origen.

Las grandes instalaciones de cría animal industrial eliminan fuentes de ingreso para millones de campesinos y pequeños ganaderos a escala mundial, al tiempo que reducen las opciones de los consumidores. Aumentan las ganancias de trasnacionales, accionistas e inversores, a costa de poner en riesgo la salud, causar sufrimiento animal, eliminar la diversidad de razas, minar la seguridad y soberanía alimentarias, contaminar y abusar del agua, entre otros impactos.

Seguiremos presentando aspectos de esta industria y también las alternativas a este nocivo desarrollo. Por lo pronto, el próximo martes 12 de agosto a las 18 horas, la Fundación H. Böll presentará el Atlas de la Carne, con un debate en el restaurant orgánico Carnívoro, Yucatán 138, colonia Roma, en la ciudad de México.

*Investigadora del Grupo ETC

Descargar el libro El atlas de la carne en PDF (68 páginas)

http://mx.boell.org/sites/default/files/atlasdelacarne2014_web_140717.pdf

fuentes http://www.etcgroup.org/es/content/voracidad-carn%C3%ADvora y http://mx.boell.org/es/atlas-de-la-carne

 


tapa del libro
Por Silvia Ribeiro* -

tapa del libro...
atlas_de_la_carne.jpg, image/jpeg, 420x630

Fuente: http://argentina.indymedia.org/news/2014/09/865840.php

 

 

 

 

 

 

 

       

 

 

  

Ir a Portada
ECOLOGIA
   
N°327--12/09/2014

       

--